Observatorio de Bioética, UCV

Sexualidad y Enfermedades de transmisión sexual

22.3.1 Aspectos generales. Actitudes sexuales en los adolescentes. 
22.3.2 Datos estadísticos.
22.3.3 Transmisión de las infecciones y su prevención.
22.3.4 Aspectos clínicos. Cambio de sexo. 
22.3.5 Aspectos económicos, sociales y éticos. Mutilación genital.

22.3.1 Aspectos generales

1. En un estudio que incluyó 11.161 personas entre 16 y 44 años, realizado en Inglaterra, un 10.8% de los hombres y un 12.6% de las mujeres, afirmaron que habían padecido alguna vez enfermedades de transmisión sexual (The Lancet 358; 1851, 2001).

2. Según los últimos informes médicos, no hay duda que el contagio de enfermedades de transmisión sexual está aumentando. En el momento actual, y gracias a las últimas tecnologías, se han identificado más de 25 organismos patógenos distintos que se pueden contagiar por vía sexual. Las cuatro principales enfermedades curables que se transmiten por vía sexual, producen más de 333 millones de contagios por año, y las que no son curables, también están aumentando. Las consecuencias de estas infecciones son devastadoras, pues producen alteraciones de las defensas orgánicas, cáncer, infertilidad, embarazos ectópicos, abortos y discriminación social, para aquellos que la padecen (The Lancet 354; SIV 62,2000).

3. Las enfermedades de transmisión sexual ha sido denominada la epidemia oculta por el Instituto de Medicina de EE.UU. porque su número y consecuencias son desconocidas por el gran público. Alrededor de 15 millones de personas se contagian cada año por enfermedades de transmisión sexual. Las dos enfermedades más comunes son la infección por clamidia y la gorronea, entre ambas constituye el 80 % del total de las infecciones (Annals Internal Medicine 137; 255, 2002).

4. “¿Qué saben las mujeres estadounidenses acerca del papilomavirus humano (VPH) y el cáncer cervical?” se preguntaron los especialistas del Instituto Nacional del Cáncer de aquel país. La encuesta realizada sobre 3.000 mujeres con edades entre los 18 y los 75 años reveló que sólo el 40% de ellas había oído hablar alguna vez de este virus, y menos de la mitad sabía que tenía conexión con estos tumores. El 64% de las mujeres sí sabía que se trata de un virus de transmisión sexual.

El virus del papiloma humano es, efectivamente, un virus que se transmite por medio de las relaciones sexuales. Aunque se calcula que el 90% de las infecciones que provoca desaparecen espontáneamente sin llegar siquiera a dar síntomas, en otras ocasiones se puede cronificar y provocar alteraciones en las células del cuello del útero. Si estas alteraciones premalignas se detectan a tiempo, por ejemplo, con una citología, pueden extirparse sin problema; mientras que si pasan desapercibidas, pueden llegar a desembocar en un cáncer (El Mundo, 16-XI-2006).

5.  El London Telegraph (22-11-06) informaba hace unos días que el programa más “avanzado” y “costoso” de educación sexual para adolescentes puesto en marcha en Escocia, destinado a reducir el número de embarazos no deseados y los crecientes abortos quirúrgicos, al cabo de 5 años no ha dado mejor resultado que los programas de enseñanza “convencional”. El programa se aplicó a chicos de 15 años y las tasas de embarazos adolescentes no disminuyeron.

El sistema de enseñanza, llamado “Salud sexual y relaciones seguras, felices y responsables”, incluyó trabajos en grupo, “role play” y juegos. Se les enseñó a los adolescentes cómo utilizar preservativos y cómo acceder a servicios de salud sexual y se les proporcionó bibliografía sobre distintos temas.

Después de 5 años, los resultados del estudio fueron que un quinto de las adolescentes participantes del programa (entre los 15 y 20 años) habían quedado embarazadas y que una de cada diez chicas había recurrido al aborto quirúrgico; los resultados no fueron diferentes de los del grupo de control al que se le daba educación sexual “convencional”.

