Observatorio de Bioética, UCV

Pandemia del sida y su prevención y tratamiento, una reflexión

Informes / BIOÉTICA PRESS / Sida. VIH. Infecciones por otros virus

Pandemia del sida y su prevención y tratamiento, una reflexión
18 noviembre
15:43 2012

Con motivo de la celebración del día del sida el pasado 1 de diciembre parece de interés llevar a cabo una reflexión sobre la pandemia del sida y su prevención para ello creemos que puede ser útil comentar una serie de artículos publicados en el número del 11 de agosto de 2011 en la prestigiosa revista The New England Journal of Medicine (volumen 365, nº6, 2011), de los que entresacamos algunos de los aspectos que nos parecen más interesantes.

Uno está infectado por el VIH y el otro no

Un primer aspecto que suscita debate es determinar en qué medida en una pareja serodiscordante, es decir, en la que uno está infectado por el VIH y el otro no, existe posibilidad de contagio y en qué medida esa disponibilidad puede ser reducida. Para ello se recogen datos de nueve países que incluyen a 1763 parejas; 54% de los sujetos proceden de África, siendo el 50% de los miembros de las parejas infectadas hombres. Se dividieron los individuos infectados en dos grupos, uno al que se le aplicó la terapia antirretroviral inmediatamente de saber que uno de los miembros estaba infectado. El 21 de julio de 2011 se habían detectado 39 contagios (1,2 por % personas/año). De ellos, se pudo constatar que 28 estaban ligados al miembro infectado. De esos 28 contagios solamente 1 ocurrió en el grupo que fue tratado con antirretrovirales tempranamente, lo que claramente indica que iniciar lo antes posible el tratamiento del miembro infectado reduce la posibilidad de que contagie al miembro sano (N Engl J Med 365; 493-505, 2011).

Transmisión de madre a hijo

Otro importante problema es la transmisión vertical, es decir de madre a hijo, fundamentalmente en el momento del parto, aunque quince años después de la introducción de la zidovudina para la prevención de este tipo de transmisión materno-fetal, la infección HIV perinatal ha sido prácticamente eliminada en los países desarrollados; pero en los países en desarrollo, especialmente en el África subsahariana y en Asia, la prevención de la transmisión vertical sigue siendo muy deficiente, lo que propicia que cada día más de 1000 niños se infecten por el VIH y 700 mueran de complicaciones clínicas relacionadas con el sida, lo que hace urgente implantar el tratamiento de los niños recién nacidos lo antes posible, como se ha llevado a cabo en Sudáfrica, en donde se ha reducido la mortalidad de estos niños en un 76%. Pero además de la transmisión vertical, afortunadamente en vías de extinción en países desarrollados, no hay que olvidar a los millones de niños infectados por el VIH o que ya han desarrollado el sida e incluso a los que serán infectados en los próximos años, que urgentemente necesitan un adecuado tratamiento (N Engl J Med 365; 581-583, 2011).

Prevenir la infección por VIH

Por el otro lado, y en lo que se refiere a la prevención de la infección, el desarrollo de una eficaz vacuna parece un claro objetivo a conseguir, sin embargo los métodos para producir vacunas útiles, que para otras enfermedades lo son, no lo son para prevenir la infección por VIH. Sin entrar en aspectos técnicos sobre el modo de actuar de las vacunas o de por qué no funcionan, en estos últimos años se ha sabido que aunque el cuerpo humano es capaz de producir potentes anticuerpos, en el caso del VIH no lo hace tan rápida y eficazmente. Sin embargo, los expertos son optimistas con respecto a que utilizando los actuales y potentes medios de investigación se podrán desarrollar vacunas contra el VIH suficientemente efectivas como  para poder prevenir la infección por este virus (N Engl J Med 365; 873-875, 2011).

Cuatro conclusiones finales

Durante los últimos años los expertos sobre el sida y la infección VIH han llegado a algunas conclusiones que creen podrán ser útiles para combatir esa terrible pandemia. De ellas, cuatro parecen ser las más importantes:

a) la investigación sobre la prevención y tratamiento y la lucha contra el sida debe ser global;

b) la prevención debe ir inseparablemente unida a que el diagnóstico y tratamiento de la infección se haga lo antes posible;

c) ello significa que debe haber una utilización de los recursos y de los sistemas nacionales e internacionales de salud efectivos y

d) en la prevención, además de los recursos terapéuticos, hay que incorporar medidas educacionales, especialmente en lo que hace referencia a las conductas sexuales.

Sin este conjunto de acción la expansión del VIH difícilmente será controlable, especialmente en los países en vías de desarrollo (N Engl J Med 365; 876-878, 2011).

 

foto Justo Aznar

Justo Aznar.

Director del Instituto de Ciencias de la Vida de la UCV

Miembro de la Pontificia Academia para la Vida

 

Pandemia del sida y su prevención y tratamiento, una reflexión
Relevancia

SINOPSIS: Un primer aspecto que suscita debate es determinar en qué medida en una pareja en la que uno está infectado por el VIH y el otro no, existe posibilidad de contagio y en qué medida esa disponibilidad puede ser reducida.

Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *

Suscribete a nuestros Newsletters

Selecciona lista(s):