Observatorio de Bioética, UCV

Aborto

19.1.1 Aspectos generales. Historia. Cultura de la vida.
19.1.2 Estadísticas
19.1.3 Situación en distintos países, regiones y grupos sociales. Niños que sobreviven al aborto. Niños anencéfalos. Disminución de niños deficientes a causa del aborto. Acciones médicas sobre los niños nacidos prematuramente. Abortos de niños viables. 
19.1.4 Regulación legal del aborto. Consentimiento informado.Objeción de concienca 
19.1.5 Aspectos médicos del aborto. Efectos secundarios médicos y sociales. Tipos de abortos. Abortos espontáneos. 
19.1.6 Razones a favor y en contra del aborto. Eufemismos terminológicos. Medidas para prevenirlo. 
19.1.7 Aspectos económicos. Comercialización del aborto. Utilización para la experimentación. Centros abortistas. Tratamiento de los restos fetales. Mala praxis en el aborto. 
19.1.8 Valoración ética y moral. Objeción de conciencia. Debate moral. 
19.1.9 Doctrina católica y de otras confesiones sobre el aborto y el derecho a la vida. Declaraciones personales o institucionales. Doctrina sobre los niños muertos sin bautizar. 
19.1.10 Declaraciones y actitudes de personas o entidades sobre el aborto. Asociaciones. 
19.1.11 Anécdotas sobre abortos. Madres que ponen en riesgo su vida.

 

19.1.1 Aspectos generales. Historia. Cultura de la vida.

Cementerio específico para restos humanos de abortos.

El Jardín de los Ángeles, así se llama el nuevo espacio que el Ayunta­miento de Roma ha crea­do en el cementerio Laurentino. Un área de 600 metros cuadrados que está dedicada a acoger las tumbas de los niños que nunca nacieron a causa de la interrupción del embarazo. El proyecto está pro­movido por la consejería de Políticas Sociales del Ayuntamiento de Roma y por la empresa Ama, que se dedica a la recogida de residuos en los hospita­les. La iniciativa tiene como finalidad ofrecer una sepultura a los fetos de abortos espontáneos o terapéuticos que no nacieron y que de otra manera serían considera­dos desperdicios para arrojar en los vertederos de los hospitales (La Gaceta, 16-I-2012).

Siguen aumentando los abortos en España.

El efecto rebote de la ley del aborto. El aumento del número de abor­tos en 2010, la segunda cifra más alta de la década tras los 115.812 de 2008, es decepcionante para todos, sin duda, pero debería ser­lo algo más para los que confiaban en que descenderían tras libe­ralizarse la pildora del día siguiente. Error táctico: cuantos más medios haya para prevenir embarazos o para acabar con ellos, más se relajará la conducta sexual y habrá más probabilidad de emba­razos no deseados. El fenómeno sería paralelo a la disponibilidad de armas: hay más tentaciones de usarlas y de que haya víctimas.

Otro dato llamativo de las estadís­ticas presentadas por el Ministe­rio de Sanidad es el récord alcan­zado en 2010 de centros donde se practican abortos: 147, seis más que el año anterior. La nueva ley parece haber animado el negocio, y curiosamente, lejos de haber desplazado algunos abortos a la red pública como se pretendía, los centros privados se encargaron el año pasado del 98,16 por ciento de los abortos, la cifra más alta de la década. Años de campañas, condones y píldoras no parecen fre­nar este drama social de raíces nihilistas y efectos perturbadores (José Ramón Zárate, DM, 19-XII-2011).

Se aborta el feto sano de un embarazo gemelar en el que el otro feto padecía una cardiopatía

El Defensor del Paciente ha presentado una reclamación contra la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía por un error cometido en unaclínica abortiva concertada y por el que, según la denuncia, murió el feto sano de un embarazo de gemelos en el que el otro padecía una anomalía cardiaca. Según un comunicado de El Defensor del Paciente hecho público, el error médico en el aborto sucedió el 22 de diciembre del 2011, cuando una mujer gaditana yembarazada de gemelos de 20 semanas acudió a una clínica abortiva de Sevilla concertada con el SAS para estas intervenciones.        La mujer acudió allí después de que el ginecólogo que atendía su embarazo, que logró por fecundación in vitro al octavo intento, le informara de que uno de sus gemelos padecía una«cardiopatía fetal grave», denominada «truncus arterioso», que hacía «inviable» la supervivencia del feto. El Comité de Interrupción Voluntaria del Embarazo del Hospital Puerta del Mar de Cádiz, donde era atendida la mujer, autorizó terminar con la vida de este feto en una clínica concertada con el SAS de Sevilla, a la que la mujer se dirigió con su marido. Una vez allí, según El Defensor del Paciente, la pareja entregó toda la documentación del hospital Puerta del Mar al ginecólogo que les atendió, que les preguntó si el feto con la cardiopatía «era el de la izquierda o el de la derecha».      Tras hacer una ecografía, el médico les dijo que «lo veía muy claro» y que «yasabía cuál erael gemelo que estaba enfermo», tras lo cual le inyecto una sustancia letal que termino con su vida.

A la vuelta a casa, la mujer fue al Hospital de Cádiz, donde al hacerle una ecografía «se percataron que habían pinchado al feto sano y que el feto con el problema del corazón seguía vivo en el interior del útero materno». La mujer tuvo entonces que solicitar una nueva autorización al Comité Clínico de Interrupción Legal de la Gestación del hospital paramatar abortar también al feto inviable, que se llevó a cabo en una clínica distinta.       Así, tras este segundo aborto, la gestante tenía «dos fetos muertos en su interior», que tuvieron que ser extraídos en Cádiz, donde se les ha practicado una autopsia cuyo resultado está pendiente, según El Defensor del Paciente (ABC, 6-III-2012).

Aborto post-parto.

Un reciente artículo, publicado en la revista Journal of Medical Ethics 1 del grupo British Medical Journal por dos filósofos italianos actualmente residentes en Australia y no muy conocidos en el ámbito internacional, ha suscitado una amplia polémica que ha trascendido a los medios de comunicación social.

El fondo de la cuestión se centra en que según Giubilini y Minerva, sus autores, es posible eliminar a un niño después del nacimiento, si se piensa que tal acción puede ser útil para el propio niño, sus padres o la sociedad, porque ello es moralmente irrelevante, a equiparar los derechos de ese niño a un feto que pueda eliminarse por el aborto. En efecto, los autores manifiestan: a) tanto el feto como el recién nacido no poseen el estatus moral de persona en acto, b) el hecho de que ambos sean potencialmente personas es irrelevante moralmente y c) la adopción no siempre es la mejor solución para ese niño que se desea eliminar. Consecuentemente Giubilini y minerva sostienen que “lo que ellos denominan «aborto después del nacimiento» (matar a un niño nacido) deberá ser permitido en todos los casos en los que el aborto también lo hubiera sido, incluyendo aquellos en los que el recién nacido no padece ningún tipo de discapacidad” es decir, “que se puede terminar con la vida de un recién nacido sano sin responsabilidad moral alguna si en las mismas circunstancias ese niño pudiera haber sido abortado antes de nacer”.

Tal declaración no es de extrañar que haya suscitado la polémica que comentamos.

Profundizando en el hecho, creo que en primer lugar hay que decir que, esta postura no es novedosa, pues es la que desde 1979 defiende Peter Singer, profesor de la Universidad de Princeton, quien entonces ya manifestó 2 que “la vida de un recién nacido tiene menos valor que la vida de un cerdo, un perro o un chimpancé”, y que en 1993 3 se escandalizó a muchos norteamericanos cuando afirmó que “un recién nacido no podía ser considerado persona hasta 30 días después del nacimiento” y que “los niños discapacitados podían ser eliminados en el momento de nacer”, pues según él y otros seguidores suyos, el derecho a la vida solamente puede atribuirse a quienes tengan ciertas capacidades relevantes, especialmente autoconciencia y capacidad de razonar. Únicamente e a los seres vivos poseedores de estas dos condiciones se les podrá atribuir la condición de persona, y dado que solamente las personas son titulares del derecho a la vida, todos aquellos que no puedan ser incluidos en esta categoría antropológica podrían ser eliminados sin responsabilidad moral alguna. De acuerdo con ello, los embriones y los fetos quedan excluidos de la categoría de personas, pero también los niños en su primer año de vida, e igualmente todos los individuos humanos que sufren una grave invalidez o pierdan su capacidad de raciocinio. Es decir y resumiendo, un embrión, un feto o un recién nacido por no poseer autoconciencia y racionalidad no tienen derecho a la vida y consecuentemente pueden ser eliminados impunemente.

Pero lo esencial del pensamiento de Giubilini y Minerva, es, a nuestro juicio, que dan un paso más adelante en los motivos que pueden justificar la posibilidad de terminar con la vida de niños recién nacidos, pues, según ellos, no son solamente razones relacionadas con el propio niño, sino también “motivos sociales, psicológicos y económicos, pueden ser para los padres una razón suficiente para abortar, aun cuando el feto sea sano”. Esta actitud la fundamentan en que ni el feto ni el niño recién nacido tienen valor moral alguno, ya que son personas potenciales, las mismas razones que, a su juicio, pueden justificar un aborto justificarían también poder matar a una persona potencial en estado evolutivo de recién nacido”. Además añaden, que ciertamente es mejor el aborto que el infanticidio, por lo que en caso de existir razones adecuadas habría que recurrir primero al aborto y que el infanticidio sería solamente una solución complementaria cuando no se hubiera acudido al aborto, o cuando las razones para abortar se descubrieran después del nacimiento. Todo ello basándose en que el estatuto moral del feto y el recién nacido son equivalentes y que tanto el feto como el recién nacido no tienen la condición ontológica de personas, sino de personas potenciales.

Indudablemente no podemos realizar aquí una reflexión mínimamente profunda sobre esta última afirmación, pero sí podemos afirmar que desde la fecundación, por razones biológicas incontestables, el embrión es un ser vivo de la especie humana, que progresa de forma continua, que autorregula su desarrollo que evolucionará hacia los distintos estadios de su vida y hasta la muerte natural si dicho proceso no es violentamente interrumpido4.Siguiendo a Robert Speaman5 se puede afirmar que “de acuerdo con una concepción filosófica bien fundamentada, desde un punto de vista tradicional es persona todo ser de una especie cuyos miembros poseen la capacidad de alcanzar la autoconciencia y la racionalidad.“La reducción de la persona a determinadas situaciones en las que en acto posea autoconciencia y racionalidad deshacen, en fin, la noción general de persona, pues no habría personas en sentido absoluto, sino lo que se podría denominar «situación personal»” 6 de los seres vivos. Según Speaman, este punto de vista resulta contradictorio en sí mismo, “en cuanto que los estados de la conciencia personal no pueden describirse en modo alguno sin recurrir a algo así como una identidad del hombre y la persona”7.

En relación con lo anteriormente expuesto, Giubilini y Minerva opinan que los seres humanos en estadio embrionario, fetal y de recién nacido, somos solamente eso, seres humanos y no personas humanas, por lo que al carecer dichos individuos de las condiciones inherentemente unidas de una persona humana carecen de la dignidad a ella atribuible, lo que permite eliminarlos sin ninguna responsabilidad moral. Algo difícil de admitir desde cualquier punto de vista ético que se considere. Al reflexionar sobre el carácter personal del ser humano pensamos que, en ocasiones se plantean debates filosóficos y éticos que a nuestro juicio, presumiblemente se podrían resolver siguiendo los más elementales criterios del sentido común. Esto es lo que nos parece ocurre en este caso. Debatir sobre si es persona humana un recién nacido y si en consecuencia tiene el inalienable derecho a que su vida sea respetada, es como preguntarle a esas madres que nada más nacer abrazan a su hijo contra su pecho, si lo que están abrazando es una persona humana, un hijo suyo, y si ese nuevo ser tiene o no derecho a que su vida sea respetada en cualquier circunstancia. Parece que esto es lo que en filosofía se denomina “primer principio”, algo que parece ser admitido como verdadero y no requiere una ulterior justificación.

La Comisión Europea paga abortos con fondos públicos

La ONG Observatorio Europeo de la Dignidad (OED) ha publicado recientemente un informe en el que acusa a la Comisión Europea de pagar con fondos comunitarios miles de abortos en siete países en vías de desarrollo. Sólo para los casos de Bangladesh, Camboya y Pakis­tán, la cifra de terminacio­nes de embarazo financia­das a las ONG abortistas superaría los 22.700.

Para el caso de Camboya, el OED se refiere al “proyecto 119302”, con el que el entre 2007 y 2009 se pagaron 6.807 abortos a cargo de Marie Stopes International (MSI) (La Gaceta, 28-III-2012).

Menores de edad que abortan en España sin el consentimiento de sus padres.

De las 36.718 mujeres que acudieron en 2010 a clínicas abortistas españolas, 151 eran menores de edad que habían abortado sin el conocimiento de sus padres (ABC, 28-I-2012).

Aborto de derechas.

Decía Balmes que los partidos «de instinto moderado y sistema conservador» se convertían a la postre en conservadores «de los intereses creados de una revolución consumada y reconocida»; y que, a la postre, resultaban más útiles a la Revolución que los propios partidos revolucionarios.

Así ocurre en la cuestión del aborto, donde vemos cómo el partido conservador se convierte, mientras gobierna, en conservador de los «avances» del partido socialista, para que luego el partido socialista pueda seguir «avanzando» tan ricamente, en la seguridad de que el partido conservador conservará las cosas en el exacto punto en el que él las dejó. Ocurrió durante los dos mandatos de Aznar, en los que se «conservó» fielmente la legislación despenalizadora del aborto impulsada por González, para que luego Zapatero pudiera seguir «avanzando»; y vuelve a ocurrir ahora, pese a todos los jeribeques y pamemas que el nuevo gobierno conservador ha probado ante la galería. Año y medio después de que accediera al poder con mayoría absoluta, la legislación sobre el aborto sigue siendo la que Zapatero dejó.

De este modo, tal como señalaba Balmes, los partidos conservadores vuelven a mostrarse a la Revolución más útiles que los propios partidos revolucionarios. Las legislaciones abortistas siempre las impulsa el partido socialista; pero, ¿quién ha permitido que la mentalidad abortista arraigue y se consolide cada vez más entre la sociedad española? Sin duda, el partido conservador, dejando que tales legislaciones se asienten. Y aun me atrevería a señalar un aspecto más trágico: mientras gobiernan los socialistas, sus legislaciones abortistas se tropiezan con una resistencia contumaz por parte de sectores de la sociedad española que son naturalmente antiabortistas; pero que, cuando gobiernan los conservadores, se relajan en su celo y abandonan las posiciones de resistencia que habían mantenido antes. De esta actitud dimisionaria ha tomado buena nota el partido conservador, que así puede actuar de modo perfectamente hipócrita: combatiendo, mientras se halla en la oposición, leyes que ni siquiera se planteó derogar mientas gobernó, a sabiendas de que cuando vuelva a gobernar tampoco las derogará; pero sirviéndose, entretanto, de la gente bienintencionada que piensa –o quiere pensar: wishful-thinking– que las derogará.

La ofuscación ideológica interviene luego; y el defensor de la vida puede, incluso, llegar a la conclusión racionalmente absurda de que, en la cuestión del aborto, el partido conservador representa «el mal menor»; y que, por lo tanto, entre el «aborto de izquierdas» y el «aborto de derechas» debe optarse por el segundo. Pero el principio de que es lícito elegir un mal menor vale en determinados casos; no así en caso de error moral, donde no es posible elegir el «menor error». El error mezclado con medias verdades, o con morigeraciones hipócritas, es infinitamente más perverso que el error craso, pues el segundo provoca en la conciencia un repudio inmediato, mientras que el primero la ayuda a «contemporizar». Dos y dos son cuatro, no cinco ni veintisiete; si quien sabe que son cuatro se pone de parte de quienes afirman que son cinco, por no dar la razón a quienes afirman que son veintisiete, hace mucho más daño, pues el «error menor» puede llegar a ser asimilado mucho más fácilmente por las conciencias que el error craso; y la aceptación del «error menor» es condición indispensable para que, a la larga, el error craso se imponga y triunfe. Por eso el «aborto de derechas» es más útil al abortismo que el propio «aborto de izquierdas». La caracterización balmesiana vuelve a demostrarse infalible (Juan Manuel de Prada. ABC, 8 de abril de 2013)

Entrevista al Dr. Justo Aznar “Defendemos la vida…”

Justo Aznar hace una puesta a punto de la defensa de la vida humana, fundamentada en razones biológicas que ofrecen bases sólidas y suficientes para una visión antropológica del individuo de la especie humana, diferente a sus progenitores, que comienza su existencia en el momento de la fecundación y mantendrá sus características propias hasta su muerte. 

1.       Doctor Justo Aznar: Ud. afirma que cada año se cometen en el mundo 40 millones de abortos, pero el problema, ¿es sólo de leyes?

Creo que el problema no depende solo es de leyes que regulen el aborto, sino de profundizar en las motivaciones del mismo, para ir tratando  de difundir en la sociedad un pensamiento favorable a la vida humana que expulse al aborto de la misma.

2.       Si la solución no está sólo con la prohibición o el encarcelamiento, entonces, según Pro-Vida ¿cómo hay que legislar un tema como el del aborto?

En primer lugar comentar, que cuando usted se refiere al “encarcelamiento”, creo que está pensando en las mujeres que han abortado. Como presidente de la Federación Española de la Asociación Provida, que lo fui durante casi 20 años, y mi amplia experiencia en este terreno, puedo asegurarle que nunca se ha encarcelado a una mujer por haber abortado. Nosotros, los Provida, siempre hemos dirigido nuestras acciones hacia las clínicas abortistas o hacia los médicos que en ellas practican abortos, pero nunca en contra de las mujeres. Estimamos que el aborto es suficientemente traumático para cualquier mujer como  para además nosotros incidir en su dolor. Creo que nuestro objetivo es eliminar las razones que le induzcan a practicarlo, pero nunca a actuar en su contra.

3.       En el tema del aborto algunos han sido acusados de ultraprogresistas, otros de ultraconservadores. Usted fue presidente de Pro Vida España desde su fundación hasta junio de 1998. ¿Es real que la mayor parte de Pro Vida son de sensibilidad política de derechas?

Es obvio que dentro del pensamiento político es la derecha la que defiende con mayor énfasis la defensa de la vida y consecuentemente es más contraria al aborto. Pero ciertamente no alcanzo a comprender por qué el problema del aborto tiene que ser considerado de manera diferente desde la derecha o izquierda políticas, pues estimo que es un tema sociológico, con una comprobada fundamentación biológica, que puede ser aceptado o rechazado de forma similar por la derecha o por la izquierda, pues de lo que se trata es de eliminar la vida de un ser humano y estimo que esto no es un problema político sino biológico, antropológico, filosófico o incluso teológico. De todas formas, lo que sí que es cierto es que en la mayoría de las sociedades desarrolladas los partidos de izquierdas defienden el aborto e incluso hacen de él una bandera política.

4.       Ante las causas sociales que provocan la mayoría de los abortos, ¿qué voz levantan estas personas?

Ciertamente las razones que motivan que la mujer aborte son muy variadas, y no pueden ser abordadas en esta breve entrevista. Sin embargo, creo que las acciones contrarias al aborto deben ir dirigidas  a ayudar a  las mujeres que se ven implicadas en el mismo. En este sentido sí que es cierto que lo que se podría denominar derecha política está más implicada en ayudar a las mujeres que puedan pensar en abortar a través de todas las ayudas materiales y psicológicas que se les proporcionan desde los centros Provida.

5.       El aborto es un drama que se presenta cuando las mujeres se quedan sin otra alternativa, y Ud. es partidario de “potenciar la ayuda material y espiritual a la mujer embarazada”. ¿Se hace demasiado poco en términos promocionales de justicia social?

Nos parece que gran parte de la “ayuda” que se ofrecen a las mujeres en los Centros de Promoción Social van dirigidas a facilitar el aborto. Por el contrario, lo que habría que implementar en esos centros es la información que se da a las mujeres sobre la realizad del aborto, sobre sus consecuencias y especialmente sobre lo que significa terminar con la vida de un hijo suyo no nacido. Creo que si así se hiciera estaríamos promocionando un “principio de justicia social” que debería ayudar a resolver el problema de la mujer que quiere abortar, sin hacerlo terminando con la vida de su hijo. Haya que tratar de ayudar tanto a la mujer como a su hijo no nacido.

6.       El Gobierno socialista no se caracterizó por defender la vida; el episcopado considera que algún avance en el actual del PP… Pero, ¿estamos de acuerdo en que jamás se puede violentar la conciencia del otro con el argumento de que priman las creencias del grupo más numeroso o el más poderoso?

Los que defendemos la vida no imponemos sino proponemos, y naturalmente lo mismo hace el Episcopado español. Estamos de acuerdo en que jamás se puede intentar dirigir las conciencias de nadie; pero si dar la información necesaria para que la conciencia de las personas esté rectamente formada y así puedan tomar las decisiones con razonada libertad.

7.       Vivimos una crisis de valores, y la propaganda abortista vende el aborto como algo positivo. Pero, ¿no es cierto también que por otra parte, determinados políticos quieren aparecer como muy católicos para recoger votos a costa del aborto?

El que determinados políticos que se denominan católicos se muestren como defensores del aborto, en algunos casos con la intención de conseguir más votos, nos parece una actitud muy alejada de los principios éticos que deben regir el quehacer político, que siempre debe ir dirigido al bien de los ciudadanos y nunca a promocionar sus intereses.

El bien común está muy por encima del bien particular de cada político y actuar en contra de ello es viciar el ejercicio de su quehacer profesional.

8.       La sociedad civil tiene derecho a debatir todos sus puntos de vista y a los católicos también nos asiste el derecho de intervenir: “la defensa de la vida no es una cuestión conservadora, y la justicia social no es una cuestión de progresismo”. ¿Considera deseable que el debate sobre el tema del aborto no sea con argumentaciones religiosas?

Estimo que para defender el aborto no hay que recurrir a argumentos religiosos, aunque indudablemente estos apoyan la defensa de la vida, pues la realidad biológica de que el no nacido es un ser vivo de nuestra especie, va mucho más allá de una valoración exclusivamente religiosa, por lo que la defensa de la vida humana puede ser asumida por cualquier persona, tenga o no convicciones religiosas.

9.       Ante determinadas movilizaciones, a favor o en contra, ¿no se estarán cargando las tintas donde no hay que cargarlas?

En efecto, creo que  los que defendemos la vida debemos promover movilizaciones sociales que únicamente se fundamenten en la razón, en la equidad, en la justicia y en el bien común, por lo que apoyar nuestros movimientos con argumentos fuera de los anteriormente comentados nos parece muy desaconsejable y por supuesto que los Provida no solemos recurrir a ellos.

IGLESIA

10.   Dice el Papa Francisco: “Muchos piensan que se puedan producir cambios y reformas en poco tiempo. Yo creo que siempre hace falta tiempo para poner las bases de un verdadero cambio […] no me fío de las decisiones improvisadas”. ¿Tal vez sea así con el aborto, si enfocamos bien?

Estimo que lo que dice el Papa Francisco, como no puede ser de otra forma, está muy bien meditado por él y sobre todo guiado por el Espíritu Santo que le acompaña, por lo que las posibles reformas que se puedan promover atendiendo a lo manifestado por el Santo Padre se irán implementando paulatinamente, a medida que ello pueda ser posible. Lo que sí creo es que en relación con el aborto el Papa Francisco se ha declarado públicamente en contra de esta “horrenda” acción. Es decir, si lo que les preocupa a algunos es si el Papa Francisco será continuador de la política de defensa de la vida humana de sus predecesores, Juan Pablo II y Benedicto XVI, nos parece que esto está ampliamente garantizado y que los defensores de la vida podemos ir con seguridad de la mano del Santo Padre en esta materia, con la certeza que arribaremos a puerto seguro.

11.   El Papa recrimina a los curas (y a los cristianos en general) su obsesión por algunos de estos temas. “La religión tiene el derecho de exprimir su opinión pero Dios nos hizo libres”. ¿Está en esa línea la campaña “Uno de nosotros”?

Como antes le he comentado la Iglesia no impone sino propone, en ningún momento intenta forzar la conciencia de nadie, sino simplemente ayudar a formarla.

12.   ¿Poniendo límites a la investigación embrionaria seremos una Iglesia que encuentra caminos nuevos, capaz de salir de sí misma yendo hacia el que no la frecuenta, hacia el que se marchó de ella, hacia el indiferente?

Creo que esta pregunta no está del todo bien enfocada, pues la Iglesia nunca pone límites a ningún tipo de investigación científica, simplemente trata de armonizarla con los principios éticos que deben regir cualquier acción humana. Por ello, para que la Iglesia se acerque a las gentes no tiene que deambular por senderos ajenos  sus propios principios morales, sino simplemente profundizar en ellos y tratar de encontrar las formas de hacer llegar su opinión a la sociedad científica.

13.   – Ni usted ni nosotros queremos incentivar la práctica de los abortos. Todos estamos de acuerdo en que es un drama que hay que evitar. El sacerdote Carlos Novoa y otros expertos jesuitas en bioética afirman: “El aborto terapéutico (el que se practica por razones médicas) es ético”. ¿Argumentos respetables?

Realmente creo que la opinión individual de una persona, aunque sea, como ustedes indican un sacerdote jesuita, no es la última palabra a seguir en temas de moral. En este sentido pienso que hay suficiente documentación del Magisterio de la Iglesia, solo basta recordar las Instrucciones Donum Vitae y Dignitas Personae y la Encíclica Evangelium Vitae, para saber por dónde debemos caminar los católicos en los temas relativos a la defensa de la vida humana y en esa documentación claramente hay razones suficientes para entender que el aborto terapéutico no es ético. De todas formas, me gustaría saber qué significa “aborto terapéutico”, porque terapéutico equivale a curativo y con el aborto no se cura nada, simplemente se termina con la vida de un ser humano no nacido.

14.   – La Iglesia dice que hay vida desde la fusión del óvulo y el espermatozoide, y esta postura científica es la nuestra y es seria dentro de muchas otras. ¿Pero no es ético reconocer que en la sociedad hay una gran polémica sobre el momento en que surge la vida humana y que con la ciencia, no podemos cerrarnos a la discusión y tenemos que reconocer (a pesar de…) que hay argumentos muy serios en uno y otro sentido?

Me parece ésta una pregunta muy interesante y no fácil de responder en pocas palabras.

Hasta que se pusieron en marcha las técnicas de reproducción asistida, y especialmente la fecundación in vitro, hace más de 25 años, no se ponía en duda que la vida humana empezaba con la fecundación. Desde ese momento, y también desde la implantación de diferentes métodos de regulación de la reproducción humana que implican la destrucción de un elevado número de embriones, se empezaron a proponer “teorías científicas” que trataran de desproveer al embrión humano temprano de su condición de ser humano vivo, para permitir manipularlo o incluso destruirlo sin responsabilidad ética alguna.

Es en ese momento cuando se empieza a afirmar, especialmente desde el Informe Warnock, que la vida del embrión se inicia con el embarazo y que este comienza con la consolidación de la implantación embrionaria en el útero, aproximadamente 14 días después de la fecundación. Todo ello encaminado a poder manipular a ese embrión temprano sin ninguna responsabilidad moral.

Pero este planteamiento que ustedes comentan se aleja mucha de la razón científica. Hoy es unánimemente admitido que desde un punto de vista biológico la vida del ser humano se inicia con la fecundación. Otra cosa es que a esa vida se le dé la categoría ontológica que se merece, para ser respetada por su propia dignidad. Esto es lo que habitualmente se discute, si esa vida humana merece ser respetada o si se la pueda manipular o incluso destruir por razones más o menos justificadas. Para los defensores de la vida humana, ese embrión humano de menos de 14 días de vida debe ser respetado en cualquier circunstancia. Nunca la vida humanan puede utilizarse para ningún fin que no sea su propio bien. No puede utilizarse nunca como medio, de acuerdo con el tan conocido imperativo kantiano.

El Concilio Vaticano II, en la declaración Dignitatis humanae, acerca de la libertad religiosa, dice que a ninguna persona se le puede imponer una religión. Los deberes éticos que nacen de la teología, ¿se le pueden imponer a una sociedad entera?

Ya hemos comentado anteriormente, creo que de forma explícita, que la Iglesia no impone sino que hace propuestas, que luego las personas o entidades que las reciben pueden o no aceptar de acuerdo a sus propios criterios individuales.

CULTURA-CIENCIA

16.   Dr. Justo Aznar, usted por ser médico sabe mucho de los aspectos científicos de la vida, y acompaña sus ponencias con ideas claras y concisas y con multitud de datos. Para Ud., por empezar con un ejemplo, el término de pre-embrión es acientífico pero, ¿no todos los científicos piensan así?

Sobre la realidad biológica del preembrión creo que ya se ha escrito suficientemente. Es este es un término no soportado por ninguna razón biológica. No puedo profundizar aquí en el tema, pero únicamente comentar brevemente que, en un trabajo nuestro reciente, en donde analizábamos la utilización de la palabra preembrión en la literatura científica, pudimos demostrar su escaso uso, pues no más de 20 o 25 veces aparecía citada la palabra preembrión en los últimos cinco años, cuando por otra parte la palabra embrión, en ese mismo periodo de tiempo, se citaba más de 50.000 veces. Contrasta esta realidad científica con la ideológica que sustenta Ley de Reproducción Humana Asistida, de mayo de 2006, en la que la palabra preembrión se cita 21 veces. Es decir, no cabe duda que su inclusión en este documento es tan ideológica como acientífica.

17.   ¿Dónde están las bases científico-filosóficas para un verdadero cambio social sobre el tema del aborto en Europa?

Para un verdadero cambio social en relación con el tema del aborto en Europa me parece que lo fundamental es profundizar en los fundamentos del mismo. Abordar con detenimiento el estatuto del embrión humano, tanto desde un punto de vista biológico, como antropológico, filosófico, e incluso teológico, pues estimo que cuando se acepte la verdadera realidad  de ese ser humano no nacido, se habrá, en gran parte, solucionado el tema del aborto.

Por otro lado, es indudable que hay que potenciar las ayudas de todo tipo que se dan a las mujeres embarazadas que se plantean abortar. Esto es a lo que están dedicadas mayoritariamente todas las asociaciones defensoras de la vida humana, esencialmente las asociaciones Provida, que dedican gran parte de su tiempo y recursos económicos a ayudar a esas mujeres. Por otro lado, también habría que profundizar en lo que significa el bien de un nuevo hijo, para que la bondad de ese fin, de alguna forma, pospusiera las razones que se pueden esgrimir para terminar con una vida humana, que esto y no otra cosa es el aborto.

18.   Los kantianos consideran que sacrificar embriones humanos en beneficio de terceros no tiene ninguna justificación ética… ¿Seguro que esto es así, filosóficamente hablando, de forma absoluta?

Creo que en sí misma la vida humana no es un valor metafísico absoluto. Si así fuera, no habría ninguna circunstancia en que pudiera eliminarse, y es evidente que esto no es así; no hay nada más que contemplar el elenco de mártires de estos veinte siglos para poder afirmar que en algunas circunstancias se puede posponer el valor de esa vida a otras razones pero no solamente en este caso, sino en otros más elementales; como puede ser la defensa de la propia vida ante un tercero que nos ataque. Es decir, aunque la vida humana no creo que sea un valor absoluto, sí que debe ser defendida en cualquier circunstancia que no exista un motivo de orden moral superior a esa propia vida.

19.   Para el paradigma del pontífice hay que tener siempre en cuenta a la persona. Es nuestro deber acompañarlas a partir de su condición, remarca frecuentemente. Y, además, ha recriminado a los religiosos que estén “todo el tiempo hablando del aborto…”. Científicamente, con la cultura de la vida, ¿qué es aquello positivo en lo que habría que insistir más y mejor?

Creo que cuando el Papa Francisco comenta que no hay que estar todo el tiempo hablando del aborto, no es porque quiera rebajar la maldad intrínseca que significa terminar con una vida humana por esta práctica, sino que lo está haciendo, desde una visión positiva, es proponer que es el amor de Dios, la caridad, el motor que debe presidir todas nuestras acciones, pues si así fuera difícilmente se nos podría plantear el tema del aborto. Lo primero que hay que hacer es amar a Dios y en Él al prójimo, si se vive esto difícilmente se podrá atentar contra el prójimo más necesitado, el más débil de los débiles, el no nacido.

20.   ¿Cómo difundir una cultura de la vida enraizada en la realidad científica?

Para ello solo hay que estudiar y conocer esta realidad. Cuando uno profundiza en la magnífica realidad biológica de una vida humana, no puede sino admirarse ante ella y protegerla. Cuanto más se conocen los fundamentos biológicos de la vida de los seres humanos, más se plantea la necesidad de respetarla, por la grandeza de ese ser vivo que es el ser humano en sus primeras etapas.

21.   Dice el portavoz de la Conferencia Episcopal Española, el P. José María Gil Tamayo que el aborto no es cuestión de credos religiosos sino de cultura humanitaria: “nadie tiene derecho en ninguna circunstancia a quitarle la vida a un ser humano inocente”. ¿Esa es la llave para el debate?

Ciertamente estamos totalmente de acuerdo con don José María Gil Tamayo, pues la vida humana tiene un fundamento natural, que yo diría es anterior a cualquier credo religioso, que la hace intangible por su propia dignidad, intrínsecamente unida a su naturaleza (Justo Aznar, entrevista  publicada en abril de 2014 en la revista Cresol (págs. 18 a 23).

19.1.2 Estadística

Alto porcentaje de abortos en las mujeres negras de Estados Unidos.

Aunque las mujeres negras norteamericanas son solamente el 12,6% de la población, los abortos en este grupo racial son el 30 %, de los 1,2 millones habidos en Estados Unidos en 2008, año en que se publicaron los últimos datos. Ello significa que se eliminaron 360.000 no nacidos negros en un año, alrededor de 1.000 por día (Susan W Enonen Life.News com.  21-X-2012).

Cantidad de abortos en EEUU desde 1973

Desde que fue legalizado el aborto libre en Estados Unidos con la aplicación de la sentencia de Roe vs Wade, se han perdido más de 55 millones de vidas humanas por esta causa (LifeNews.com 29-X-2012).

Algunas cifras sobre el aborto en España.

 Las Administraciones Públicas españolas gastaron más de 38,5 millones de euros para financiar abortos en 2010, el año en que entró en vigor la Ley del Aborto promovi­da por la ex ministra de Igualdad, Bibiana Aído.

El gobierno de Cataluña, ha sido el único que ha proporcionado el dato aproximado -7,8 millones de euros- de lo que gastó finan­ciando abortos en 2010. Para el resto de comunidades, hay que hacer una proyección aproximada, basándose en los 340 euros por aborto pagados en Cataluña, y en el número de terminacio­nes de embarazos declara­das en cada comunidad autónoma.

A pesar de ser realista respecto al precio de un aborto, esta cifra no indica el dinero real desembolsa­do por las comunidades autónomas. Así, mientras puede suponerse que Cata­luña pagaba ya en 2010 todos los abortos, la obliga­ción de pago incondicional no existía hasta que, a par­tir del 4 de julio de ese año, entró en vigor la Ley Aído.

De esa forma, se com­prende que el nuevo Gobier­no balear haya declarado que su predecesor gastó en abortos en 2010, l80.000 euros, que sólo supondría el 16% del precio de mercado (1,1 millones de euros) de los abortos ejecutados ese año en el archipiélago, y que en 2011 pagó 540.000 euros. A pesar de triplicarse la sub­vención, la cantidad pagada en 2011 no habría bastado ni siquiera para pagar la mitad de los abortos, y eso suponiendo que no aumen­tara su número en un año.

Las únicas comunida­des autónomas que presu­puestan sus gastos en abortos -Andalucía y Castilla y León- lo hacen con precios muy divergentes. Andalu­cía, a fines de 2010 presu­puestó 6,7 millones de euros para pagar los abor­tos de 2011, a precios algo inferiores a los de mercado (275 euros por cada inter­vención), pero en julio de 2011 subió el presupuesto para pagar, en el caso de la provincia de Huelva, cada aborto a 351 euros, es decir, algo más de lo que paga Cataluña.

En Castilla y León, la Junta presupuestó en 2010 el pago de los abortos en las provincias de Valladolid y León a un precio unitario de casi 640 y 550 euros, respectivamente.