6.  Un preocupante problema social es que los adolescentes adelanten el tiempo de sus relaciones sexuales, con el riesgo que ello comporta para su salud y especialmente para la incidencia de embarazos y abortos. Pues bien, un reciente trabajo (Child Development, 80; 1463-1480, 2009) demuestra que los niños que se desarrollan con la ausencia de su padre biológico en el hogar tienen más probabilidad de adelantar su primera relación sexual que los que sí lo tienen.

7. Obama disminuye en 149 millones de dólares los fondos destinados a programas que promueven la abstinencia de las relaciones sexuales en los jóvenes (BMJ 338; 1232, 2009).

8. El sexo es un asunto de elección personal (Julian Savulescuhttp://www.practicalethicsnews.com/practicalhetics/2010/03/choose-your- sex.male-female-or-neither-or bohi.htlm), aserto base para fundamentar la teoría del género.

índice

22.3.2 Datos estadísticos.

1. Aunque un 65 % de los adolescentes mayores manifiestan haber mantenido relaciones sexuales y 21 % haber tenido 4 o más compañeros sexuales durante el último año, solamente el 43 % de las chicas y el 26 % de los chicos, han consultado los problemas referentes a la trasmisión de enfermedades ligadas a la actividad sexual con un profesional médico (JAMA, 288; 2970, 2002).

2. En Inglaterra, alrededor de una de cada diez mujeres jóvenes sexualmente activas están infectadas por clamidias. Entre 1996 y 2001 se ha duplicado el número de diagnosticadas de gonorrea, ya que los nuevos casos han pasado de 12.000 a 22.000, en ese mismo periodo de tiempo. El número de casos de sífilis aumentó un 500 % (British Medical Journal 14-VI, 2003).

3. La expansión de las enfermedades de transmisión sexual no solo no disminuye sino que aumenta. En el momento actual se conocen más de 25 microorganismos que se transmiten por contacto sexual. Las cuatro principales enfermedades de transmisión sexual producen unos 330 millones de nuevos infectados cada año en el mundo. Las consecuencias de estas infecciones son devastadoras: disfunciones inmunológicas, cáncer, embarazos ectópicos, infertilidad, abortos. Tres circunstancias condicionan la posibilidad de la transmisión: la virulencia del germen; el número de personas con las que se tienen relaciones sexuales durante un tiempo determinado y lo que dura cada una de las infecciones (Lancet 354; SIV 62, 2000).

4. El número de casos de enfermedades de transmisión sexual se ha incrementado un 66% en los últimos tres años en Holanda, ya que han pasado de 5.500 a 9.500 (British Medical Journal 327;10,2003).

5. Datos del pasado mes de Mayo, difundidos por las autoridades sanitarias inglesas (Public Health Laboratory Service), indican que la sífilis entre los hombres de ese país ha crecido un 621 % en los seis últimos años previos a 2001, mientras que en las mujeres el incremento ha sido del 206 %. En este último periodo de tiempo las infecciones por clamidia han crecido, tanto en hombres como en mujeres, más del 100 %, mientras que el herpes genital, las verrugas genitales y la gorronea, también han aumentado sustancialmente (Elliot Institute News, drearmon@mine4ever.net).

6. Según la Organización Mundial de la Salud las enfermedades de transmisión sexual han crecido notablemente desde 1990 a 1999. En aquel año se produjeron 250 millones de contagios y en el último 340 millones (The Lancet 363; 546, 2004).

7. Una de cada dos mujeres inglesas jóvenes sexualmente activas padece una enfermedad de transmisión sexual (Telegraph (UK), 21-XI2004).

8. En los últimos siete años la infección por el virus del herpes simple tipo-2 se ha incrementado un 22 %, en Estados Unidos mientras que en Europa este incremento osciló entre el 4 % y 22 % (BMJ 330; 157, 2005).

9. Según datos aportados por la Consejera de Salud de la Generalidad de Cataluña, Marina Geli, la sífilis ha aumentado en esa región española un 36,6 % entre 2002 y 2003, la gonorrea un 8,3 % y las infecciones por clamidia un 55,5 %. En cifras absolutas en 2003, se declararon en Cataluña 204 casos de sífilis, 330 de gorronea y 217 de infección por clamidia.

10. Aumentan los embarazos de adolescentes en Gran Bretaña. En efecto en 2005, se quedaron embarazadas 7.464 menores de 16 años en Inglaterra y Gales. Esto supone un aumento de 283 embarazos respecto a 2004 y una subida del 4 % en la tasa de embarazos de adolescentes: la mayor en los últimos diez años. Seis de cada diez embarazos terminaron en aborto (aceprensa.com, 28-II-2007).

11. Entre 2.000 y 2.003, la sífilis aumentó un 19 % en Estados Unidos, principalmente debido al aumento de las relaciones homosexuales masculinas (The Lancet 369; 1575, 2007).

12. Siguen aumentando las infecciones transmitidas por vía sexual. En efecto, en el cuarto informe anual de la “UK Health Protection Agency”, se confirma que en 2006 hubo en el Reino Unido un 4 %, 3 % y 9 % más contagios de clamidia, verrugas genitales y herpes genital respectivamente, que en 2005. El total de infecciones aumentó un 2 %, de 368.341 en 2005 a 376.508 en 2006 (BMJ 335; 176, 2007).

13. La infección por clamidas es la enfermedad más común en Estados Unidos. En 2004 se declararon 900.000 nuevos casos, aunque se supone que alrededor de 2.000.000 no se comunican (Annals of Internal Medicine 147; 135, 2007). La segunda infección por el número de infectados es la gonorrea, con 300.000 personas afectas en 2005 (Annals of Internal Medicine 147; 89, 2007).

14. En España los casos de sífilis pasaron de 1,77 por 100.000 habitantes en el año 2000 a 4,31 en 2006 y la gonorrea de 2,65 a 3,59 (Datos del Ministerio de Sanidad).

15. Un tercio de las mujeres de 18 a 25 años en España son vírgenes: es decir, 737.000. Y las muy promiscuas (5 o más parejas sexuales) apenas son el 6,9%: 98.000 chicas.

O dicho de otra forma: en España hay 7 vírgenes por cada chica muy promiscua. Además, hay 823.000 chicas de esta edad que sólo han tenido una pareja sexual: son casi 4 de cada 10 chicas de esta edad. Y de ellas, casi 200.000 están casadas. De hecho, las chicas que mantienen relaciones sexuales sin estar casadas o sin haber estado casadas a esta edad (llamémoslas “solteras no vírgenes”) son apenas 51.000 más (un 26% más) que la suma de aquellas que son vírgenes junto con las que no lo son porque están o han estado casadas (198.000 casadas’+ 20.000 separadas/divorciadas; frente a 1.206.000 solteras “no vírgenes” o “sexualmente activas”) (Instituto Catalán de Oncología y Glaxo Smithkline. Publicado en  European  Journal  of  Obstetrics  and Gynecology, 7-IV-2008).

16. En la primera quincena de marzo el Centro para el Control de las enfermedades de Estados Unidos comunicó que una de cada cuatro adolescentes de ese país está contagiada por una infección de transmisión sexual. Este porcentaje en las jóvenes negras es del 48%. En cifras absolutas alrededor de 3,2 millones de jóvenes americanas de entre 14 y 15 años son portadoras de una infección transmitida sexualmente (The Lancet 371;960,2008).

