Observatorio de Bioética, UCV

Trasplante de útero entre vivos. Reflexión clínica y ética

Bioética / Informes / Trasplante de órganos / BIOÉTICA PRESS / Reproducción humana. Su regulación

Trasplante de útero entre vivos. Reflexión clínica y ética
21 julio
09:13 2014

Habrá que reflexionar sobre los posibles problemas éticos, tanto en relación con la mujer donante, como con la receptora y el niño, en caso de que este llegue a nacer, cosa que hasta ahora no ha ocurrido.

Se han publicado los resultados  clínicos de trasplantes de útero entre vivos. Se incluyen 9 trasplantes. La mayoría de las donantes son madres de las receptoras del trasplante.

Se evalúan  los resultados a los seis meses del trasplante. Además se constata  que la duración de las intervenciones ha sido de 10 a 13 horas para la extracción del útero y de 4 a 6 horas para su implante. Sin haberse detectado efectos secundarios negativos inmediatos en ningún caso.

Después de los 6 meses, 7 úteros han permanecido  viables con menstruaciones regulares. Sin embargo, se han detectado débiles síntomas  de rechazo en 4 casos. Los dos caso en los que  el trasplante ha fallado se ha debido a trombosis bilaterales de la arteria uterina y a infecciones intrauterinas persistentes (Fertli Sterility 2014; 101: 1228-1236).

Como se comprueba unos resultados con claros/oscuros que merecen no solamente un comentario clínico sino también ético. Para ello,  vamos a seguir los que realizan Farrell y Falcohe de la “Cleveland Clinic”,  de Cleveland  (Fertil Sterility 2014; 101:1244-1245).

Estos autores comentan que, como en cualquier otro tipo de trasplante, la decisión de llevarlo a cabo debe realizarse después de considerar riesgos y beneficios, sin embargo,  en el caso del trasplante de útero es necesario tener en cuenta otros aspectos.

Así, siguen manifestando que no basta con evaluar técnicamente el acto quirúrgico en si mismo, pues otros muchos temas de debate se pueden plantear al realizar este tipo de trasplantes. Dicho análisis debe incluir no solamente los riesgos y beneficios para donante y receptora, sino también para el posible niño nacido.

En relación con la donante pueden existir  complicaciones derivadas de infecciones o hemorragias en la zona quirúrgica, que incluso requieran una intervención quirúrgica reparadora. Otra objetiva dificultad es que la donante pierde la posibilidad de quedarse nuevamente embarazada,  a no ser que utilice técnicas de reproducción asistida.

Con respecto a la receptora del útero hay que informarla sobre los riesgos de la intervención quirúrgica, y sobre todo de que tras el trasplante deberá someterse a terapia inmunosupresora, e incluso  que si esta no se muestra efectiva se puede producir el rechazo del órgano trasplantado. También habrá que tener en consideración que no se conocen bien los riesgos que pueden existir para la receptora en caso de que el embarazo progrese y para el desarrollo del futuro niño, aunque, como ya se ha comentado anteriormente, existen riesgos objetivos bien documentados en este primer ensayo clínico, a los que habría que añadir los posibles problemas inherentes al parto, cosa por el momento desconocida.

Otro aspecto importante a tener en consideración, y del que la receptora debe ser informada, es que tras el hipotético nacimiento del niño, el útero trasplantado debe ser extraído, para evitar que la mujer siga con el tratamiento inmunosupresor, que como es sabido comporta riesgos evidentes. Es obvio que este último acto quirúrgico, tiene por sí mismo riesgos adicionales. Por ello, según comentan los autores de este artículo “cualquier plan para extraer el útero trasplantado bebe ser sujeto a un cuidadoso análisis ético”.

También en relación con la donante habrá que tener en consideración al realizar una valoración ética del caso, que la intervención quirúrgica para le extracción del útero, puede durar entre 10 y 13 horas con los riesgos que ello implica, que la disección de las venas pélvicas es técnicamente dificultosa, lo que añade objetivos riesgos al acto quirúrgico en cuestión, lo que seguramente puede condicionar  que la donación pueda sufrir problemas objetivos en  sus uréteres.

Pero además,  según Farrell y Falcones, hay otros aspectos éticos a considerar no relacionados con el ensayo clínico aquí mencionado, como es el alto precio de la intervención y que el postoperatorio de la donante también puede tener un alto coste económico, lo que deberá ser tenido en cuenta en el futuro.

Finalmente, los autores comentan que el trasplante de útero sigue estando en fase experimental, lo que debe ser  informado, tanto a donante como a receptora, explicándoles las incertidumbres que tiene  este tipo de intervención quirúrgica.

Concluyendo el trasplante de útero entre vivos puede ser una técnica medicamente prometedora, pero habrá que reflexionar sobre los posibles problemas éticos que pueden acompañarla,  tanto en relación con la mujer donante, como con la receptora y el niño”, en caso de que este llegue a nacer, cosa que hasta ahora no ha ocurrido.

 

justo-aznar-Definitiva-e1453716059212

Justo Aznar

Observatorio de Bioética

Related Post

Trasplante de útero entre vivos. Reflexión clínica y ética
Relevancia

SINOPSIS: el trasplante de útero entre vivos puede ser una técnica Medicamente prometedora, pero habrá que reflexionar sobre los posibles problemas éticos que pueden acompañarla, tanto en relación con la mujer donante, como con la receptora y el niño”, en caso de que este llegue a nacer, cosa que hasta ahora no ha ocurrido.

Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *

Suscribete a nuestros Newsletters

Selecciona lista(s):