A la disparidad de precios regional y opacidad de las administraciones- sólo Cataluña y Baleares han comunicado cuánto pagaron en 2010- hay que sumar la incertidumbre que supone que la única fuente de las estadísticas que el Ministerio de Sani­dad publica sobre el abor­to, sea lo que declaran las clínicas privadas, que eje­cutan el 98% de las termi­naciones de embarazos. Lo hacen en función de sus intereses, sin que nadie controle su veracidad.

Desde 1994, se ha ano­tado un aumento anual de los abortos superior al 3%, salvo una bajada del 2,8% en 1997. Zapatero llegó con renovados aires abortistas, que se reflejaron en notables incrementos en una cifra que en 2003 había crecido con un moderado 3,5%; del 6,5% en 2004 se pasó a un aumento anual del l0,8% y l0,4.% en 2006 y 2007. Los 113.031 abortos declarados suponen un aumento del 1,4 % respecto a 2009 (Santiago Mata. La Gaceta, 28-XII-2011).

Aumentan los abortos eugenésicos en España

Los abortos eugenésicos tras diagnóstico genético preimplantacional siguen aumentando en España. En 2007: 3263; en 2008: 3312; en 2009: 3317 y en 2010: 3361 (informe del Ministerio de Sanidad Español).

Prevalencia del aborto

La prevalencia del aborto se ha mantenido estable entre 2003 y 2008, con índices de 29 y 28 abortos, por cada 1000 mujeres de 15 a 44 años (The Lancet 379; 625-632, 2012).

El aborto en el mundo en números

En un amplio y bien elaborado artículo Sedgh y colaboradores (The Lancet, 379; 625-632, 2012) realizan un estudio sobre la evolución del aborto en el mundo entre los años 1995 y 2008. No podemos recoger aquí los numerosos datos que en el se incluyen, pero sí algunos mas significativos.

En primer lugar el número total de abortos, que en 1995 fueron 45,6 millones, en 2003, 41,6 y en 2008, 43,8. Estos abortos se produjeron especialmente en países en vías de desarrollo, pues en ellos se produjeron en los años referidos (en millones) 35,5, 35,0 y 37,8 y en cambio en los países desarrollados fueron (en millones) 10,0, 6,6 y 6,0. Es decir, se comprueba en primer lugar que los abortos, en total disminuyen desde 1995 (45,6 millones) a 2008 (43,8 millones), pero que esta variación es asimétrica, pues han disminuido en los países desarrollados y aumentado en los países en vías de desarrollo.

Por grandes áreas geográficas, en 2008, se produjeron 6,4 millones en África; 27,3 en Asia; 4,2 en Europa; 4,4 en Latinoamérica; 1,4 en Norteamérica y 0,1 en Oceanía.

Un aspecto interesante es que analizan los abortos según el proceder técnico utilizado sea seguro o inseguro. Siguiendo una definición de la OMS un aborto inseguro es aquel realizado por personas no adecuadamente preparadas o con los procedimientos médicos necesarios insuficientes, o por ambas cosas.

En este sentido del total de abortos el 49 % fueron inseguros en 2008, comparado con 44 % en 1995. Es decir, que aunque el total de abortos había disminuido, el porcentaje de los inseguros había aumentado.

Otro dato interesante es que en 2008 alrededor de uno de cada cinco embarazos terminaron en aborto.

Según los autores, promover medidas para reducir los embarazos no deseados pasan por aumentar el dinero dedicado a la planificación familiar y aumentar los porcentajes de abortos seguros, implementando los requisitos necesarios para que los abortos pasen de inseguros a seguros.

A nuestro juicio, nos parece que los medios que se proponen responden a una ética utilitarista, cuando es posible que hubiera que ir más a fondo en la prevención del aborto, promoviendo medidas encaminadas a solucionar esta terrible plaga social, pero siempre respetando la vida del no nacido.

Datos sobre el aborto en Europa.

Variación de abortos en Europa. Desde 1997 a 2007 se han incrementado en España (62.560), Reino Unido (27.481), Francia (7.939), Holanda (5.917), Suecia (5.772), Bélgica (4.430), Grecia (3.282) y Finlandia (295). Han disminuido en Dinamarca (-2.168), Polonia (-2.832), Eslovaquia (-4.000), Italia (-13.604), Alemania (-14.019), y Hungría (-30.694) (Fuente: Instituto de Política Familiar).

Número de embarazos que terminan en aborto.

En 2008 hubo en el mundo 208 millones de embarazos. De ellos 41 millones (16 %) terminaron en un aborto inducido (BMJ 342; 52, 2011).

19.1.3 Situación en distintos países, regiones y grupos sociales. Niños que sobreviven al aborto. Niños anencéfalos. Disminución de niños deficientes a causa del aborto. Acciones médicas sobre los niños nacidos prematuramente. Abortos de niños viables.

Francia legisla a favor del aborto.

El pasado 21 de enero, Francia dio un paso decisivo a favor del aborto. La Asamblea Nacional aprobó ese día, rozando la medianoche, el artículo más controvertido del proyecto de ley sobre la igualdad de hombres y mujeres, que suprime la noción de “desamparo” como requisito para que una mujer pueda interrumpir voluntariamente un embarazo.El texto legal que se discute estos días en el Palais Bourbon, a instancias de la mayoría parlamentaria socialista, indica que una mujer tiene derecho a abortar si “no desea proseguir un embarazo” y aumenta la cuantía de multas y sanciones para quienes obstaculicen tal derecho. Tras dos horas de apasionado debate, la cámara baja dio el visto bueno al artículo 5dC de la reforma propuesta por Vallaud-Belkacem, que proclama el derecho de la mujer a disponer libremente de su cuerpo, con los votos favorables de todos los partidos de izquierda y apenas un centenar de diputados presentes en el hemiciclo a esas horas (El Mundo, 22-I-2014).

Disminuyen los abortos en Estados Unidos.

El índice de abortos en Estados Unidos ha alcanzado su nivel más bajo desde que se liberalizo esta práctica en 1973. Según un estudio del Institute Guttmacher publicado en The Washington Post (2 de febrero de 2014) dicho índice fue de 16.3 abortos por cada 100.000 mujeres en 1973, ascendiendo después hasta un máximo de 29.3 en 1980, descendiendo después paulatinamente, prácticamente cada año, hasta que en 2011 el índice fue de 16.9 abortos por cada 100.000 mujeres.

Bolivia legisla en contra del aborto.

El aborto continúa siendo ilegal en Bolivia, según una sentencia del Tribunal Constitucional Plurinacional. La sentencia del Tribunal Constitucional consagra el respeto a la vida desde la concepción, haciéndose eco de los principios de la cultura de vida de los pueblos indígenas -que están incorporados en la Constitución desde su aprobación en 2009- como resultado de una estrecha relación entre el ser humano y la Madre Tierra. También justifica el fallo en el contenido de las Convenciones internacionales, reconocidas por el Estado boliviano, que garantizan el derecho a la vida desde la concepción (El Pais, 23-II-2014).

En 2014 se alcanzaran en España los dos millones de abortos desde que se despenalizara esta práctica en 1985.

“El 2014 será un mal año para la vida. Iniciamos 2014 con la tristeza de saber que éste será el año en el que España superará la escandalosa cifra de los dos millones de abortos desde que se legalizó esta práctica en 1985, lo que evidencia la magnitud de un drama que sigue ocasionando “efectos sociales y demográficos devastadores”, ha afirmado Eduardo Hertfelder, presidente del Instituto de Política Familiar (IPF). Esta es una de las conclusiones del Informe “El aborto en España hoy (1985-2012)”, que el Instituto de Política Familiar (IPF) ha publicado. Según datos oficiales, en 2012 se practicaron un total de 112.390 abortos, apenas 6.000 menos que en 2011, cifra que hizo que nuestro país superase la barrera del millón ochocientos mil abortos acumulados (1.805.576) desde 1985. España es, tras Francia y Reino Unido, el país con más abortos en toda la UE-27. Uno de cada cinco embarazos termina en aborto, lo que es lo mismo, cada día se realizan 308 abortos en nuestro país, uno cada 4,7 minutos y trece cada hora (LARAZON.es, 7-I-2014).

Mortalidad por el aborto en Estados Unidos.

En el año 2005 la mortalidad consecuente al aborto en Estados Unidos fue baja, pues de un total de 820.151 abortos legales solamente se produjeron 7 muertes, que se pudieron considerar secundarias al propio aborto (Centers for Disease Control and Prevention : 2006 b. Pregnancy mortality surveillance System)

Niño nacido con 19 semanas ha sobrevivido unos minutos tras su alumbramiento.

Fue al Hospital de Kokomo donde las contracciones se hicieron cada vez más fuerte y donde finalmente nació el pequeño Walter Joshua Fretz con 19 semanas y 3 días, acompañado por su madre Lexi y su padre Joshua. «Lo alcé, lo abracé, mientras su corazón latía. Lo mantuve cerca de mi corazón, conté sus dedos de los pies y le besé la cabecita. Siempre guardaré los cálidos recuerdos que tengo de él.» dijo la mamá. «Estoy muy contenta de que Joshua fuera al auto a buscar mi cámara. Al principio no quería fotos, pero son la única cosa que tengo para recordarlo ahora». Dijo Lexi, de profesión fotógrafa. A la mañana siguiente, Michayla y Emma fueron al hospital a conocer a su hermanito. «No tenía absolutamente ninguna duda de que quería que las niñas conocieran a su hermano» dijo la mamá. Nacido a las 19 semanas, el pequeño Walter sólo vivió unos pocos minutos. Pero su vida no ha sido en vano. Lejos de esto, ha tocado el corazón de millones de personas (lexi@f12photographystudio.com).

Se solicita en Inglaterra que se legalice el aborto si la madre no está de acuerdo con el sexo de su futuro hijo.

Según se comenta en el Daily Telegraf (18-IX-2013), la directora ejecutiva de una de las mayores asociaciones proabortistas de Inglaterra, Anne Furedi, piensa que se debe permitir a las mujeres abortar si no están de acuerdo con el sexo del hijo que esperan. Todo ello se ha suscitado porque las autoridades británicas han decidido no condenar a dos médicos que se negaron a practicar un aborto porqué la madre no le gustaba el sexo de su hijo. Ante esta decisión un grupo de 50 parlamentarios británicos manifestaba que tal decisión es un retroceso en la lucha por la igualdad de género. Además, según Anne Furedi , la decisión de estos médicos podría dañar la salud mental de la madre, porque el aborto es legal en ese país.

El presidente del Ecuador contrario al aborto.

Resistiendo a una enorme presión por parte de las Naciones Unidas y de varios grupos internacionales de “derechos humanos,” el presidente de Ecuador ha detenido una campaña para liberalizar las leyes de aborto en su país. Rafael Correa amenazó con renunciar a su cargo si la Asamblea Nacional aprobaba una propuesta de ley que buscaba reformar el Código Penal ecuatoriano. Dicha ley hubiera permitido el aborto para cualquier mujer que declarara haber sufrido una violación. La ley en Ecuador permite el aborto hasta los 9 meses de gestación en casos en los que la vida o la salud de la madre puedan estar en riesgo, o en casos de violación a mujeres con discapacidades mentales. El pasado jueves 10 de octubre, el Presidente dijo a un servicio de noticias de Quito: “presentaré mi renuncia al cargo” si miembros de su propio partido continuaban con estas “traiciones y deslealtades.” “Yo estoy cansado de esto,” manifestó Correa, “de que se tomen decisiones, de que se llenen la boca hablando de democracia, y luego hacen todo lo contrario para ver si aprovechan la oportunidad.” “Personalmente yo estoy contra el aborto,”. ”El presidente también aclaró que la Constitución ecuatoriana defiende la vida desde su concepción. “Pueden hacer lo que quieran. Yo jamás aprobaré la despenalización del aborto,” concluyó (Notifan, 23-X-2013).

El Foro de la Familia considera un paso importante la reforma de la ley del aborto en España.

El presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, considera “un paso importante” la reforma de la ley del aborto, si se aprueba tal como está planteada, si bien ha asegurado que “esta no es nuestra ley”, pues la nuestra sería” aquella que lograse que no hubiese ni un solo aborto en España” (Madrid, 17-X-2013. Agencia EFE).

Crece la oposición al aborto en los Estados Sureños y del Medio Oeste norteamericanos.

La opinión de los americanos sobre el aborto varía ampliamente de Estado en Estado, siendo los del Norte y el Oeste más favorables a esta práctica que los del Sur y Medio Oeste.

Una nueva encuesta recientemente realizada, encuentra que un 54% de los americanos piensa que el aborto debería ser legal en todos o en la mayoría de los casos y un 40% dice que debería ser ilegal. Sin embargo, analizando los datos por Estados se encuentran importantes diferencias.

La opinión favorable a la legalización del aborto es muy amplia en Nueva Inglaterra, en donde el 75% de los ciudadanos piensan que el aborto debería ser legal en todos o en la mayoría de ellos y solamente el 20% piensa que debería ser ilegal. Este apoyo al aborto también es amplio en la Costa Pacífica, donde el 65% apoya el aborto.

Sin embargo, la oposición al mismo está creciendo ampliamente en otras áreas, particularmente en la zona Sureña Central que incluye los estados de Alabama, Arkansas, Kentucky, Luisiana, Mississipi, Okhlahoma, Tennessee y Texas, donde un 52% piensa que el aborto debería ser ilegal en todos o la mayoría de los casos, mientas que solo el 40% piensa que debería ser legal. En Iowa, Kansas, Minnessota, Missouri, Nebraska y Dakota del Norte y del Sur, las opiniones estarían muy equilibradas, pues un 47% están a favor de su legalización y un 47% en contra.

Pero más interesante, en cuanto a la defensa de la vida humana se refiere, que estas cifras absolutas, son las tendencias. Así en Nueva Inglaterra en 1995 y 1996 un 70% de los ciudadanos era favorable a la legalización del aborto, mientras que ahora ese porcentaje es del 75%; sin embargo en los Estados del Sur estos porcentajes han caído del 52% al 40% (BMJ 2013; 347:f4915).

Además de ello, en algunos estados como Texas, se están promoviendo leyes, si cabe más favorables a la defensa de la vida. Así, el gobernador de este Estado, Rick CK Perry, recientemente manifestaba que iba a promover una nueva disposición legal que podría suponer una importante cortapisa para la promoción del aborto. Pues dicha ley se propone prohibir el aborto después de las 20 semanas de la fertilización, exige que los médicos que llevan a cabo el aborto no estén incentivados por privilegios especiales y que todos los abortos se realicen en centros ambulatorios técnicamente bien dotados, con sistemas de aire esterilizado, habitaciones específicas de tamaño suficiente y con las necesarias medidas de comodidad. Perry, manifestaba el pasado 13 de julio, que en esa fecha Texas había dado un paso muy importante en la protección de la vida humana. “Esta nueva legislación es el mayor esfuerzo que hemos realizado para defender la vida y proteger los derechos de salud de la mujer” (BMJ 2013; 347:f4584).

Se aprueba el aborto en Irlanda.

La Cámara Baja del Parlamento irlandés aprobó durante la segunda semana de julio, en votación parlamentaria su nueva ley de interrupción voluntaria del embarazo, que prevé autorizar el aborto cuando la vida de la madre corra peligro, lo que incluye la amenaza de suicidio. Tras más de dos días de debate, el Gobierno de coalición de los conservadores de Fine Gael y los laboristas ha sacado adelante su texto con sus 127 votos a favor y 21 en contra; ambos partidos obligaron a sus diputados a votar por la ley, que se espera entre en vigor antes del próximo 18 de julio (Diario Médico 15/21-Vii-2013). En la actualidad el aborto es ilegal en Irlanda, salvo cuando la vida de la madre esté en peligro, una cuestión que queda sujeta a la interpretación de los médicos.

El 48% de los norteamericanos se muestra contrario al aborto.

Una encuesta de Gallup, realizada a principios de este mes a más de 1.500 personas, que muestra que el 48% de ellas se considera provida, frente a un 45% pro-choice. Además, la aprobación moral del aborto es del 42%, el mismo porcentaje que hace diez años (Prensa Foro de la Familia 4-VI-2013).

Se restringen en Estados Unidos los abortos a partir de la 20 semana de embarazo.

La Cámara de Representantes estadounidenses ha aprobado un proyecto de ley que restringiría en toda la Nación los abortos a partir de la semana 20 de embarazo. La Ley “Pain-Capable Unborn Child Protection Act” (H.R. 1797) [Ley de protección al niño por nacer capaz de sentir dolor], presentada por el Republicano de Arizona Trent Franks, pondría fin al aborto a partir de un momento en que los científicos coinciden que los niños no nacidos pueden sentir dolor. La medida se aprobó por 228 a favor y 196 en contra. Si el proyecto se convierte en ley, los que realicen abortos tras 20 semanas de embarazo pueden afrontar una multa o hasta cinco años en prisión.

Circunstancias médicas que se dieron en el caso de Beatriz, la joven salvadoreña.

Algunos criterios que merece la pena tener en cuenta cuando se plantea un aborto como en el caso de Beatriz, la joven salvadoreña. a) Acabar directamente con la vida del no nacido no es aceptable éticamente nunca, sea cual sea la finalidad que se persiga. Aunque debe aclararse que, si de verdad se diese el supuesto de tener que elegir entre una vida y otra, ésta conducta nunca ha sido sancionable penalmente en ningún país civilizado, pues concurriría lo que en la tradición jurídica se llama eximente de estado de necesidad. Este es un caso concreto en el que se ve con claridad cómo la moral es más exigente que el Derecho; b) el derecho a la vida del niño aún por nacer no disminuye porque padezca enfermedades o discapacidades, por graves que éstas sean; c) si de verdad el lupus eritematoso y demás circunstancias médicas que concurrían en el caso de Beatriz, hubieran aconsejado tratamientos agresivos para su curación, hubiera sido legítimo y ético aplicar dichos tratamientos aunque su efecto indirecto pudiera favorecer la muerte del feto. Es éticamente aceptable curar a la madre, aunque tal tratamiento pueda eventualmente afectar a la vida del hijo; pero no es éticamente aceptable eliminar al niño para salvar a la madre (Foro de la Familia, 31-V-2013).

Más sobre el aborto en España.

La ley del aborto que prepara el Gobierno español podría contemplar la malformación del feto como uno de los supuestos para interrumpir el embarazo. Así lo sugirió el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, al asegurar ayer que la futura legislación diferenciará entre malformación y discapacidad, en contra de lo mantenido hasta ahora por el propio ministro (ver Brevería nº 1). «La ley resolverá las situaciones difíciles para la mujer en caso de malformación del feto», la normativa siempre respetará los convenios internacionales, como la Convención de Naciones Unidas, de protección de los derechos de personas con discapacidad. Algunos colectivos de discapacitados como Cermi —que agrupa a 7.000 asociaciones— considera que el supuesto de malformación fetal supone una discriminación hacia su colectivo, ya que consideran cualquier malformación una discapacidad.

Número de abortos en Estados Unidos.

Desde que el 22 de enero de 1973 la Corte Suprema de Estados Unidos dicto sentencia en el caso “Roe vs. Wade”, que legalizó el aborto en ese país, se han producido en él 55.772.015 abortos (clementeferrer3@gmail.com)

Nueva ley del aborto en España.

El Ministerio de Justicia español está ultimando la formación de una Comisión de estudio de donde debe salir el anteproyecto de una ley del aborto que sustituya a la actual. Hasta el momento, el nuevo proyecto de ley no contempla la malformación fetal como un motivo para abortar, a la vez que mantiene que para poder justificar el aborto por “graves riesgos para la salud de la madre”, deberán existir al menos dos informes de psiquiatras que testifiquen el estado de salud de la mujer. Además, según apuntó Sáenz de Santamaría, vicepresidenta primera del Gobierno Español, se recogerá la necesidad de intervención de los padres en los abortos de las jóvenes de 16 a 18 años (Diario Médico. 13/19-V-2013).

La píldora del “día después” también actúa por un mecanismo abortivo.

Un amplio informe presentado en el Congreso Europeo de Farmacia Hospitalaria, celebrado en Paris, por Emilio Jesús Alegre del Rey, en el que se concluía que no es cierto que la píldora del día después solamente impida la ovulación, pues en muchos casos actúa dificultando la implantación del embrión, lo que sin duda es un acto abortivo. Esto puede ocurrir al menos en el 50% de las veces (Centro de Información de Medicamentos. Servicio de Farmacia. Hospital Universitario de Puerto Real. Cádiz Julio 2012).

Estados Unidos camina hacia la defensa de la vida humana.

“¿Cuándo creen que co­mienza la vida?”, preguntó Johnny DuPree candidato demócrata a gobernador de Mississippi, en un debate público el pasado 14 de oc­tubre. La pregunta era retó­rica, y la respuesta de DuPree, no fue una sorpresa en una de las regiones más con­servadoras de Estados Unidos, fue la misma que la de su rival republicano: “Creo que la vida comienza en la concepción”.

El 8 de noviembre, los vo­tantes de Mississippi no sólo decidirán quién debe dirigir el Estado, sino también indi­car si están de acuerdo con los candidatos sobre el esta­tuto del embrión. La inicia­tiva electoral 26 propone que se modifique la consti­tución del estado para redefinir “persona” como “todo ser humano desde el mo­mento de la fecundación, la clonación o su equivalente”. Si resultara aprobada, la en­mienda otorgaría derechos humanos a óvulos humanos fecundados, por lo que el aborto sería ilegal en el esta­do en todas las circunstan­cias. “El niño por nacer en el vientre materno se ha de­mostrado científicamente que es un ser humano”, dice Jennifer Mason, director de Comunicación de Personhood, uno de los patrocina­dores de la iniciativa.

Mediante esta definición de la personalidad, la medi­da también tendría un im­pacto más allá del aborto; por ejemplo, descartaría la investigación con células madre embrionarias huma­nas y pondría a los médicos que ofrecen fecundación in vitro (FIV) en una situación jurídica dudosa. “Es una in­tromisión peligrosa en la salud de la mujer, en sus dere­chos y en la salud de las fa­milias”, dice Stan Flint, con­sultor de Mississippi para Healthy Families, que se opone a la enmienda.

Propuestas similares se hi­cieron antes a los votantes estadounidenses durante las campañas en Colorado, don­de el movimiento Personhood apareció por pri­mera vez como estrategia frente a las leyes del aborto. Sin embargo, en 2008 y 2010 estas iniciativas fueron derrotadas rotundamente.

Mississippi podría ser di­ferente. Con candidatos de ambos partidos, el fiscal ge­neral y una falange de gru­pos religiosos apoyando la Iniciativa 26, hay una sensa­ción generalizada de que la medida podría ser aprobada. Esta victoria reforzaría los esfuerzos de iniciativas simi­lares en otros estados, de Oregón a Florida. En última instancia, Personhood USA espera ganar iniciativas en al menos dos tercios de los 50 estados. Estos estados, a su vez, podrían pedir al Congreso que presentara una enmienda constitucio­nal. Incluso si la estrategia fracasara, la victoria en unos pocos estados inclinaría la balanza en el debate por la manipulación de embriones humanos, invitando a res­tricciones futuras de fondos federales para investigación con células madre. “Creo que los implicados deberían estar preocupados”, afirma Alta Charo, jurista y bioético en la Universidad de Wísconsin-Madison. “Aún son rehenes de los debates sobre el aborto”.

El voto de Mississippi ten­drá poco impacto directo en la investigación con células madre embrionarias, porque el Estado apenas interviene en este campo. La amenaza para la tecnología reproduc­tiva es más inmediata.

El movimiento Personhood afirma que decir que esta iniciativa podría restringir los tratamientos de fertilidad y control de la na­talidad es alarmista. “No va a prohibir la FIV ni la anti­concepción. Sólo va a prohi­bir los procedimientos y las píldoras que matan a una persona afirma Mason.

Los opositores dicen que el texto de la enmienda sig­nifica que podría interferir con las prácticas médicas es­tablecidas. “Si la personali­dad empieza en la fecunda­ción, entonces tenemos que hablar sobre la FIV y el con­trol de la natalidad”, dice Jonathan Will, director del Centro de Bioética y Dere­cho Sanitario en el Mississippi College, en Jackson. Algunas formas de anticon­cepción, como el dispositivo intrauterino y la pildora del día después, podrían ser considerados ilegales en vir­tud de la enmienda (Nature 479; 13-14, 2011).

Cierra una importante clínica de abortos en Nueva York

Según se publica en el New York Daily News de fecha 1 de octubre de este mismo año, una importante clínica de abortos en Nueva York, la Sunset Park, ha decidido dejar de realizarlos ante las protestas de los católicos. La Ambulatory Speciality Surgery Center of Brooklyn, en la neoyorquina calle 43, cerró sus puertas en este mes de octubre y las reabrirá a final de este mismo mes como un centro médico para problemas quirúrgicos, pero no para realizar abortos.

Problemas por el desequilibrado índice de nacimientos entre niños y niñas en China y por el aborto selectivo de niñas en India.

 Continúa el problema del desequilibrio entre niños y niñas nacidos en China en 2010. De acuerdo con el último censo publicado, en ese país nacieron ese año 118 niños por cada 100 niñas. Este es el mayor desequilibrio que se da en el mundo. La proporción natural de niños y niñas nacidos debería oscilar entre 103 a 107 niñas por cada 100 niños. Esto puede ocasionar importantes problemas sociales de entre los que no es el menor el que en 2020 se estima que puede haber 30 millones de chinos que no encuentre pareja (Lancet 378; 742, 2011).

En otro reciente estudio (Lancet 377; 1921-1928, 2011), se pone de manifiesto la preferencia por tener un hijo varón en contra de una niña, al comprobarse el mayor número de niñas abortadas en India.   En efecto, en dicho trabajo se constata un incremento de aborto selectivo por sexo en ese país, destacándose además que tales abortos son más comunes entre familias y mujeres de nivel cultural elevado, especialmente entre aquellas que ya han tenido un primer hijo varón.

Esta práctica discriminativa entre niños y niñas se hace extensiva a los cuidados de los nacidos que tienen entre 1 y 59 meses, comprobándose peor atención sanitaria para las niñas que para los niños.

Con este motivo, las autoridades indias recomiendan aumentar las prestaciones sanitarias para las niñas, aunque parece que ello será difícilmente alcanzable si no se logra equiparar el status social entre niñas y mujeres y niños y varones en la sociedad india

Se endurecen las medidas contra el aborto en la Comunidad Balear – España

Si una mujer con tarjeta sa­nitaria pública quiere interrum­pir su embarazo en las islas Baleares, de­be acudir a una de las tres clíni­cas privadas acreditadas y abo­nar el coste de la intervención y estancia y presentar posterior­mente la factura al cobro en los servicios autonómicos. Las muje­res serán compensadas posterior­mente, según el calendario de pagos de la Administración.

El Gobierno balear, del PP, anuló el 1 de enero —aduciendo razones económicas— el concier­to existente para sufragar esa atención en la red sanitaria priva­da. Las clínicas han acumulado retrasos en los abonos de sus servicios. Diversos colectivos de muje­res manifiestan que se sienten “defraudadas y en­gañadas” por la decisión de la Consejería de Salud. Por otro lado, el Instituto de Política Familiar anunció como un éxito la rup­tura del convenio de atención en la red de hospitales particulares, divulgando la noticia antes de que la publicara el Gobierno.

No se trata de una cantidad simbólica. Según Santiago Barambio, presidente de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la In­terrupción Voluntaria del Emba­razo (Acai) pues, un aborto antes de las 14 semanas puede costar alre­dedor de los 500 euros. Si se trata de una intervención posterior (por riesgo para la salud de la ma­dre o el feto), puede alcanzar los 1.500 euros, prácticamente, lo mismo que un parto. El grueso de mu­jeres que solicitan estas intervenciones tiene entre 20 y 29 años (El País, 5-I-2012).

Viabilidad del feto.

La afirmación de que la viabilidad del feto se da aproximadamente a las 28 semanas, no se confirma a la luz de los nuevos avances médicos de las últimas cuatro décadas. En efecto, niños que habrían muer­to en 1973 si hubieran naci­do en el segundo trimestre probablemente vivirían si nacieran ahora. Un estudio realizado en Suecia en 2009 encontró que los bebés pre­maturos nacidos a finales del segundo trimestre que recibían cuidados intensivos sobrevivían en relación con el tiempo de gestación, el 53% de lo nacidos a las 23 sema­nas, el 67% a las 24 semanas, y a las 25 semanas, el 82% (M Olser, ex Fiscal Federal y profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Minnesota.www.cnn.com)

El aborto como medio para elegir el sexo de los hijos en Gran Bretaña

El Daily Telegraph londinense publicó el 22 de febrero de 2012 una investigación de los periodistas Claire Neweil y Holly Watt, en la que se muestra cómo en el Reino Unido se puede abortar por el mero hecho de que a los padres no les guste el sexo del bebé que esperan. A diferencia de España, donde con la ley Aído se puede terminar el embarazo sin alegar moti­vos hasta la semana 14, en el Reino Unido se puede abortar hasta la semana 24, pero se deben alegar anormalidades en el feto, problemas para la salud de las embarazadas u otras “cir­cunstancias personales”, pero no el sexo del feto. Los reporteros del Tele­graph acompañaron a mujeres embarazadas a nueve clínicas en diferen­tes partes del país y en tres casos, los médicos se ofrecieron a practicar abortos ilegales al ente­rarse de que las mujeres no querían tener esos bebés por su sexo. El ministro de Sanidad del Gobierno británico, Andrew Lansley, se mostró “extre­madamente preocupado” ante esta y otras denuncias sobre abortos ilegales por cuestión de sexo y, según el Telegraph, ha solicitado una investigación de urgen­cia que esclarezca estas acu­saciones puesto que la selec­ción del sexo es “ilegal e inmoral”.

Aborto en Gran Bretaña

En Gran Bretaña el límite para abortar son las 24 semanas. Sin embargo, la mayoría de los abortos se producen a las 13 semanas o menos, sólo menos del 2 % se dan después de 20 semanas. Pero, aun así, esto representa cerca de 3000 abortos al año (DM, 7-III-2012).

¿El aborto en adolescentes es más inseguro que en mujeres adultas?

Un problema médico no bien determinado es si el aborto practicado en adolescentes es más o menos seguro que en las mujeres adultas. Un estudio publicado en BMJ (2011 342: d 2111, doi: 10.1136/bmj.d2111) concluye que el riesgo de problemas tras un aborto médico es similar o incluso más bajo en las adolescentes que en las mujeres adultas.

Que opinan los norteamericanos sobre el aborto.

El porcentaje de norteamericanos que se identifica favorable al aborto ha llegado a un mínimo histórico, según la última encuesta que efectúa la consultora Gallup. Hoy en día, sólo un 41% de los estadounidenses dice estar a favor de que la madre decida si quiere interrumpir el embarazo o no, lo que supone un descenso del 15% respecto a 1995. Ese descenso obedece al hecho de que un mayor número de votantes demócratas e independientes se considera antiabortistas.     Desde que Gallup empezara a efectuar sus encuestas sobre las opiniones públicas respecto al aborto, en 1995, el número de opositores a éste ha superado al de aquellos que son favorables a él. Desde 2011, el porcentaje de demócratas favorables a la legislación del aborto ha caído en 10 puntos porcentuales, del 68 al 58%, mientras que el de aquellos que se oponen a la interrupción del embarazo ha pasado del 27 al 34% (David Alandete.el pais.com. 23-V-2012).

En Estados Unidos aumentan las medidas contra el aborto.

En el último año, 19 estados norteamericanos adoptaron nuevas normas legales para restringir el acceso a los centros abortistas.

En efecto, en 2012 se promovieron por distintos estados, 43 proposiciones de ley dirigidas a restringir el acceso a los centros abortistas.

Muchas de las restricciones hacen referencia a limitar la edad de gestación en la que el aborto se permite, a eliminar las subvenciones públicas para practicar abortos o a limitar el uso de la píldora abortiva RU-486. Por ejemplo, en Arizona se prohíbe el aborto a las 18 semanas después de la fertilización, es decir a las 20 semanas después que la mujer ha tenido su última regla.

Otros siete estados tienen ahora leyes prohibiendo el aborto a partir de la semana 20 después de la fertilización.

En 20 estados se ha restringido la cobertura del aborto con fondos públicos y en otros 8 se requiere hacer un examen con ultrasonidos antes del aborto para que las mujeres se percaten de la realidad de su hijo no nacido, y en 2 estados se exige que la madre escuche los latidos del corazón de su hijo previamente a abortar.

Por otro lado, es de señalar que ningún estado ha aprobado nuevas leyes que faciliten el acceso al aborto, servicios de planificación familiar o promoción de cursos de educación sexual (BMJ 2013; 346: 198).

Abortos en España en 2012.

En España en 2011, se produjeron 118.359 abortos, 12,44 por 1.000 mujeres, un 4,5 % más que en 2010 (Instituto Nacional de Estadística).

El aborto en Irlanda.

En una reunión del 5 de abril de 2013, la Conferencia de la Organización Médica Irlandesa (“Irish Medical Organisation Conference”) rechazó tres mociones para legalizar el aborto.Las tres mociones fueron propuestas por un grupo pequeño denominado “Doctors for Choice”. Los delegados señalaron que las mociones respondían a motivaciones ideológicas y no médicas. Según informó el Dr. Seán Ó Domhnaill del “Life Institute” el resultado claramente mostró que la mayoría de los profesionales médicos de Irlanda se oponen al aborto, sosteniendo que “como doctores, nos entrenan para salvar vidas, y la mayoría de los médicos irlandeses quieren continuar con la práctica de proteger tanto a la madre como al bebé en el embarazo”. Irlanda todavía enfrenta un serio riesgo de sancionar su primera ley de aborto debido a la presión internacional, pero gracias a la tarea de organizaciones como el “Life Institute” y la “Youth Defence” existen buenas oportunidades para ganar esta disputa, en tanto se espera una votación en el mes de Julio (Iglesia.org, 11-IV-2013).

El estado norteamericano de Dakota del Norte legisla en contra del aborto.

El estado norteamericano de Dakota del Norte ha aprobado una ley para limitar el   aborto. Parece ser la ley más restrictiva de los Estados Unidos. Uno de los casos que establece es que no se podrá abortar a partir del momento en que detecten los latidos del corazón del feto, lo cual ocurre a partir de las seis semanas de vida del feto. La ley establece el inalienable derecho a la vida de cada ser humano en cualquier estadio de su desarrollo. Hace tres semanas también en el estado de Arkansas se prohibieron los abortos a partir de las doce semanas de embarazo y otros estados están considerando la posibilidad de establecer límites similares (British Medical Journal, 2013; 346: f 2096 doi: 10.1136/bmj.f 2096. Published 4 april 2013).19.1.4 Regulación legal del aborto. Consentimiento informado.Objeción de conciencia.

 El desafío del Gobierno español en la reforma de la ley del aborto.

José Antonio Díez, profesor de derecho de la Universidad Internacional de la Rioja y Coordinador General  de la Asociación Nacional para el Derecho a la Objeción de Conciencia (ANDOC) ha publicado  en el último número de Diario Médico (19/25-XI-2012) un interesante  y bien elaborado  artículo, en el que reflexiona sobre algunos de los problemas que el aborto y su regularización legal plantean al actual Gobierno de Mariano Rajoy, y especialmente a su  ministro de Justicia, Sr. Ruiz Gallardón.

Lo primero que comenta José Antonio Ruiz, es que el Gobierno  “debe sobreponerse a la tentación de aparcar” el tema del aborto, por los costes electorales que abordarlo en profundidad podría ocasionarle, pues desde la izquierda española se considera innegociable introducir recortes en los denominados derechos de las mujeres.

El primer gran  “muro que el Gobierno deberá echar abajo, es la consideración del aborto como un derecho”, lo que convertiría su práctica  en un derecho más.

Pero ¿cómo podría ser la tan debatida reforma de la ley del aborto? Parece ser que la misma podría estar inspirada en la Sentencia del Tribunal Constitucional de 1985, que trata de “armonizar el deber del Estado de proteger la vida del nasciturus con el respeto a la dignidad de la mujer”,  pero parece ser que “más allá de regular el aborto”, la presente disposición legal se “encaminaría a remendar una de las causas que están en el origen del problema, como es garantizar el derecho a la maternidad de tantas mujeres que sufren dificultades para llevar adelante su embarazo”. Es decir, se pretendería dar cobertura legal y también social y económica, a la labor que tantas Asociaciones de Defensa de la Vida Humana, están desarrollando ya hace años en nuestro país.