17. En contra de lo que recientemente se comenta en muchos medios de comunicación de nuestro país para los jóvenes españoles, no parece que la actividad sexual entre los jóvenes norteamericanos se incremente. En efecto,  según informa el Centro de Prevención y Tratamiento de Enfermedades Infecciosas de Atlanta (MMWR, 57; 817-822, 2008), que recoge un estudio sobre las relaciones sexuales de los jóvenes norteamericanos entre 1991 y 2007, el porcentaje de estudiantes de bachiller que alguna vez han tenido relaciones sexuales ha disminuido un 12 %, el porcentaje de los que han tenido relaciones con cuatro o más parejas durante su vida ha disminuido un 20 % y el porcentaje de los que actualmente eran sexualmente activos ha disminuido un 7 %. Es decir, parece que en todas las circunstancias evaluadas la actividad sexual de los estudiantes había disminuido y no aumentado.

18Los embarazos no deseados y el contagio por enfermedades de transmisión sexual es un grave problema epidemiológico. Se estima que en el mundo se producen alrededor de 79 millones de embarazos no deseados cada año. En 2006 en Estados Unidos se declararon más de un millón de infecciones por Clamidia tracomatis, lo que supone un aumento del 5,6 % con respecto al año anterior. También en 2006 el Centro para el control de las Enfermedades Infecciosas de Atlanta, reportó 358.366 nuevos casos de Neiseria gonorrae.

19.  En los últimos cinco o seis años ha aumentado “espectacularmente la sífilis en España, al igual que en Francia y otros países occidentales”. “Normalmente son sífilis secundarias y los pacientes hombres homosexuales (Arturo Rodriguez Pichordo. DM, 31-V-2010).

índice

22.3.3 Transmisión de las infecciones y su prevención.

1. Durante las últimas décadas la prevalencia de enfermedades transmisibles ha ido disminuyendo gracias a los avances de la técnica y de la medicina. Algunas de ellas incluso se han erradicado, por ejemplo la viruela. Sin embargo las denominadas enfermedades de transmisión sexual experimentaron en los años ochenta un gran aumento, con una estabilización en los años 1999 y 2000 (Folia Clínica en Obstetricia y Ginecología, nº 30, (noviembre, 2001). En efecto, cada año uno de cada veinte adolescentes adquiere una enfermedad infecciosa de transmisión sexual (Int J Gynecol Obstet 75; 123, 2001).

Si se tiene en cuenta que estas dos últimas décadas han sido las de mayor promoción del preservativo, precisamente para disminuir las infecciones por enfermedades de transmisión sexual, habrá que pensar si el camino para erradicarlas ha sido el idóneo.

2. Las enfermedades de transmisión sexual están aumentando en Australia a pesar de las campañas que se están haciendo para utilizar el preservativo (Sydney Morning Herald, 6-II-2002).

3. Según un reciente informe del CDC (MMWR 53; 966, 2004, citado en JAMA 292; 2460, 2004), durante el pasado 2000-2002, el 13,7 % de los casos de sífilis, tanto pulmonar como secundaria detectados en Chicago, se debieron a la práctica del sexo oral. Este porcentaje entre los homosexuales fue del 20,3 %.

4. En el marco del I Curso de Actualización en Dermatología Ginecológica, avalado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGÓ) y la Academia Española de Dermatología y Venereología, celebrado en el Hospital «Santa Cristina» de Madrid, el dermatólogo del Hospital «Ramón y Cajal» Pablo Boixeda, afirmó que las infidelidades aumentan las enfermedades de transmisión sexual (ETS) en la pareja hasta un 3-5%, sobre todo en gente joven, así como que sólo algo más de la mitad de las personas que incurren en ella se lo comunican a su pareja en su primera relación (7DM, 7-II-2005).

5. La Academia Americana de Pediatría ha recomendado que las adolescentes reciban indicaciones para que pospongan su actividad sexual y también que se les de información en relación con el acceso a la contraconcepción (Pedriatics 115; 281, 2005). Aunque la actividad sexual ha disminuido, sigue siendo un problema entre los adolescentes norteamericanos, ya que más del 45 % de las chicas y el 48 % de los chicos de entre 13/14 y 17/18 años, han mantenido relaciones sexuales. La edad media para tener la primera relación sexual es de 17 años para las chicas y de 16 para los chicos, pero aproximadamente un 25 % de los adolescentes manifiestan haber mantenido relaciones sexuales a los 15 años. Como consecuencia de esta situación, alrededor de 900.000 adolescentes quedan embarazadas cada año. Más del 40 % de las adolescentes embarazadas se quedan embarazadas al menos una vez antes de los 20 años, por ello el porcentaje de jóvenes entre 15 y 19 años que tienen hijos en Estados Unidos es el más elevado del mundo industrializado, 61 por 1000, cuando estas índices son del 41 por 1000 en Canadá, 33 en el Reino Unido, 8 en Holanda y 4 en Japón (BMJ, 331, 129, 2005).

6. Un estudio publicado en el American Journal of Health Behaviour (29;423,2005) del que es autora Elaine Borawski, los resultados obtenidos utilizando un grupo de 2069 estudiantes de séptimo y octavo grado, a los que se les da un programa que consiste en 5 clases de 40 minutos sobre sexualidad, y en el que se hace ver el valor de la abstinencia sexual hasta el matrimonio. Según la autora el estudio muestra esperanzadores resultados, ya que se demuestra que “entre los estudiantes con experiencia sexual puede reducir la prevalencia de relaciones sexuales esporádicas” aunque, según la autora, se necesitarían estudios más amplios para confirmar estos primeros resultados.

7. Un tema que suscita amplio debate es conocer en qué medida el preservativo previene el contagio de enfermedades de transmisión sexual. En un recuente artículo (Ann Inter Med 143; 707, 2005), en que se evalúa este efecto con respecto al posible contagio del virus herpes simple tipo 2, se comprueba que el uso del preservativo reduce, pero no previene totalmente dicho contagio, ya que aun en el caso de su uso más continuado se contagiaron 2,6 por 100 personas año, contra 4,8 en el grupo que utilizó el preservativo con menos asiduidad. Cuando esto mismo se evaluó para el virus del herpes tipo 1, no se encontró asociación entre el uso del preservativo y la prevención de la infección por el virus.

8. El 6 de abril arrancó su recorrido por España por tercer año consecutivo el autobús “Sexo con seso”. La novedad de este año es que durará tres meses en lugar del mes y medio de ediciones anteriores, señal inequívoca de la apuesta comercial de la farmacéutica Schering, que patrocina la campaña. “Nosotros sólo llegamos a 7.000 jóvenes y las relaciones sexuales con riesgo ascienden a 375.000″, explica el presidente de la Sociedad Española de Contracepción, Ezequiel Pérez Campos (ALBA, 14/20-IV-2006).

9. Según se recoge en un estudio publicado en el New England Journal of Medicine (22-VI-2006), si 100 mujeres exigen a su pareja el uso del preservativo en el 100 % de sus relaciones sexuales, el 37 % podría infectarse en un año por el virus del Papiloma Genital, sin duda algo contrario a la creencia de que con el uso del preservativo se puede tener un sexo seguro en lo que se refiere a transmisión de enfermedades que se contagian por vía sexual.

10. A los 16 años, al menos el 10 % de las adolescentes inglesas se han infectado por el virus del papiloma humano. Estos son los resultados de un estudio realizado en Inglaterra en el que se incluyeron 1483 mujeres de entre 10 y 29 años. Por otro lado, se sabe que los tipos 16 y 18 de este tipo de papiloma pueden favorecer el cáncer de cuello de matriz (British Journal of Cancer, DOI: 10.1038/sj.bjc.6603955).

11.  El número de infecciones por VIH debidas a relacio­nes sexuales aumentará en los próximos años en los menores de 30 años, espe­cialmente entre las mujeres y los homosexuales. Esta es una de las conclusiones a las que han llegado los cerca de 170 especialistas consultados para la elaboración del primer Libro Blanco sobre el futuro de la infección en España.

