Observatorio de Bioética, UCV

Se demuestra que se puede mejorar la atención a los pacientes sin aumentar los costes

 Última hora

Cuidados paliativos / Noticias / BIOÉTICA PRESS

Se demuestra que se puede mejorar la atención a los pacientes sin aumentar los costes
18 junio
12:45 2018

Un proyecto realizado en Colombia ha demostrado que mejorar la atención de los pacientes al final de la vida es posible, incluso reduciendo los costes sanitarios.

 

Mejorar la atención de los enfermos al final de la vida, consiguiendo sensación de bienestar y niveles de satisfacción en pacientes y familiares cercanos al cien por cien no es imposible; hacerlo sin aumentar los costes sanitarios e incluso reduciéndolos, tampoco. Así lo demuestra la experiencia de la Fundación New Health, dentro del proyecto Lucy en Colombia, en el que están involucrados ocho aseguradoras (EPS), que cubren a una población de más de 15 millones, y más de 45 prestadores (IPS), con ámbito de actuación en 9 ciudades. Los resultados de este proyecto van a ser presentados en el XII Congreso de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (Secpal), que se celebra la primera semana de junio, y de él pueden extraerse algunas conclusiones, para España y también en general.

La conclusión más llamativa es que la cuestión clave en la provisión de servicios excelentes de cuidados paliativos no es la financiación, sino la innovación. No se trata de aportar más recursos, sino de cambiar el modelo aportando de otra manera los recursos disponibles. Lo que se propone básicamente es adelantar los cuidados paliativos, conciliándolos con la actuación del especialista, y proporcionando una atención integrada (sanitaria, social y comunitaria) enfocada en el paciente, con una modificación en la base de la relación entre el asegurador y el prestador y una evaluación continua de los resultados. Con esa metodología, Colombia está logrando mejorar la eficacia clínica y la satisfacción de pacientes y familias, y está consiguiendo, además, disminuir los costes.

Gracias a la experiencia de Lucy, en Colombia, por fin disponemos de resultados basados en una experiencia de campo con pacientes reales que aportan conclusiones objetivas. Concretamente, 5.031 personas atendidas entre enero de 2015 y diciembre de 2017, de las cuales, 3.478 fueron pacientes fallecidos dentro de programas de cuidados paliativos. Este estudio de campo demuestra que otra forma de morir es posible, y que proporcionar más servicios y con más frecuencia al final de la vida no quiere decir en absoluto gastar más, sino proporcionar mayor confort al paciente y mayor satisfacción a sus familiares.

Los datos que se van a presentar en el congreso de la Secpal son elocuentes: de una situación inicial del control del dolor del 64,50 por ciento de los pacientes, se ha pasado al 83,28 por ciento; del 77 por ciento de satisfacción en pacientes y familiares, al 95,50 por ciento; y de una efectividad clínica de 36,71 puntos, a 79,4 puntos. La sensación de bienestar, que antes no se medía, se sitúa en los pacientes atendidos dentro de los programas de cuidados paliativos en el 97,6 por ciento. Todo ello, además, se sustenta en un mayor número de actuaciones promedio por persona (casi un 50 por ciento más), que permiten controlar mejor al paciente.

Un beneficio no menor es que las personas pueden elegir dónde quieren morir. La Organización Mundial de la Salud ha fijado el reto de llegar al 50 por ciento de decesos en el propio domicilio, un objetivo del que, desgraciadamente, se está lejos en la mayoría de países (ver AQUÍ).

Related Post

Se demuestra que se puede mejorar la atención a los pacientes sin aumentar los costes
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *

Suscríbete a Nuestras Newsletters





Selecciona lista(s):




Bioética en el cine

Máster Universitario de Bioética

Contacta con Nosotros:

*
*
Suscribete a nuestros Newsletters

Selecciona lista(s):