En tercer lugar, se debería tratar de “reforzar el papel de los padres en el caso de las menores”, pues es sabido que la actual ley permite a éstas abortar sin comunicárselo a sus padres y consecuentemente sin su consentimiento.

También manifiesta el Sr. Ruiz Gallardón, que igualmente se pretende la “posible supresión del aborto por malformaciones del feto”, lo que es acorde  con “la doctrina del Tribunal Constitucional sobre los límites del aborto eugenésico”, así como “con las recomendaciones que el Comité de Naciones Unidas para las personas discapacitadas hizo a España para la correcta aplicación del Convenio sobre Derechos de los Discapacitados”.

Pero un problema fundamental que debería tratar la futura ley, y que no parece merecer la atención del Gobierno del Sr. Rajoy, es regular el derecho a la objeción de conciencia de los profesionales, garantizando “escrupulosamente la libertad de conciencia consagrada en el artículo 16 de la Constitución Española. Pero especialmente habría que legislar en contra de la creación  de registros públicos de objetores de conciencia, como ahora se pretende, porque ello podría acabar con la creación de “auténticas listas negras”, con las consecuencias negativas que ello podría presuponer para los profesionales sanitarios en ellas incluidos.

Lo más importante del presunto proyecto de ley que debería regular la práctica del aborto en España es que “la nueva ley deberá afrontar la cuestión de modo integral, no con parches”, y no tenemos la impresión, los que defendemos  la vida, que el Gobierno español tenga el coraje moral para hacerlo.

Justo Aznar

Occidente cambia de tendencia dando, cada vez más, lugar a legislaciones que protegen la vida humana

La defensa de la vida esta renaciendo en EE.UU. y Europa dando lugar a un avance hacia legislaciones más responsables y defensoras de la vida humana y de la maternidad, como lo reflejan encuestas de opinión, sentencias y resoluciones de importantes instituciones nacionales e internacionales.

En este sentido, acaba de publicarse en la sección de sociedad de El País, un extenso articulo titulado «La ofensiva antiaborto recorre Occidente», redactado por María R. Sahuquillo y David Alandete (sociedad.elpais.com/sociedad/2012/06/08/actualidad/1339179572_811614.html). En el mismo, de forma realista aunque trufada de un tono de lamento y reproche hacia lo que los autores llaman la marea conservadora, se manifiesta un cambio de tendencia y se señalan las distintas iniciativas legislativas, cívicas y jurídicas que están produciendo un vuelco a favor de la protección del derecho a la vida en Estados Unidos y Europa. Se reconoce asimismo que las legislaciones que favorecen el aborto empiezan a retroceder al tiempo que crece un estado de opinión a favor de la dignidad de la vida humana que está persuadiendo a la opinión pública e influyendo en los legisladores. Algo que efectivamente se nota en el ambiente social, cultural y político en España y de lo que los que defendemos la vida desde el inicio hasta el final nos alegramos.

Se pone de manifiesto en el artículo la preocupación de los sectores autodenominados “progresistas” por el avance de una opinión a favor de la vida y en contra del aborto y de los pretendidos avances en salud sexual y reproductiva, en las sociedades de los países más desarrollados.

Sin embargo, hay varios puntos que merece la pena comentar. Ya de entrada sorprende un poco el titulo del mencionado artículo al hablar de una ofensiva antiaborto, como si el aborto fuese un valor a defender, cuando lo que es de derecho natural es la defensa de la vida humana. También resulta aburrido el latiguillo de “interrupción voluntaria del embarazo”, en lugar de “aborto”,  que es lo que es la eliminación de una vida humana en pleno período de desarrollo fetal.

Pero hay otro asunto de carácter científico que merece un comentario. En el primer párrafo del artículo se deja caer que «los grupos que se oponen abiertamente a estos derechos… se muestran sin complejos, con iniciativas para introducir en las leyes ideas como que la vida empieza con la concepción». Diremos, una vez más, sin complejos, y con la voz bien alta, con la esperanza de que se entienda, que lo que es ideología es justo afirmar lo contrario.

Hoy nadie duda, desde los conocimientos biológicos, que la vida empieza con la concepción, que el cigoto es la primera manifestación corporal del ser humano, que es un embrión unicelular y que una vez constituido se pone en marcha el reloj de la vida. Todo lo que sucederá a continuación va a ser consecuencia de la expresión de la información genética, materializada en los 21.000 pares de genes, con sede en las moléculas de ADN recibidas de los parentales por ambas vías gaméticas.

Para la biología no hay dudas de que la vida de un ser vivo, pluricelular, con reproducción sexual, como es el caso de los seres humanos, se inicia al constituirse la identidad genética, propia y singular a la que corresponden las características orgánicas de la especie. Esto es así con independencia de que la fecundación haya tenido lugar de forma natural o por fecundación in vitro, ya que la naturaleza, biológica del nuevo ser no depende del modo en que se haya producido 1a fecundación. Es una cuestión de biología no de tecnología. Cada embrión humano es una vida humana, con una identidad genética propia y singular y capacidad plena para empezar a desarrollarse de darse las condiciones necesarias para ello.

Por si quedase alguna duda, es bueno recordar lo que señaló al respecto el informe sobre la reforma de la Ley española del Aborto, hecho público por el Comité de Bioética de España en octubre de 2009, y en el que se señala: «El desarrollo embrionario y fetal puede considerarse un proceso en continuidad (un cotinuum, en palabras del Tribunal Constitucional) desde la fusión de los pronúcleos del espermatozoide y del óvulo hasta el parto. Desde esta perspectiva, su vida biológica puede identificarse en todo momento como una vida humana». Recordemos que este Comité de Bioética se constituyó en la etapa del Gobierno anterior y a raíz de la aprobación de la Ley 34/2007 de Investigación Biomédica.

Por otra parte es una gran noticia el vuelco a favor de la vida en la opinión pública de los EE.UU., con relación a los años noventa. Sí en 1995, el 56% de los estadounidenses se manifestaba a favor de la legalización del aborto, hoy ha bajado a tan solo un 41% siendo, un 50% quienes manifiestan estar en contra, según un sondeo actual de Gallup. La misma encuesta señala que esta tendencia se da incluso entre los votantes del partido demócrata, entre los que los partidarios del derecho al aborto han pasado del 68% al 58 % en un año, mientras que los contrarios al aborto han crecido del 27% al 34%. Magnífica tendencia que solo se puede interpretar como una vuelta a la racionalidad, al humanitarismo y al sentido común. Esta tendencia tiene su reflejo también en Europa y en particular en España, donde las asociaciones pro-vida están logrando despertar a una sociedad indiferente ante el drama del aborto. Una excelente tendencia de crecimiento continuo que tiene su reflejo en las manifestaciones y concentraciones a favor de la vida en la última semana del mes de marzo y en otras múltiples ocasiones.

En este sentido debemos felicitamos por la trayectoria reciente de las instituciones europeas en los asuntos de derechos humanos, y de defensa de la dignidad y de la vida humana, de los que señalaremos varios ejemplos.

En primer lugar, está la Resolución del Consejo de Europa del 7 de Octubre de 2010, que rechazaba el informe McCafferty, que limitaba el derecho a la objeción de conciencia de los médicos y aprobaba una Resolución alternativa (no 1763) titulada «Derecho a la objeción de conciencia en la atención médica».

En segundo lugar, la sentencia de la gran sala del Tribunal de Justicia Europeo del 14 de Octubre de 2011 desautorizando el uso de embriones humanos para investigación y obtención de patentes, que comentamos ampliamente en un articulo previo.

En tercer lugar, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, en su sesión del 25 de Enero de 2012,  aprobó la resolución 1859 (2012) con el titulo de; «Proteger los derechos y la dignidad humana en consideración a los deseos previamente expresados por los pacientes», de acuerdo con la cual «la eutanasia, en el señuelo de la muerte intencional, por acción u omisión, de un ser humano en función de su presuntobeneficio, debe ser prohibida siempre)”. En relación con este asunto merece una mención especial el Diputado italiano Euca Volonté, presidente del Grupo Popular de la Asamblea Parlamentaria, que promovió y logró la aprobación del punto 7 de la resolución que señala que no se deben admitir juicios generales de carácter social y que «en caso de duda, la decisión siempre debe ser pro-vida y a favor de la prolongación de la vida». Esta decisión ratificaba otras previas del mismo consejo, como la del 25 de Abril de 2005.

Finalmente, es de alabar la iniciativa ciudadana europea bajo el lema “No nos resignamos” que han encabezado los eurodiputados populares, el español Jaime Mayor Oreja y el italiano Carlo Casini, para comenzar a recoger firmas de ciudadanos europeos en contra del aborto y a favor del derecho a la vida en la UE. Un millón de firmas para que la Unión Europea no financie fuera de sus fronteras (en el ámbito de la cooperación internacional) proyectos para defender el aborto y otras formulaciones que atacan a la vida. Esta iniciativa, que aspira a recoger las firmas hasta mayo del año que viene, fue presentada en Madrid la última semana de Mayo, con ocasión del VI Congreso Mundial de Familia. Una iniciativa en todo caso de la sociedad civil y sin color político.

En breve se darán a conocer los detalles de esta Iniciativa Ciudadana y se abrirá el período de recogida de firmas a su favor en España y otros países de la UE. El objetivo de la misma, adelantado en la presentación en Madrid por el propio Jaime Mayor Oreja, es el de procurar: «La protección Jurídica de la dignidad, del derecho a la vida y de la integridad de todo ser humano desde la concepción, en los ámbitos de competencia de la UE allí donde la protección tiene una importancia particular). Objetivo que se describe de la siguiente manera: «El embrión humano merece respeto a su dignidad, e integridad. Se estableció así en el caso de la CEJ en donde sedefinió el embrión humano como el comienzo del desarrollo del ser humano. Para asegurar la coherencia, en las áreas de su responsabilidad, la UE debería establecer una prohibición y poner fin a la financiación de actividades que suponen la destrucción de embriones humanos, en particular en los ámbitos de investigación, ayuda al desarrollo y salud publica».

Así pues, hay suficientes argumentos para animar al actual Gobierno de España y en especial al ministro de Justicia. Alberto Ruiz-Gallardón a que siga en la misma dirección de las tendencias actuales de los países más desarrollados y a que emprenda su anunciada reforma legislativa sobre la Ley del Aborto, con el mismo ahínco con que defendió en el Parlamento la dignidad de la mujer de la que señaló que «uno de sus valores fundamentales, es el derecho a la maternidad (13-6-2012, AUTOR: Nic0lás Jouve)

Bibliografía

[1] Ley 14/2007, de 3 de Julio, de Investigación Bíomédica. BOE 4 de julio.

[2] Assembly debate on 7 October 2010 (35th  Sitting) (see Doc. 12347, report of the Social, Health and Family Affairs Committee, rapporteur: Mrs McCafferty. and Doc. 12389, opinión of the Committee on Equal Opportunities for Women arid Men. rapporteur: Mrs Circene). Text adopted by the Assembly on 7 October 2010 (35 th  Sitting).

[3] Sentencia del asunto C-34/10, del 18 de Octubre de 2011, que tuvo por objeto resolver una petición de decisión prejudicial planteada, con arreglo al artículo 267 TFIJE. por el Bundesgerichtshof (Alemania), mediante resolución de 17 de diciembre de 2009, recibida en el Tribunal de Justicia el 21 de enero de 2010, en el procedimiento entre Oliver Brüstie y Greenpeace eV.

[4] N. Jouve. «La sentencia del Tribunal de Justicia Europeo a favor de la vida humana en el estado embrionario y las Leyes españolas (www.paginasdigital.es/v_portal/mformacion/informacionver.asp?cod=2581&:te=& ida ge-&vap=0&codre!= 14071

[5] Assembly debate on 25 January 2012 (6th Sitting) (see Doc. 12804. report of the Committee on Social Affairs. Health and Sustainable Development. rapporteur: Mr Xuclá i Costa). Text adopted by the Assembly on 25 January 2012 (6th Sitting) (Nicolás Jouve ex Catedrático de Genética y Presidente de CiViCa, 13-vi-2012).

La defensa de la vida avanza en la legislación americana

Una nueva ley, efectiva en Dakota del Sur desde este mismo mes de julio, obliga a los médicos de ese estado que reciben a una mujer que quiera abortar a informarle que el aborto significa terminar con una vida completa, separada, única, de un ser humano”, con el cual ella tiene ya “una relación real” que “merece protección de acuerdo con la constitución de Estados Unidos y las leyes de Dakota del Sur, y que con el aborto se termina con esta relación entre madre e hijo.

Los pasos preliminares de esta ley se dieron en 2005, pero fue inmediatamente detenida por una demanda interpuesta por “Planned Patenthood”, organización responsable de la única clínica de abortos establecida en Dakota del Sur. El 27 de junio de 2008 se debatió una proposición de “Planned Parentehood Minnesota v. Rounds”. La corte de apelación levantó la medida cautelar facilitando el camino para esta ley.

La ley exige que los médicos den a la mujer embarazada una información médica completa sobre los riesgos del aborto, entre los cuales se incluyen la depresión y otros problemas psicológicos, el suicidio, el peligro que puede suponer para embarazos posteriores e incluso la posibilidad de que puede morir. También los médicos deben informar a la mujer sobre el desarrollo del feto, de acuerdo a su edad gestacional.        Además toda esta información se debe dar por escrito y la mujer debe firmar cada una de las páginas de este documento. Así mismo, el médico debe contestar, también por escrito, a todas las preguntas que le haga la mujer e incluir las respuestas dentro de su historia clínica. Igualmente el facultativo debe manifestar y firmar por escrito, que la mujer ha recibido dicha información y que la ha comprendido. A los médicos que no satisfagan estos requisitos se les puede suspender su licencia para trabajar o revocarla y pueden ser acusados de un delito menor de segunda clase (New England Journal of Medicine 359, 2189-2191, 2012).

Sin duda este es un paso importante en la defensa de la vida en Estados Unidos, acorde con otras disposiciones en el mismo sentido que se están promoviendo en ese país.

Recurso contra el aborto promovido por el Partido Popular y el Gobierno de Navarra

El Partido Popular y el Gobierno de Navarra presentaron un recurso contra la ley del aborto promovida por el gobierno socialista el pasado 30 de junio de 2010. Este recurso está pendiente de resolución. Si el Constitucional, resolviera a favor el recurso de inconstitucionalidad, el actual gobierno no tendría que emprender ninguna nueva iniciativa parlamentaria para derogar la anterior ley, pues automáticamente se volvería a la de 1985.

La objeción de conciencia al aborto en Castilla la Mancha

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha dictó el martes 28 de febrero una sentencia que corro­bora el derecho de los médicos de atención pri­maria, reclamado por el Colegio de Médicos de Toledo, a no cumplir la obligación impuesta por la Ley del Aborto de infor­mar a las mujeres que quieren abortar sobre dónde y cómo hacerlo. El TSJ estima parcial­mente el recurso presen­tado por el Colegio de Médicos toledano ante la Consejería de Salud y Bienestar Social del Gobierno del entonces presidente José María Barreda, anulando la orden de julio de 2010 del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha que obli­gaba al personal sanitario a informar a la mujer que quisiera abortar. Sin embargo, el tribunal desestima los argumentos del colegio y confirma la legalidad de la orden de 23 de junio de 2010 de la Consejería de Presidencia para crear un fichero de profesionales médicos que se declaren objetores de conciencia para practicar abortos en Castilla-La Mancha (La Gaceta, 2-II-2012).

Indemnización a una mujer por no decirle que el feto padecía un síndrome de Down

El Tribunal Superior de Asturias ha coincidido con el Tribu­nal Superior de Justicia de Madrid al fijar en 80.000 euros la indemnización por el daño moral que implica privar a una gestante de la posibilidad de abortar ante una malformación fetal. El tribunal de Madrid estableció esa cantidad en el ca­so de unos padres que tuvieron a dos hijos gemelos y uno de ellos nació con síndrome de Down. La condena censura que no se detectara el problema fetal y, por tanto, no se informa­ra de ello a la mujer privándole de la opción de abortar (DM, 21-II-2012).

19.1.5 Aspectos médicos del aborto. Efectos secundarios médicos y sociales. Tipos de abortos. Abortos espontáneos.

Abortar daña la salud reproductiva.

Un reciente estudio que analiza los partos de unas 300.000 mujeres en Finlandia encuentra una relación estadísticamente significativa entre los abortos provocados previos y problemas de abortos y prematuridad en embarazos posteriores. Más allá de los conocidos traumas psíquicos que generan satisfacer la decisión de eliminar un hijo antes de su parto, este estudio, publicado en la revista Human Reproduction, alerta sobre la repercusión negativa para el futuro reproductor de la mujer.

Según explica a El Mundo (30/VIII/12) la primera autora del estudio, la especialista en Salud Pública del Instituto Nacional de la Salud y el Bienestar (THL), Reija Klemettí, estudios anteriores ya habían establecido que el riesgo de dar a luz niños con bajo peso (menos de 1.500 gramos al nacer) se incrementaba según aumentaba el número de abortos provocados, “Nuestro trabajo confirma este hallazgo anterior y añade que también aumenta el riesgo de tener hijos muy prematuros (nacidos antes de las 28 semanas) y prematuros en general (antes de la semana 37), siempre después de tres o más abortos”,

Tener un hijo prematuro implica importantes riesgos para su salud y es causa de muerte precoz y de graves enfermedades (infecciosas, respiratorias, oftalmológicas, metabólicas) que  pueden generar secuelas a largo plazo. Es conocida también la relación entre la prematuridad y el desarrollo psicomotor habiendo estudios que han relacionado prematuridad y mal rendimiento escolar.

