El aborto continúa siendo ilegal en Bolivia, según una sentencia del Tribunal Constitucional Plurinacional. La sentencia del Tribunal Constitucional consagra el respeto a la vida desde la concepción, haciéndose eco de los principios de la cultura de vida de los pueblos indígenas -que están incorporados en la Constitución desde su aprobación en 2009- como resultado de una estrecha relación entre el ser humano y la Madre Tierra. También justifica el fallo en el contenido de las Convenciones internacionales, reconocidas por el Estado boliviano, que garantizan el derecho a la vida desde la concepción (El Pais, 23-II-2014).