El retraso de la edad de la maternidad es un fenómeno global. En España, la edad media para ser madre alcanzó en 2014 el récord de 31,8 años. Un tercio de los embarazos corresponde a mujeres de 35 años o más y el número de gestaciones en mayores de 40 años se ha triplicado desde el año 2000. En el Reino Unido, una de cada 25 personas nace de una madre de 40 años o más; en 1982 eran una de cada cien (Diario Médico 21-27-IX-2015).