En efecto, desde hace tiempo es conocida la relación entre abortos provocados, la incompetencia cervical y la prematuridad; uno de los problemas del recién nacido que mayor morbilidad y coste social genera tanto a corto como a largo plazo, a pesar de los avances de la Medicina que consigue sacar adelante a niños cada vez más prematuros. Forzar el cérvix uterino para practicar un aborto intencionado puede suponer un debilitamiento progresivo de su resistencia natural para que el embarazo       llegue a término y cuando son repetidos puede terminar por hacerlo incompetente para realizar su función, dando lugar a un aborto  o a un parto pretérmino. En marzo de 2010 en la revista Central European Journal of Public Health el Dr F. Banhidy (18; 8-15, 2010) y sus colaboradores ya publicaban un estudio hecho en Hungría, titulado “Asociación entre la elevada tasa de partos prematuros y la incompetencia cervical en embarazadas”, en el que estudiaban a 38.000 nacidos en un estudio de casos y controles y cuya conclusión era: ” La incompetencia cervical es muy frecuente en Hungría debido probablemente al número extremadamente alto de abortos provocados previos mediante el método de dilatación y legrado”.

El diario La Razón (31/VIII/2012), que también se hacía eco de la noticia, me preguntaba; ¿Tienen los abortos naturales los mismos efectos que los abortos voluntarios? a lo que les respondía: «El cuerpo de la mujer no sufre de la misma manera cuando se le provoca un aborto por petición suya y de manera violenta, que cuando la naturaleza, por la razón que sea, expulsa al feto». Esto, que es de suyo lógico, es lo que a algunos no les interesa entender o carecen de libertad para ver y por eso la periodista de El Mundo se esforzaba en recalcar que se trataba de un estudio observacional (no experimental), y “que no quedan establecidas las causas del fenómeno observado por los investigadores”. Aunque no exista una prueba formal sobre la causalidad la hipótesis se sostiene en sólidos argumentos epidemiológicamente contrastados.

El Mundo (30/VIII/12) preguntaba a la doctora finlandesa sobre la posibilidad de que su estudio fuera utilizado por los grupos provida y defensores de la ética médica y de la salud de la mujer (aunque la periodista los calificaba de prohibicionistas) como argumento contra el aborto, a lo que respondía: “Claro que puede ocurrir, pero si los resultados y el debate se estudian de forma adecuada no se puede concluir que hay que prohibir el provocado. Lo que me gustaría es que este trabajo no sirviera para eso, sino para mejorar la seguridad de los abortos que se practican, la educación sexual y el debate abierto sobre los pros y los contras de los abortos provocados”.

En realidad no es la ciencia, sino la ideología, la que a menudo se utiliza como base para el establecimiento de leyes que autorizan la destrucción de la vida humana. Esta doctora, en sus declaraciones, se muestra pro decisión abortiva, por tanto tampoco está siendo neutral sino abortista y va más allá haciendo una declaración en el terreno de lo político llegando a considerar que abortar forma parte de la normal sexualidad humana. Como dice Nicolás Jouve (Cívica, 21-VIII-2012), la ideología comienza donde termina la verdad. Pero lo que este estudio deja claro, incluso aunque no determine una relación de causalidad de manera experimental debido a que se trata de un estudio observacional, es que el aborto provocado no solo implica la muerte de un ser humano- para el que nunca ese procedimiento podrá ser seguro- y genera secuelas en la salud psíquica de la mujer, sino que daña su salud reproductiva y afectará a su futuro reproductor con secuelas para sus siguientes hijos.

Uno de los principios éticos de la medicina es el non nocere (no causar daño) o principio de no maleficencia. Luego desde un punto de vista médico existen evidencias científicas suficientes para erradicar el aborto intencionado como medida que mejoraría la salud sexual y reproductiva de la mujer y de sus futuros hijos

Estas evidencias científicas nos deberían llevar a entender que cuando en España se aprobó una ley denominada “de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo”, dejando al margen la naturaleza criminal de una ley que autoriza la matanza de seres humanos, lo que se aprobó fue una ley que se aprobó fue una ley contra la salud pública (Esteban Rodríguez Martín. Presidente de la Comisión Deontológica de Ginecólogos DAV).

Consecuencias médicas negativas del aborto provocado.

La pregunta que se plantea un amplio estudio realizado en Finlandia es: ¿se afecta la salud perinatal del primer niño nacido tras un aborto provocado?

El estudio incluye 300.858 madres que tienen un primer hijo durante los años 1996 a 2008, en el que se comprueba que después de ajustar adecuadamente distintas variables, las muertes perinatales y el parto prematuro (menor de 28 semanas de gestación) son más frecuentes en el grupo de mujeres que habían sufrido un aborto inducido, aumentando los nacimientos muy prematuros un 1.19 tras un solo aborto; 1.69 tras dos y 2.78 tras tres.

Según comentan los autores “con relación a la salud pública, la educación sanitaria debería contener información sobre el peligro que existe para los hijos que nacen tras abortos repdetidos. Los profesionales de la salud deberían ser informados sobre los efectos secundarios de los niños nacidos tras abortos repetidos” (Human Reproduction 2012; doi: 10.1093/hum rep/des 294).

Se comprueba la relación entre aborto inducido y cáncer de pecho.

Un reciente meta análisis (Cáncer Causes Control. DOI.10.1007/sl0552-013.0325-7), comprueba una asociación entre aborto inducido y cáncer de pecho. El trabajo realizado en China recoge datos de 14 provincias de ese país. Para las mujeres que habían abortado una sola vez, el incremento de cáncer era de 1,44 veces; pero este aumento del riesgo era de 1,76 veces y 1,89 veces, para las que habían abortado dos y tres veces respectivamente. Los autores concluyen que hay una significativa asociación entre aborto inducido y riesgo de padecer cáncer de pecho.

Mortalidad por el aborto en Estados Unidos.

En el año 2005 la mortalidad consecuente al aborto en Estados Unidos fue baja, pues de un total de 820.151 abortos legales solamente se produjeron 7 muertes, que se pudieron considerar secundarias al propio aborto (Centers for Disease Control and Prevention : 2006 b. Pregnancy mortality surveillance System).

Mortalidad y complicaciones del aborto.

La mortalidad por aborto en los países desarrollados es de 0,6 por 100.000 abortos. En los países en los que no se dispone de los necesarios medios clínicos es de 13% de todas las muertes. Además complicaciones más importantes se presentan en el 0,7 por 1000 abortos realizados en el primer trimestre de embarazo por aspiración, y complicaciones que requieren ingreso hospitalario o transfusiones se dan en 4 de cada mil abortos tempranos. Sin embargo, los riesgos aumentan a medida que el aborto se practica en embarzos mas tardíos y en mujeres de mayor edad, pues alrededor de 1 por cada 100 abortos del segundo trimestre presentan complicaciones importantes (British Medical Journal 2014; 348: f 7553).

19.1.6 Razones a favor y en contra del aborto. Eufemismos terminológicos. Medidas para prevenirlo.

Savita Halappanavar: ¿Murió realmente por no habérsele practicado el aborto?.

No haría falta que lo dijera, pero por si acaso lo aclaro: Todas las noticias dicen que le negaron el aborto por motivos religiosos. La Iglesia, siempre con sus absurdos prejuicios, no solo no salvo una vida sino que acabó con dos.

Habrán leído ustedes esta noticia que todos los medios se han apresurado a difundir. Se trata de Savita Halappanavar, una irlandesa de 31, años de origen hindú, dentista, y embarazada de 17 semanas. Según repiten todos, Savita sufría intensos dolores y acudió al Hospital Universitario de Galway, en Irlanda. Como relata su marido, al llegar al hospital el médico les dijo que el cuello del útero estaba dilatado y que perdía líquido amniótico  por lo que el pronóstico era que el bebe no sobreviviera.

La mujer pidió que abortaran al feto para que ella pudiera salvar su vida, pero el medico se negó, con la consecuencia conocida de que finalmente murieron ambos. Ella, de septicemia, una infección generalizada provocada por haber retrasado la expulsión del feto muerto.

Hasta aquí la noticia, que todos aderezan con los consabidos comentarios acerca de la Iglesia Católica. Porque, como se sabe, en Irlanda está prohibido el aborto por razones religiosas: “Este es un país católico, y el aborto está prohibido”,  le dijo supuestamente el médico y se supone que por esa razón el hospital se negó a practicar un aborto que hubiera evitado la muerte de la madre.

Conviene en este caso alejarse de demagogias y analizar la situación sin prejuicios. La Iglesia, por supuesto, prohíbe el aborto, no solo por ir contra contra el 5º mandamiento, sino porque es intrínsecamente contrario al respeto debido al ser humano.

Cualquiera, aunque no sea católico, puede comprender que no se debe matar a una persona para salvar a otra. Hace falta un poco de reflexión (pero no excesiva) para darse cuenta que un feto es también un ser humano. Y por tanto, que en casos de conflicto entre dos vidas, como parece ser este se debe tratar de salvar ambas. Y que si esto resulta imposible, se debe acudir al principio moral del doble efecto. Buscar salvar una vida, aunque ello suponga la muerte de la otra lo que es una consecuencia no buscada pero inevitable del primer fin.

Me parece demasiado simplista pensar que un hospital como el universitario de Galway, que atiende tantos partos, se despache con un argumento tan carente de lógica y de soporte científico, cual es el citado por los medios (“este es un país católico.. “) para denegar un tratamiento necesario. De hecho el propio ministro de Sanidad de Irlanda, James Reilly, ha dicho que a falta de los resultados de la investigación, no existe ninguna evidencia de que la muerte de Savita se debiera a una mala praxis médica provocada por criterios religiosos mal entendidos.

Es preciso señalar, por otro lado, que es una inexactitud hablar de aborto terapéutico para definir lo que se pedía realizar en esa ocasión, pues se trata de provocar el parto de un feto de 17 semanas, que era inviable.

La medicina, lógicamente, trata de retrasar el parto prematuro al máximo para dar al feto una probabilidad de vivir. Pero en este caso, teniendo en cuenta que hay un punto de no retorno, a partir del cual la infección en la madre podría ser, ya fatal e irreversible, como parece ha ocurrido en este caso, extraer el feto para salvar la vida del feto hasta que ya no es posible y abortar al feto para salvar la vida de la madre, no parece moralmente incorrecto.

Resulta curioso observar cómo los partidarios del aborto se han lanzado a criticar a la Iglesia Católica, utilizando este caso, olvidando otro contrario a sus intereses, ocurrido no hace tanto. En efecto, el pasado mes de julio fallecía una mujer, Tonya Reaves, en un centro abortista de Chicago a consecuencia de la hemorragia producida por el aborto. Tonya murió desangrada como consecuencia de un cúmulo de errores y despropósitos médicos de dicho centro. Resulta curioso constar que esta clínica está financiada por la multinacional abortista Planned Parenthood.

A ninguno de los supuestos defensores de los derechos de la mujer se le ha escuchado salir al paso de este hecho y denunciar ante la opinión publica las causas que rodearon la muerte de Tonya Reaves, ni mucho menos comentar la enorme cantidad de mujeres que tienen complicaciones médicas como consecuencia del aborto.

No me queda ninguna duda, sin embargo, de que oiremos a partir de ahora el nombre de Savita muchas veces, convertido en símbolo de la lucha por los “derechos reproductivos” de las mujeres (así se llama ahora al aborto, considerado como un método mas de planificación familiar) y contra la intransigencia de la Iglesia Católica (Agustín Losada, 26-XI-2012. comentarios@yoinfluyo.com).

¿Se ha desatado en España una epidemia de salud entre las mujeres que quieren abortar?

El grave riesgo para la salud de la madre como razón para despenalizar el aborto que se establecía en la ley de 1985, había conducido a que la gran mayoría de los abortos autorizados, (aproximadamente el 97 %) lo fueran por esta razón. Ahora con la nueva ley solamente un 8 % de los abortos se autorizaron por grave riesgo para la mujer embarazada. ¿Es posible que con motivo de la nueva ley se haya producido una epidemia de salud entre las mujeres que desean abortar en nuestro país?

19.1.7 Aspectos económicos. Comercialización del aborto. Utilización para la experimentación. Centros abortistas. Tratamiento de los restos fetales. Mala praxis en el aborto.

La organización, pro-vida “Children of God for Life” en los Estados Unidos, anunció el pasado 25 de octubre, la presentación de una resolución de los accionistas con la agencia federal estadounidense, la Securities and Exchange Commission y la compañía PepsiCo protestando por la utilización de líneas de células fetales abortadas para la investigación y el desarrollo de los potenciadores del sabor para sus bebidas.

En agosto de 2010, PepsiCo formalizó un acuerdo de 4 años con Senomyx para el desarrollo de edulcorantes artificiales de elevada potencia para las bebidas de PepsiCo. Por este contrato, PepsiCo está pagando 30 millones de dólares a Senomyx por la investigación sobre los productos de PepsiCo vendidos que utilicen la tecnología de Senomyx.

Senomyx no respondió cuando el grupo pro-vida escribió a ambas compañías solicitando que ellas utilicen una de las líneas de células viables y no objetables, detallada en sus patentes. Pero PepsiCo contestó, diciendo que esta investigación, al utilizar líneas de células derivadas de bebés abortados, produciría, ”bebidas de gran sabor y bajas calorías”.

Indignados por la respuesta “Children of God for Life” lanzó un boicot, al que se unieron más de dos docenas de organizaciones pro-vida. El boicot incluye ahora apoyos desde Australia, España, Alemania. Irlanda. Escocia. Polonia y el Reino Unido (John-Henry Weslen. Largo, Florida, 31-X-2011).

Dimensión económica del aborto.

En la esfera pública se habla poco de la dimensión económica del aborto. Es un negocio y, cuando hay mucho dinero en juego, las barreras éticas y legales ceden fácilmente (Alejandro Navas. Universidad de Navarra. Vida Universitaria. 24-II-2014).

Incineración de restos fetales.

Los restos de más de 15.000 bebés fueron incinerados como “desechos clínicos” en hospitales de Gran Bretaña y algunos incluso se utilizaron para calentar los mismos hospitales. Diez centros del NHS (sanidad inglesa) han admitido que los restos fetales se unían a otros residuos para ser incinerados; mientras que otros dos hospitales utilizaron los cuerpos en las plantas de “conversión de residuos en energía” que alimenta el sistema de calefacción. Uno de los principales hospitales del país, Addenbrooke en Cambridge, incineró 797 bebés menores de 13 semanas de gestación en su “planta de ahorro de energía’. A las madres les dijeron que los restos habían sido “incinerados”. El hospital de Ipswich, operado por un agente privado, incineró 1.101 restos fetales entre 2011 y 2013 (Sarah Knapton, Corresponsal de Ciencia “The Telegraph”, 24 de marzo 2014).

Cómo el dinero puede favorecer el aborto.

Creemos de interés recordar una frase que le dijo el dueño de la clínica abortista Dator, de Madrid, al doctor Jesús Poveda, veterano activista pro-vida y que a menudo éste recuerda en público: “yo le pregunté cómo es que él, siendo médico, sabiendo lo que es de verdad un aborto, puede realizarlo”, explica Poveda, “y él me respondió: hasta yo me asombro de las cosas que soy capaz de hacer por dinero”(Religión en Libertad, 20-I-2014).

19.1.8 Valoración ética y moral. Objeción de conciencia. Debate moral.

Los obispos norteamericanos y el aborto.

En noviembre de 2009, el Hospital y Centro Médico de San José, en Phoenix, Arizona, autorizó la realización de un aborto, en una mujer de 27 años que padecía una hipertensión pulmonar y que estaba en el tercer mes de embarazo. Por esta razón el obispo de la diócesis, Thomas Olmstead, excomulgó a una monja que había participado en el aborto y retiró la denominación de católico al hospital. En junio de 2010, la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, dejó claramente definida la diferencia entre lo que es un “aborto directo” dirigido a terminar el embarazo, lo que nunca está permitido, y “aborto indirecto”, acción encaminada a terminar con una enfermedad de la madre y que indirectamente puede terminar con la vida del feto, como por ejemplo puede ocurrir en caso de un cáncer de útero. Este, el indirecto, puede ser moralmente aceptable cuando hay proporcionalidad entre la consecuencia querida y la secundaria negativa no deseada (BMJ 342; 74, 2011).

La objeción de conciencia al aborto en Andalucía

El médico de familia, Manuel Resa ha ganado su particular batalla para objetar contra el aborto. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha resuelto estimar el recur­so de apelación inter­puesto por un médico de atención primaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS), contra el auto dictado por el Juz­gado de lo Contencioso-Administrativo nº 3 de Málaga, por el que le negaba su condición de objetor de conciencia contra el proceso del aborto. Este fallo reco­noce así el derecho de Manuel Resa, médico de familia en el centro de Antequera, adscrito al Distrito Sanitario Norte de Málaga, a objetar con­tra el proceso de la inte­rrupción voluntaria del embarazo (La Gaceta, 3-II-2012).

Limitaciones de la objeción de conciencia contra el aborto.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucia ha emitido una sentencia que niega el derecho a objetar a dar información sobre el aborto a una médico de asistencia primaria que ejerce su labor medica en la provincia de Málaga, manifestando que “el derecho a la objeción de conciencia en relación a la interrupción del embarazo no es un derecho fundamental que quepa incardinarlo en el artículo 16.1 de la Constitución”. En relación con ello, el presidente de la Organización Médica Colegial Española, Juan José Rodríguez Sendín se ha mostrado contrario a dicha sentencia, manifestando que “la objeción al aborto no puede quedar al arbitrio de un juez” (Diario Médico, 21-IV-2013).

19.1.9 Doctrina católica y de otras confesiones sobre el aborto y el derecho a la vida. Declaraciones personales o institucionales. Doctrina sobre los niños muertos sin bautizar.

Se publica un ritual para la bendición de niños no nacidos.

La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos ha publicado en su portal institucional el Rito para la bendición de niños en el vientre de su madre [Rite for the Blessing ofa Child in the Womb]. Se trata del primer texto de carácter litúrgico aprobado por el máximo organismo de la Iglesia católica, la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, para bendecir a los niños por nacer. “Esperamos que el uso de esta bendición proporcione no sólo el apoyo y la bendición de Dios para los futuros padres y el hijo en el vientre de la madre, sino también otro testimonio eficaz sobre la santidad de la vida humana desde el primer momento de la concepción”, declaró el arzobispo Gregory M. Aymond, presidente de la Comisión para Culto Divino de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB). El rito de la bendición por parte del sacerdote posibilita realizarla tanto fuera como dentro de la misa, tanto a una sola madre como a un grupo de ellas ( Jorge Enrique Mújica. religionlibertad.com).

