Observatorio de Bioética, UCV

Una encuesta europea ofrece resultados preocupantes sobre los valores y actitudes de los ciudadanos

 Última hora

Bioética / Informes / BIOÉTICA PRESS

Una encuesta europea ofrece resultados preocupantes sobre los valores y actitudes de los ciudadanos
11 abril
12:58 2020

Los elevados índices de aceptabilidad de cuestiones como la edición genética embrionaria para la simple modificación de sus características, o el elevado número de encuestados que manifiestan que el embrión humano no es más que un aglomerado celular, muestran, además de una ignorancia científica sobre los temas propuestos, una pobre formación en cuestiones bioéticas, dando prioridad a cualquier avance científico antes que limitarlo por razones éticas.

 

Una encuesta realizada en los cinco países más poblados de la Unión Europea sobre una muestra de 1.500 individuos, ofrece, entre otros, resultados sobre los valores y actitudes de los ciudadanos relacionados con diferentes ámbitos, entre ellos, la bioética. El trabajo de campo ha sido realizado por Ipsos entre abril y julio de 2019. El diseño del cuestionario y el análisis de los datos obtenidos se ha llevado a cabo por el Departamento de Estudios Sociales y Opinión Pública de la Fundación BBVA.

De los resultados de esta encuesta pueden deducirse algunos datos de especial relevancia, que se formulan a continuación de modo resumido.

En cuanto al interés por los distintos temas planteados, es el relacionado con la medicina y la salud el que ofrece los mayores índices en los países incluidos en el estudio, a excepción de Francia, donde el tema que más preocupa es el medioambiental. De modo análogo son los médicos el grupo profesional en el que los ciudadanos confían más, por delante de científicos, ingenieros y ecologistas.

Preguntados sobre si la religión debe o no poner límites a los avances científicos, los españoles son los que más se oponen a la imposición de límites, con solo un 11 % de ciudadanos que se expresa en sentido contrario. El país en el que más encuestados afirman que la religión sí debería poner límites a los avances científicos es Alemania, con un 29 %, frente al mencionado 11 % de los españoles.

Preguntados sobre si la ética debe poner límites a los avances científicos, de nuevo son los españoles los que opinan mayoritariamente que no, con un 36 %. Solo en Italia y en menor proporción, también opinan mayoritariamente que la ética no debe limitar los avances científicos. En el resto de los países la opinión mayoritaria es que este límite sí debería establecerse.

En cuanto a los temas concretos que suscitan debate ético, vuelve a ser España el país donde sus ciudadanos manifiestan menos objeciones éticas en temas como la clonación tanto de animales como de humanos de todos los países analizados, así como la modificación genética de plantas y animales para producir medicamentos y alimentos.

También son los españoles los europeos que ponen menos objeciones éticas a los trasplantes de órganos y tejidos animales a humanos.

Preguntados sobre la aceptabilidad moral de la utilización de implantes cerebrales para modificar determinadas conductas, como evitar reacciones impulsivas o violentas, o para incrementar las capacidades mentales de personas normales, son también los españoles los europeos que muestran mayor aceptabilidad ética a estas intervenciones.

Sobre la aceptabilidad moral de la fecundación in vitro, son los ciudadanos ingleses, españoles y franceses, por ese orden, los que muestran mayor aceptación, siendo los italianos y alemanes los que plantean más objeciones éticas.

En cuanto a la naturaleza del embrión humano, son los franceses, ingleses y españoles, también por ese orden, los europeos que consideran en mayor medida que no constituye más que un conjunto de células, por lo que no tendría sentido hablar de su condición moral. En el polo opuesto se sitúan los italianos y alemanes, para los que, mayoritariamente, tendría la misma condición moral que un ser humano.

El país más permisivo de los analizados en cuanto a la aceptabilidad moral de la investigación con embriones humanos de pocos días para la obtención de beneficios médicos vuelve a ser España, seguida de Reino Unido. La mayoría de los alemanes, franceses e italianos mostraría su rechazo moral hacia estas prácticas.

La edición genética de embriones humanos con diferentes fines como evitar la transmisión de enfermedades genéticas, el incremento de las capacidades mentales o la modificación de las características físicas como el color de los ojos o la estatura, ofrece también resultados sorprendentes: de nuevo es España el país más permisivo moralmente, mostrando mayores índices de aceptabilidad para los tres supuestos.

Conclusión

Los resultados del estudio resultan, cuando menos, preocupantes. Los elevados índices de aceptabilidad de cuestiones como la edición genética embrionaria para la simple modificación de sus características, o el elevado número de encuestados que manifiestan que el embrión humano no es más que un aglomerado celular, muestran, además de una ignorancia científica sobre los temas propuestos, una pobre formación en cuestiones bioéticas, dando prioridad a cualquier avance científico antes que limitarlo por razones éticas.

Debe mencionarse que la bioética que, entre otras cosas, plantea límites a la experimentación biomédica, lo hace con el fin de evitar que determinados avances científicos supongan en realidad riesgos inasumibles que representen atentados contra el respeto a la dignidad humana, es decir, que lo que se plantea como un avance pueda constituir en realidad un retroceso, por vulnerar nuestra naturaleza y derechos.

Causa especial preocupación el constatar que son los españoles los ciudadanos que más permisividad ética manifiestan para cuestiones dilemáticas, algunas incluso prohibidas en todo el mundo, como la edición genética de embriones humanos con fines de mejoramiento.

Reconsiderar la necesidad de una formación bioética, que se plantee de forma trasversal en la educación de los ciudadanos, y más  de los españoles, se hace más urgente tras este estudio. El respeto a la vida y la dignidad humana así lo exigen.

 

Julio Tudela

Observatorio de Bioética

Universidad Católica de Valencia

Una encuesta europea ofrece resultados preocupantes sobre los valores y actitudes de los ciudadanos
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *