¿Podría haber vida más allá de un encefalograma plano? Se considera que hay muerte cerebral cuando una persona deja de respirar de forma permanente, el corazón deja de latir y cesan todas las funciones del cerebro. Esas funciones se determinan, entre otras pruebas, con un electroencefalograma. Si la prueba muestra una línea plana indicaría que no hay ni actividad cerebral ni posibilidad de vida. Pero un equipo de investigadores de la Universidad de Montreal, en Canadá, ha logrado identificar actividad cerebral más allá de esa línea «plana». El hallazgo, que se publica en la revista «PLOS ONE», muestra una nueva frontera que podría cuestionar los criterios actuales para diagnosticar la muerte cerebral y la situación de las personas en coma profundo. A esa nueva forma de actividad cerebral el grupo de la Universidad canadiense lo ha llamado «Nu-complejos» por la letra griega Nu, que en física y en otros campos, representa la frecuencia de una onda (abc.es, 19-IX-2013).