En España hay entre 120.000 y 150.000 personas infectadas por el VIH. El Ministerio de Sanidad estima que entre el 25 y el 30 por ciento de los afectados no saben que están infectados (DM, 30-XI-2007).

12. Una vacuna desarrollada por la firma farmacéutica GLAXO Smith Kline contra el virus del papiloma humano, parece que protege a las mujeres jóvenes contra infecciones y anormalidades cervicales relacionadas, por lo menos durante seis años, lo que hace que pueda ser útil a las veinte añeras que no son sexualmente activas (Lancet 2009: 10.1016/SO140-6736(09) 61567-1).

índice

22.3.4 Aspectos clínicos. Cambio de sexo.

índice

22.3.5 Aspectos económicos, sociales y éticos. Mutilación genital.

1. Los adolescentes que ven programas de televisión con un alto contenido sensual tienden a tener mucho mayor número de relaciones sexuales que los que no los ven, según se indican en un estudio publicado en Pediatrics del que es primera autora la doctora Rebecca Collins. Según la autora este es el primer trabajo en donde se demuestra con evidencia medica que el contenido sexual de la televisión induce a los adolescentes a practicar el sexo ( Life Site News.com /lsn@lifesite.net).

2. Los padres y profesores deben enseñar a buscar el placer sexual solos o en compañía de otro niño o niña a los escolares a partir de los 6 años, según el Ministerio de Educación. Esto es lo que se difunde en la guía de educación sexual para padres y profesores de educación primaria que acaba de editar el Ministerio de Educación.

Un intercambio placentero a través del cuerpo, también a través de sus genitales, donde exista afecto y consideración mutua, está bien. Excepto cuando la otra persona es adulta o exista entre ambas una diferencia de edad significativa.

El texto asegura que se debe explicar a los niños que la homosexualidad es una opción y que este tipo de relaciones “son posibilidades que están ahí, que no son mejores ni peores que la heterosexualidad, y que pueden formar parte de sus propias opciones de vida: “¿quién asegura a un chico que no se enamorará de su mejor amigo?”’, explica en el capítulo titulado “La visión de niñas y niños” (ALBA, 28-IV-2006).

3. En un reciente artículo sobre “Hábitos sexuales de los adolescentes”, que ha incluido a 466 alumnos de institutos próximos al Centro de Salud de San Blas (Madrid), el 28,3 % de los adolescentes inicia sus relaciones sexuales a los 16,3 años (DM 5-V-2006).

4. Se estima que entre 100 y 140 millones de mujeres han sufrido mutilación genital no debida a razones médicas (BMJ 340; 1317-1318, 2010).

5. En todo el mundo, alrededor de 140 millones de niñas y mujeres han sufrido alguna forma de mutilación genital (The Lancet 376; 1800, 2010).

6. El Papa Benedicto XVI denunció el pasado 10 de enero, durante el encuentro con los embajadores en el Vaticano, la amenaza a la libertad religiosa que supone el que en algunos países europeos se hayan impuesto cursos de educación sexual o cívica, “que transmiten una concepción de la persona y de la vida pretendidamente neutra, pero que en realidad reflejan una antropología contraria a la fe y a la justa razón”.

Según el portavoz vaticano Federico Lombardi, con esas palabras el Papa se refería de manera implícita “a lo sucedido en España”, donde la Conferencia Episcopal ya manifestó su preocupación por la publicación de manuales sobre sexualidad para escolares y por la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

Benedicto XVI también incluyó entre las amenazas el que en muchos países, entre ellos de América Latina, se aprueben leyes que crean “un monopolio estatal en materia escolástica”. El Papa exhortó a sus gobiernos a promover sistemas educativos que respeten el derecho de las familias a decidir la educación de sus hijos, “inspirándose en el principio de subsidiariedad, esencial para organizar una sociedad justa” (El Mundo, 11-I-2010)

ir al principio