La Congregación para la Doctrina de la Fe dictamina sobre la opinión de grupos de religiosas estadounidenses sobre determinados temas morales.

Desde hace tiempo la “ Leadership Conference of Women Religious (LCWR)”, había manifestado discrepancias con la Conferencia Episcopal norteamericana sobre distintos temas morales. Ahora la Congregación para la Doctrina de la Fe, en un documento publicado el 15 de abril, se reafirma en sus conclusiones anteriores al manifestar que dicha Congregacion había discutido recientemente la Evolución doctrinal de la LCWR con el Papa Francisco, reafirmándose en su declaración del 18 de abril del 2012, que propugnaba la reforma de la Coferencia de Superiores Mayores de la LCRW , al considerara que la “situación doctrinal y pastoral de la LCRW es grave y es motivo de gran preocupación, dada la influencia que la LCRW ejerce e algunas congregaciones religiosas en otras partes del mundo” (Noticias Globales, nº 1190. 15-IV-2013).

El Papa Francisco defiende la vida humana.

El Santo Padre pide dar un «sí» a la vida y un «no» a la muerte. Lo hizo ayer durante la homilía en la Eucaristía de clausura del encuentro «Evangelium Vitae», que ha reunido durante el fin de semana en Roma a decenas de organizaciones que trabajan por la defensa de la vida. El punto fuerte del evento tuvo lugar este domingo con la celebración de la misa presidida por el Pontífice en la plaza de San Pedro. «Digamos sí al amor y no al egoísmo, digamos sí a la vida y no a la muerte, digamos sí a la libertad y no a la esclavitud de tantos ídolos de nuestro tiempo», pidió el Papa Francisco, que señaló además que el camino de Dios «lleva a la vida, mientras que seguir a los ídolos lleva a la muerte».

El Papa Francisco llama por teléfono a una mujer que quería abortar.

Según ha publicado el periódico italiano “Corriere della Sera”, el Papa Francisco ha llamado por teléfono a una mujer que se planteó abortar a su hijo y que le envió una carta contándole su situación. Al parecer, Francisco respondió a la misiva con una llamada en la que aseguró a la madre que él mismo bautizará a su bebé en cuanto nazca, en el caso de que no encontrara a otro sacerdote.

La mujer, Anna Romano, italiana de 35 años, ha explicado que escribió en junio una carta al Pontífice tras saber que estaba embarazada y después de que su pareja la abandonara tras revelarle que era casado. Según el relato de la madre, el padre de la criatura ya tiene un hijo y le sugirió que abortara dado que él no se iba a hacer cargo del bebé.

Cuando la mujer recibió la llamada del Santo Padre, creyó que era una broma. Se dio cuenta de que realmente era el Papa en persona cuando éste le dijo que había leído su carta. “Me quedé sin palabras”, ha manifestado Anna Romano, que pudo disipar sus dudas dado que la misiva solo la conocían sus padres y su mejor amiga.

“Le dije que quería bautizar a mi hijo, pero tenía miedo que sea posible, porque soy una madre soltera, ya divorciada de otro, y me dijo que si no encontraba un padre para el bautizo, él mismo había pensado impartirle el sacramento a mi pequeño”, ha relatado Anna. “Aquella llamada de pocos minutos -ha afirmado también- cambió mi vida, el Papa me dijo que soy valiente y fuerte por haber decidido tener a mi hijo, a pesar que el padre me había abandonado…”.

En un principio, Anna había pensado en abortar, ya que “estaba sola e infeliz”, pero “ahora sólo la idea me da escalofríos”. Según ha explicado ella misma, ha decidido contar su historia “porque quiero que sea ejemplo para tantas mujeres que se sienten lejos de la Iglesia, solo porque han encontrado al hombre equivocado, son divorciadas o porque han encontrado hombres que no son dignos de ser padres”.

La madre lo tiene claro: cuando a principios de abril nazca su bebé, le llamará -si es niño- Francisco (Paraula, 15-IX-2013).

La Universidad Católica de Georgetown y el aborto.

La Universidad Católica de Georgetown, la más antigua de EE.UU, hará trabajar a sus alumnos de derecho para una organización abortista. Una clase de derecho de la Universidad Católica de Georgetown ha organizado para el próximo semestre una actividad consistente en que sus alumnos trabajen para una organización abortista. La iniciativa está dirigida por Kelli García, una de las directivas de dicha organización. García, abogada proabortista, escribió en 2011 un poema titulado «Planned Parenthood, Why Do I Love Thee?» («Planned Parenthood, ¿por qué te quiero?»). Además fue una de las personas que se manifestó en contra de las leyes de Texas que buscaban restringir el número de abortos (http://infocatolica.com)

Hay que desclericalizar el aborto según José María Gil Tamayo portavoz de la Conferencia Episcopal Española.

En su primera presentación ante representantes de los medios de comunicación, el nuevo secretario y portavoz de la conferencia episcopal Española, el sacerdote Jose Maria Gil Tamayo al ser preguntado sobre el aborto, manifestó que hay que “desclericalizar” el tema y aseguró que “el derecho a la vida es un derecho fundamental de la persona. Por eso, todo lo que atente contra la vida humana tiene nuestra oposición radical”. Y añadió: “El aborto no es un derecho. Es un problema grave para quien lo sufre, doloroso, trágico, con situaciones, a veces, comprensibles, pero que nunca justifica la eliminación de una vida humana inocente” (El Mundo 22-XI-2013).

Mensaje del Papa Francisco a la XX Asamblea de la Pontificia Academia para la Vida.

El pasado 19 al 23 de febrero tuvo lugar en Roma la XX Asamblea Anual de la Pontificia Academia para la Vida. En ella se trató como tema específico el de “Envejecimiento y discapacidad”.

A los participantes en dicha Asamblea les envió el Papa Francisco un texto animándoles en su trabajo, a la vez que realizando una pequeña reflexión sobre el tema, reflexión que hemos traducido del original italiano y que transcribimos a continuación:

Los trabajos que habéis desarrollado durante estos días se han referido al “Envejecimiento y discapacidad”. Es este un tema de gran actualidad, que preocupa a la Iglesia. En efecto, en nuestra sociedad se comprueba el dominio tiránico de una lógica económica que excluye, y que a veces mata, y de la cual hoy muchísimos son víctimas, comenzando por nuestros ancianos.

“Hemos dado inicio a la cultura del “descarte”, que además, se promueve. No se trata simplemente del fenómeno de la explotación y de la opresión, sino de algo nuevo: con la exclusión se hace desaparecer la culpa, en su misma raíz, la pertenencia a la sociedad en la que se vive. Los excluidos no son explotados sino rechazados, “sobras” (Exhort ap Evangelium Gaudium, 53). La situación socio-demográfica del envejecimiento nos revela claramente esta exclusión de la persona anciana, especialmente si está enferma, con discapacidad, o por cualquier razón es vulnerable. Se olvida, de hecho, demasiado a menudo que las relaciones entre los hombres son siempre relaciones de dependencia recíproca, que se dan con grados diversos durante la vida de una persona, pero que se manifiesta mayormente en las situaciones de ancianidad, de enfermedad, de discapacidad, de sufrimiento en general. Y esto requiere que en las relaciones interpersonales, como en las comunitarias se ofrezca la ayuda necesaria, para tratar de responder a las necesidades que la persona tiene en esos momentos.

En la base de las discriminaciones y de las exclusiones hay una cuestión antropológica: cuánto vale el hombre y sobre qué basa éste sus valores. La salud es ciertamente un valor importante, pero no determina el valor de la persona. La salud además no es por sí garantía de felicidad: ésta, de hecho, puede darse también en presencia de una salud precaria. La plenitud a la que tiende cada vida humana no está en contradicción con una condición de enfermedad y de sufrimiento. Por tanto, la falta de salud y la discapacidad no son nunca una buena razón para excluir, o peor para eliminar, a una persona; la privación más grave que padecen las personas ancianas no es un debilitamiento del organismo y la subsiguiente discapacidad, sino el abandono, la exclusión, la privación de amor.

Maestra de acogida y solidaridad es, en cambio la familia: es en el seno de la familia en donde se muestran de manera sustancial las relaciones de solidaridad; en la familia se puede aprender que la pérdida de la salud no es una razón para discriminar algunas vidas humanas; la familia enseña a no caer en el individualismo y a equilibrar el yo con el nosotros. Es ahí en donde el “cuidar” se constituye en el fundamento de la existencia humana y en donde se promueve una actitud moral a través de valores como el empeño y la solidaridad. El testimonio de la familia se vuelve crucial delante de toda la sociedad, al confirmar la importancia de la persona anciana como sujeto de una comunidad que tiene una misión que cumplir, y que solo aparentemente recibe sin ofrecer nada. “Cada vez que buscamos leer en la realidad actual los signos del tiempo, es oportuno escuchar a los jóvenes y a los ancianos. Ambos son la esperanza de los pueblos. Los ancianos aportan la memoria y la sabiduría de la experiencia, que invita a no repetir estúpidamente los mismos errores del pasado” (Ibid, 108).

Una sociedad es verdaderamente acogedora en las confrontaciones de la vida cuando reconoce que ésta es preciosa también en la ancianidad, en la discapacidad, en las enfermedades graves y hasta cuando se está apagando; cuando enseña que la llamada de la realización humana no excluye el sufrimiento, más bien, enseña a ver en la persona enferma y sufriente un regalo para la comunidad entera, una presencia que llama a la solidaridad y a la responsabilidad, Es éste el Evangelio de la vida que, a través de vuestra competencia científica y profesional y sostenida por la gracia, estáis llamados a difundir. (Traducción del italiano a cargo de Ester Bosch)

La iglesia defiende la vida.

Con motivo de CCXX Reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española, su Secretario General y portavoz ha manifestado que “la defensa de la vida no es una cuestión conservadora, ni la justicia social es progresista, hemos de contextualizar en el mensaje del Evangelio, que es global, la defensa de la vida y la opciónpreferencial por los pobres”. La defensa de la vida desde su concepción es el primer punto de esta Nota en la que los obispos españoles recuerdan que “la posición de la Iglesia católica sobre este asunto es bien conocida, y compartida con muchos hombres y mujeres de buena voluntad, que desde otras confesiones religiosas y aun sin ser creyentes, defienden el derecho a la vida de todo ser humano inocente como patrimonio común de la razón humana”. Asimismo, los prelados españoles “saludan siempre las iniciativas a favor de la vida humana, vengan de donde vengan, especialmente aquellas dirigidas a proteger la vida de los más débiles, entre los que se encuentran los seres humanos que van a nacer. Por eso, reconocen en el texto del Anteproyecto presentado por el actual Gobierno un avance positivo con respecto a la legislación vigente, que considera el aborto como un derecho.

En todo caso, recuerdan que una ley del aborto, por muy restrictiva que fuera, seguiría siendo una ley injusta. “Nadie tiene derecho, en ninguna circunstancia, a quitarle la vida a un ser humano inocente”.

19.1.10 Declaraciones y actitudes de personas o entidades sobre el aborto. Asociaciones.

La madre de Justen Bieber fue presionada a abortar y su hijo se declara contra el aborto

En febrero del año pasado, la revista  “Roling Stone” publicó una entrevista con Justen Bieber el cantante, que tiene ahora 18 años, y es un ídolo de las adoles­centes, que manifestaba tajante: “No creo en el aborto. Es como matar a un niño”. Ahora, su madre, Pattie Mallette, ha revelado que se quedó embarazada a los 17 años, y deci­dió traer al mundo a Justen como madre soltera, aunque para ello tuvo que emplearse en todo tipo de trabajos de escasa remuneración. Pattie ha confesado que la presio­naron para abortar, pero no con­sideró esa opción: “Yo sólo sabía que no podía. Que tenía que con­servarlo. No sabía cómo. Tenía que ver qué hacer. Y estaba dispuesta a hacer lo que hiciera falta” (Mundo Cristiano, octubre 2012).

Información tendenciosa de Planned Parenthood sobre centros de acogida de mujeres embarazadas con problemas en EEUU.

“Planned Parenthood”,  publica en una de sus páginas web (Planned Parenthoood.Care-NO matter what), información muy tendenciosa respecto a los “centros para la mujer embarazada en crisis”, promovidos para ayudar a mujeres embarazadas con problemas. En su informe manifiestan  que estos centros pueden: dar informaciones erróneas;  intentar asustar a las mujeres que quieren abortar  mostrándoles fotografías o películas  con contenido engañoso; mentir sobre los efectos emocionales o médicos del aborto, y además de proporcionar  información gratuita encaminada a desprestigiar a estos centros de ayuda a la mujer embarazada.

Importantes revistas científicas se alinean a favor del aborto

Es notorio cómo algunas importantes revistas se alinean a favor del aborto. En este sentido un reciente “comment” publicado en The Lancet (379; 1772, 2012) comienza así: “El aborto es uno de los pilares  centrales de la seguridad maternal y de la salud de las mujeres”.

El príncipe Alois de Liechtenstein se manifiesta contrario al aborto.

El príncipe Alois de Liechtenstein se ha negado a que se impongan en su país leyes que vayan contra el derecho a la vida y la Ley Natural, declarando además que vetará cualquier Ley que vaya en esa dirección. Para evitar el veto del príncipe se ha propuesto un referéndum para derogar su derecho de veto. Si dicho referéndum resulta contrario a sus convicciones, éste ha declarado que abdicaría y renunciaría al trono (Prensa Foro Familia, 11-V-2012).

El Parlamento europeo condena el aborto y la selección prenatal en función del sexo.

En el marco de las políticas de desarrollo de la UE, el Parlamento Europeo acaba de aprobar una resolución en la que se afirma el papel esencial de las mujeres en su función de madres y condena tanto las prácticas de selección prenatal, como los abortos en función del sexo, que afectan especialmente a las niñas. El texto pide a los miembros de la Unión que se tengan en cuenta los derechos y deberes de los padres a la hora de proteger los derechos de sus hijos. Alertando a tener en cuenta el papel esencial de la mujer para el desarrollo, «en su función de madres y responsables del cuidado de los niños y otros miembros dependientes de la familia».

Afirma además que «todos los niños, con independencia de su sexo, tienen el derecho a la vida, a la supervivencia y al desarrollo, y reitera que también las niñas tienen el mismo estatus».

Pide a las delegaciones de la UE que colaboren con los gobiernos de los países en vías de desarrollo para garantizar que las niñas disfruten de sus derechos sin discriminación alguna, «acabando con las prácticas carentes de toda ética y discriminatorias de selección prenatal en función del sexo, aborto de fetos de sexo femenino, infanticidio de niñas, matrimonio prematuro sin su consentimiento, mutilación genital femenina y, en particular, la prostitución infantil y el turismo sexual», recordando la Resolución del Parlamento Europeo de 5 de julio de 2012 sobre el escándalo de abortos forzados en China.

Recuerda que la UE y los Estados miembros «deben tener en cuenta los derechos y deberes de los progenitores, tutores legales u otras personas legalmente responsables de los niños cuando se trate de los derechos del niño en el contexto de la ayuda al desarrollo».

Afirma que la Unión no deberá prestar ayuda a ninguna autoridad, organización o programa que promueva, apoye o participe en la gestión de cualquier acción que implique violaciones de los derechos humanos, como el aborto forzado, la esterilización forzosa de mujeres y hombres, o la determinación del sexo del feto a efectos de selección prenatal o infanticidio, en particular cuando estas acciones establezcan sus prioridades con respecto a la presión psicológica, social, económica o jurídica.

En opinión de Leonor Tamayo, coordinadora del Área Internacional de Profesionales por la Ética, «la Resolución del Parlamento Europeo contiene muchos aspectos positivos en relación con el derecho a la vida de los no nacidos y el papel de los padres. Nos gustaría que la UE aplicase estos mismos principios en Europa, en donde el aborto y la selección prenatal embrionaria es una realidad, la maternidad no está en absoluto protegida, ni los derechos de los padres salvaguardados».

Dos comadronas escocesas ganan una importante batalla a favor de la vida.

Según se recoge en The Guardian (24-IV-2013) dos comadronas escocesas católicas apelaron a su derecho a la objeción de conciencia para no colaborar en ninguna acción que tuviera relación con el aborto. El servicio de salud de Glasgow se mostró contrario a que se pudiera objetar. Posteriormente las dos comadronas, Mary Doogan y Concepta Wood, apelaron al Alto Tribunal de Justicia escoces, que les dio la razón en cuanto a su derecho de objeción a participar en actos abortistas. La juez Douvia manifestó en la sentencia que el derecho a la objeción de conciencia existe y se extiende “no solo al acto médico quirúrgico en sí, sino a todo el proceso de tratamiento dado con ese propósito” Sin duda una gran victoria a favor de la vida.

Razones médicas que pudieron condicionar la muerte de Savita Halappanavar.

Un tema altamente debatido ha sido el caso de Savita Halappanavar, mujer de 31 años, que debió ser sometida a una cesárea, en el Hospital Universitario de Galway (Irlanda), presuntamente por no haberle permitido abortar, lo cual parece una razón no bien fundamentada.

En efecto, el pasado 13 de junio se publicó en el British Medical Journal (2013; 346; f3908) los resultados de una evaluación del caso por un equipo médico del “Health Service Excutive”, que al parecer identifica tres razones que pudieron condicionar la intervención quirúrgica de Savita.

Primera, un inadecuado control por parte del equipo médico para reconocer que su estado de salud se estaba deteriorando como consecuencia de una infección tratada incorrectamente.

Segundo, un fallo para valorar todas las posibles opciones terapéuticas disponibles para una paciente con riesgo de aborto en el segundo trimestre del embarazo, riesgo que fue aumentando con el transcurso del tiempo, especialmente cuando se produjo la ruptura de las membranas uterinas.

Tercero, que no se siguieran las guías clínicas utilizadas para controlar rápida y eficazmente la grave sepsis y el shock séptico cuando fue diagnosticado.

Como se ve por tanto, objetivas razones médicas que incluyen causas suficientes para comprender que la necesidad de someter a Savita a una cesárea fue ocasionada por motivos médicos más complejos de lo que se comentó en gran parte de los medios de comunicación.

Una gran victoria a favor de la dignidad humana en el Parlamento Europeo.

El pleno del Parlamento Europeo de Estrasburgo, rechazó el pasado 10 de diciembre, por segunda vez en dos meses, el llamado informe Estrela, sobre salud sexual y reproductiva. Este Informe, redactado y defendido por la europarlamentaria socialista portuguesa Edite Estrela defendía el derecho de la mujer al aborto y solicitaba a los gobiernos europeos que aseguren la educación sexual en la enseñanza obligatoria.

En la propuesta rechazada se pedía también que las mujeres que se hayan sometido a un aborto ilegal no sean perseguidas por la Justicia. Además, el informe Estrela subrayaba que «en ningún caso» debe promoverse el aborto como método de planificación familiar, pedía a los Estados miembros la adopción de políticas y medidas adecuadas para evitar que se recurra al aborto «por razones sociales y económicas» a la vez que denunciaba que se impida o retrase el acceso al aborto en los supuestos en que es legal, eliminando «obstáculos» como «el uso extendido de la objeción de conciencia, periodos de espera médicamente innecesarios o asesoramiento parcial».

El grupo parlamentario conservador aprobó un informe alternativo presentado por los parlamentarios populares europeos (EPP) y el grupo europeo de conservadores y reformistas (ECR,) con 334 votos a favor, 327 en contra y 35 abstenciones. El informe Estrela, que quedó rechazado sin llegar a votarse, había vuelto a la sesión plenaria en Estrasburgo después de ser enviado de nuevo al Comité de Derechos de las Mujeres e Igualdad de Género (FEMM) el 22 de octubre pasado.

En la propuesta de los europarlamentarios conservadores aprobada, se especifica que son los estados miembros los que tienen la competencia en materia de salud sexual y educación sexual en las escuelas.

Era la segunda vez que se intentaba aprobar este informe en el Parlamento Europeo, tras el rechazo del 22 de octubre por parte de una mayoría de eurodiputados defensores del derecho a la vida y la dignidad humana.

El rechazo al informe radical de los eurodiputados socialistas es una demostración clara de que los legisladores europeos no permitirán la pertinaz campaña internacional de imposición en Europa de una ideología en pro del aborto como derecho humano. A partir de la propuesta conservadora aprobada, las políticas relacionadas con el aborto deben ser determinadas por los países soberanos, una opinión expresada en el programa de la acción de la conferencia internacional de El Cairo de 1994, sobre la población y el desarrollo (ICPD) y el programa de acción de la conferencia sobre la mujer de Beijing de 1995.

La votación, que tuvo lugar el “día de los derechos humanos”, es un revés claro para los activistas radicales que continúan su campaña internacional a favor de la imposición del aborto en todos los países, a pesar de los leyes nacionales y las políticas que lo prohíben, restringen y regulan.

La derrota del informe Estrela es una muestra del rechazo al aumento de los esfuerzos implacables de forzar el aborto en países de todo el mundo. El informe contenía 80 referencias al aborto, incluyendo la crítica al derecho a la objeción de conciencia de los médicos y de las regulaciones pasadas por los legisladores nacionales. Entre otros puntos se indicaba lo siguiente:

Se recomienda que, en base a los derechos humanos y la preocupación de la salud pública, se legalicen los servicios de alta calidad del aborto de forma segura y accesible a todos dentro de los sistemas de la salud pública de los Estados miembro, incluyendo a las mujeres transeúntes, que buscan a menudo estos servicios en otros países debido a leyes restrictivas del aborto en su país de origen, y se eviten los abortos clandestinos que ponen seriamente en peligro la salud física y mental de las mujeres.

Subrayar que dado que el aborto legal es prevenido o retrasado a menudo por obstáculos al acceso de servicios apropiados, por un uso excesivo de la objeción de conciencia, de los periodos de espera médicamente innecesarios o del asesoramiento parcial, los Estados miembro deben regular y supervisar el uso de la objeción de conciencia en las profesiones implicadas, para asegurarse de que la salud reproductiva esté garantizada como un derecho individual, que se garantice el acceso a los servicios legales y se aseguren los sistemas públicos de calidad; que se garantice que el derecho a la objeción de conciencia es un derecho individual y no una política colectiva, y que el consejo y el asesoramiento deben ser confidenciales y no-críticos; debe instarse al personal médico al rechazo de servicios de salud sexual y reproductiva en los hospitales y clínicas basados en creencias religiosas en la Unión Europea.

La derrota en el Parlamento Europeo de este proyecto tiene un significado especial en el momento en que han aflorado los acontecimientos críticos ocurridos en las Naciones Unidas para determinar las prioridades en el mundo más allá del plazo 2015, respecto a las metas de progreso a alcanzar en el milenio, cuando los activistas y las ONGs favorables al aborto están trabajando horas extra para colocar su proyecto de “derechos a la salud sexual y reproductiva (SRHR)” como el foco principal de las nuevas metas sostenibles de desarrollo, y como prioridades para la población y el desarrollo 20 años después de la reunión sobre la población y el desarrollo (ICPD) de El Cairo.

El rechazo de esta agenda por parte del Parlamento Europeo debe animar a otros países a que continúen defendiendo las leyes y las políticas de protección y derecho a la vida, tanto antes como después de nacer, según lo indicado en la declaración de los derechos del niño y la convención sobre los derechos del niño (CIVICA 11-XII-2013).

El aborto en el pensamiento de Julián Marías.

El 15 de diciembre de 2013 fue el aniversario del fallecimiento del filósofo Julián Marías. Por ello, recordamos ahora algunas ideas de su escrito “Una visión antropológica del aborto”. En el mismo afirma que la sencilla sensatez rechaza el aborto. La lengua distingue entre “persona” y “cosa”. Al otro no le llamo “cosa”, sino “persona”. Distinguimos entre “qué” y “quién”, entre “algo” y “alguien”, entre “nada” y “nadie”. Si entro en una habitación amueblada y desierta, no digo “no hay nada”, sino “no hay nadie”. Ante ruidos extraños, digo: “¿qué es eso?”. Mientras que, si llaman a la puerta, digo: “¿quién es?”. “Yo”, “tú”, indican personas. Distingo entre “él” y “ello”. A un niño nacido no le llamo “cosa”, sino “alguien”, “tú”, “quién”. Él, luego, dirá: “yo”. La realidad nueva del niño ha hecho pasar de “dos”, padre y madre, a “tres”.   El feto no es una parte del cuerpo de la madre, sino alguien alojado, implantado en ella y no sólo en su cuerpo. Así, no dice “mi cuerpo está embarazado”, sino “yo estoy embarazada”. Reconociendo con ello la existencia de una dimensión personal.   Una mujer embarazada dice “voy a tener un niño”, no dice “tengo un tumor”. Si a una que se cree embarazada sólo le encuentran un tumor, queda muy sorprendida. Lo cual prueba que sabe cuán diferente es un “feto” de un “tumor” (José Maria Montiu de Nuix. CIVICA 15-XII-2013).

La Asociación Española de Bioética y Ética Médica (AEBI) considera:

1. El aborto provocado supone la violación del derecho a la vida de seres humanos

indefensos y lejos de liberar a las mujeres las abandona más a estructuras sociales

que las empuja a esa conducta. Constituye uno de los fenómenos de injusticia

social que es necesario solucionar y ante el que no se puede dar la espalda. Todos

los hombres exigen ser respetados, más si cabe, en una sociedad progresista y

civilizada que considera la inclusión del débil y del vulnerable como uno de los

objetivos prioritarios de las sociedades avanzadas.

2. Partiendo de estos principios consideramos que el “Anteproyecto de ley orgánica

para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer

embarazada” está más en la línea de ellos que la legislación actual y en cuanto tal

lo consideramos un avance positivo respecto a posiciones y formulaciones legales

anteriores profundamente ideológicas y acientíficas. Éstas no sólo están en

decadencia sino que no han solucionado la tragedia del aborto en nuestro país

durante casi treinta años. El aumento progresivo del número de abortos anuales y

las cifras alcanzadas exige medidas de responsabilidad.

3. En concreto valoramos positivamente en el anteproyecto:

-La eliminación del aborto provocado como derecho en nuestra legislación dado que

es opuesto a nuestra constitución. Además, ésta propuesta es acorde con la

indisponibilidad de la vida de todo ser humano por parte de otros, garantía de

igualdad para todos y con los últimos posicionamientos del parlamento Europeo

sobre esta materia.

– El avance en la eliminación de la discriminación respecto a la diversidad funcional

en concordancia con las peticiones hechas a España por la Comisión para los

Derechos de las Personas Discapacitadas de la ONU de suprimir el supuesto de

malformación de la legislación actual.

-El abordaje o perspectiva de la cuestión del aborto provocado que tiene es nuevo

en nuestro país y acorde con la realidad que acontece. Además, está en relación

con la evolución que se observa en muchos países en la opinión pública, como es el

caso de Estados Unidos. Se trata de enfocar la cuestión legal teniendo presentes

tanto al no nacido como a la mujer. En este sentido, nos parece que sería necesario

elevar a la categoría de derecho las ayudas a la maternidad para las mujeres

embarazadas que están en situaciones de dificultad y se plantean el aborto como

una posible solución. Es parte del estado de bienestar la publicitación, promoción y

financiación por parte del mismo de esas ayudas. No es sólo esa ayuda una

cuestión de solidaridad privada, sino una obligación pública con esas madres y con

esos seres humanos ya pertenecientes a nuestra sociedad que son el futuro de la

– La decisión de no penalizar en ningún caso a la mujer que sufra el aborto.

-La eliminación de aspectos ideológicos de la legislación actual, que privan a los

padres del derecho-deber de formar a sus hijos en su dimensión afectivo-sexual,

disponiendo para ello de los elementos educativos que ellos crean convenientes. Así

como la eliminación de la publicidad del aborto que reducirá la promoción de esta

práctica.

– La amplitud de la objeción de conciencia, mostrando una actitud frente a ella más

acorde con un estado democrático donde éste no debe violentar las convicciones

éticas obligando a múltiples profesionales a intervenir de forma directa o indirecta

en algo contrario a su conciencia.

4. Consideramos, por último, que el Anteproyecto presenta aspectos mejorables en

cuanto a las garantías -tanto para el no nacido como para la madre- en los

supuestos considerados despenalizables.

Madrid 8.01.2014

Rafael Correa, presidente de Ecuador, se manifiesta a favor de la vida.

Rafael Correa dedicó la última emisión de Enlace Ciudadano, su programa semanal de radio y TV, a fustigar la ideología de género. Al mismo tiempo, defendió el feminismo, entendido como la lucha por la igualdad de derechos, que no significa la “igualdad total”, según precisó. Y aludió a quienes afirman que no existe una diferenciación sexual natural sino que todo es “construcción cultural”. Correa aseguró estar a favor de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, pero no de la igualdad en todo, como si no existiesen diferencias biológicas entre los sexos. Aunque expresó respeto hacia quienes defienden estas teorías, rechazó que “traten de imponer sus creencias a todos”. “Que no existe hombre y mujer natural, que el sexo biológico no determina al hombre y a la mujer, sino las ‘condiciones sociales’. Y que uno tiene derecho a la libertad de elegir incluso si uno es hombre o mujer. ¡Vamos, por favor! ¡Eso no resiste el menor análisis!”, exclamó el Presidente. “Esas no son teorías, sino pura y simple ideología, muchas veces para justificar el modo de vida de aquellos que generan esas ideologías. Los respetamos como personas, pero no compartimos esas barbaridades”, aseguró (Forumlibertas, 10-I-2014).

Hay que desclericalizar el aborto según José María Gil Tamayo portavoz de la Conferencia Episcopal Española.

En su primera presentación ante representantes de los medios de comunicación, el nuevo secretario y portavoz de la conferencia episcopal Española, el sacerdote Jose Maria Gil Tamayo al ser preguntado sobre el aborto, manifestó que hay que “desclericalizar” el tema y aseguró que “el derecho a la vida es un derecho fundamental de la persona. Por eso, todo lo que atente contra la vida humana tiene nuestra oposición radical”. Y añadió: “El aborto no es un derecho. Es un problema grave para quien lo sufre, doloroso, trágico, con situaciones, a veces, comprensibles, pero que nunca justifica la eliminación de una vida humana inocente” (El Mundo 22-XI-2013).

Intervención de Alicia Latorre, presidenta de la FEAPV en la ‘Marcha por la Vida’ de París.

Todos los seres humanos somos iguales. ¿Es necesario recordar esto a nuestra desarrollada Europa? Sí, no sólo hay que recordarlo, sino luchar por devolver los derechos robados a los más débiles, a aquellos que, según el falso progreso, no reúnen los estándares de calidad para ser aceptados entre nosotros.

Tras la terrible II Guerra Mundial se promulgó la Declaración de los Derechos Humanos, para evitar que se repitieran de nuevo el horror y la injusticia de la eugenesia. La Convención de la ONU sobre Derechos de las Personas con Discapacidad defiende la igualdad de todos. Pero aunque no hubiera documentos escritos, cualquier persona de bien, que tenga sentido común y corazón, sabe que todos somos iguales y una sociedad es más civilizada cuanto más protege y atiende a los más débiles.

Una mujer embarazada lleva un hijo en su vientre. Otra afirmación simple y obvia que hay que recordar. Un hijo puede enfermar cuando tenga 7 años, 20 ó antes de nacer. Y una madre, un padre y la sociedad entera deben luchar por ese hijo, especialmente en los momentos de más fragilidad. Si un hijo está enfermo, se busca la solución médica al problema donde haga falta, sin regatear esfuerzos ni medios. Y si no hay remedio a su enfermedad, se intenta que ese hijo viva y muera, cuando llegue el momento, con el cariño y atención que se merece.

No puede mirarse al ser humano que sufre una discapacidad, como si fuera un desecho, como si fuera de menor categoría, como si no pudiera aportar nada o, peor aún, como si su eliminación fuera casi un deber social; porque entonces, quien está enferma y muy grave, es la propia sociedad.

Ha llegado la hora de que todos los estados del mundo reconozcan a todos los seres humanos sin excepción los derechos que les corresponden. No son los gobiernos los quienes otorgan derechos; los derechos los tenemos las personas y el Estado debe reconocerlos. Y deben también crear las adecuadas condiciones para que toda vida humana crezca y se desarrolle de acuerdo a su dignidad.

Gracias a los organizadores de esta Marcha por la Vida por darnos la oportunidad de recordar públicamente que todos somos valiosos y necesarios y que merece la pena seguir luchando para dejar atrás una etapa oscura e injusta. La cultura de la vida, sin duda ninguna, vencerá (Alicia Latorre).

19.1.11 Anécdotas sobre abortos. Madres que ponen en riesgo su vida.

Razones médicas que pudieron condicionar la muerte de Savita Halappanavar.

Un tema altamente debatido ha sido el caso de Savita Halappanavar, mujer de 31 años, que debió ser sometida a una cesárea, en el Hospital Universitario de Galway (Irlanda), presuntamente por no haberle permitido abortar, lo cual parece una razón no bien fundamentada.

En efecto, el pasado 13 de junio se publicó en el British Medical Journal (2013; 346; f3908) los resultados de una evaluación del caso por un equipo médico del “Health Service Excutive”, que al parecer identifica tres razones que pudieron condicionar la intervención quirúrgica de Savita.

Primera, un inadecuado control por parte del equipo médico para reconocer que su estado de salud se estaba deteriorando como consecuencia de una infección tratada incorrectamente.

Segundo, un fallo para valorar todas las posibles opciones terapéuticas disponibles para una paciente con riesgo de aborto en el segundo trimestre del embarazo, riesgo que fue aumentando con el transcurso del tiempo, especialmente cuando se produjo la ruptura de las membranas uterinas.

Tercero, que no se siguieran las guías clínicas utilizadas para controlar rápida y eficazmente la grave sepsis y el shock séptico cuando fue diagnosticado.

Como se ve por tanto, objetivas razones médicas que incluyen causas suficientes para comprender que la necesidad de someter a Savita a una cesárea fue ocasionada por motivos médicos más complejos de lo que se comentó en gran parte de los medios de comunicación.

El Papa Francisco llama por teléfono a una mujer que quería abortar.

Según ha publicado el periódico italiano “Corriere della Sera”, el Papa Francisco ha llamado por teléfono a una mujer que se planteó abortar a su hijo y que le envió una carta contándole su situación. Al parecer, Francisco respondió a la misiva con una llamada en la que aseguró a la madre que él mismo bautizará a su bebé en cuanto nazca, en el caso de que no encontrara a otro sacerdote.

La mujer, Anna Romano, italiana de 35 años, ha explicado que escribió en junio una carta al Pontífice tras saber que estaba embarazada y después de que su pareja la abandonara tras revelarle que era casado. Según el relato de la madre, el padre de la criatura ya tiene un hijo y le sugirió que abortara dado que él no se iba a hacer cargo del bebé.

Cuando la mujer recibió la llamada del Santo Padre, creyó que era una broma. Se dio cuenta de que realmente era el Papa en persona cuando éste le dijo que había leído su carta. “Me quedé sin palabras”, ha manifestado Anna Romano, que pudo disipar sus dudas dado que la misiva solo la conocían sus padres y su mejor amiga.

“Le dije que quería bautizar a mi hijo, pero tenía miedo que sea posible, porque soy una madre soltera, ya divorciada de otro, y me dijo que si no encontraba un padre para el bautizo, él mismo había pensado impartirle el sacramento a mi pequeño”, ha relatado Anna. “Aquella llamada de pocos minutos -ha afirmado también- cambió mi vida, el Papa me dijo que soy valiente y fuerte por haber decidido tener a mi hijo, a pesar que el padre me había abandonado…”.

En un principio, Anna había pensado en abortar, ya que “estaba sola e infeliz”, pero “ahora sólo la idea me da escalofríos”. Según ha explicado ella misma, ha decidido contar su historia “porque quiero que sea ejemplo para tantas mujeres que se sienten lejos de la Iglesia, solo porque han encontrado al hombre equivocado, son divorciadas o porque han encontrado hombres que no son dignos de ser padres”.

La madre lo tiene claro: cuando a principios de abril nazca su bebé, le llamará -si es niño- Francisco (Paraula, 15-IX-2013).

Miss Mundo 2013 a favor de la vida humana.

La Miss Mundo de 2013, Megan Youg, se declara a favor de la vida del no nacido.