Claudia Spits, integrante del Grupo de Investigación, Reproducción y Genética y profesora de la Universidad Libre de Bruselas (UVB), ha identificado una posible causa genética asociada al bajo peso al nacer en bebés nacidos mediante técnicas de reproducción asistida.

Desde un punto de vista molecular, la gran mayoría de estudios se han centrado en la búsqueda de cambios epigenéticos inducidos por la práctica de técnicas de reproducción asistida (TRA), tanto en individuos como en muestras placentarias. Aunque estos cambios han podido ser evidenciados en un número importante de estudios en animales, los estudios en humanos no proporcionaron resultados concluyentes. Aunque algunos estudios han encontrado diferencias epigenéticas entre los niños concebidos mediante TRA y de modo natural, estas generalmente se encontraban dentro del rango normal de variación. Muchos otros investigadores no han identificado anomalías consistentes en la metilación en el genoma de los niños concebidos mediante TRA, lo que lleva a resultados no concluyentes. Por último, un estudio reciente demostró que la fertilización in vitro no aumenta la incidencia de anomalías cromosómicas en los linajes fetal y placentario humanos, y no encontró un vínculo entre la presencia de estas anomalías y el peso al nacer.

En el caso de la investigación ahora publicada en Nature Communications el pasado 9 de febrero de 2024, los investigadores han explorado por vez primera las variantes del ADN mitocondrial (ADNmt) como contribuyentes a las diferencias en el peso al nacer, al afectar la función mitocondrial durante el desarrollo prenatal. En el estudio se ha secuenciado en profundidad el ADNmt de 451 individuos concebidos tanto mediante TRA como por vía natural, 157 pares de madre-hijo y 113 ovocitos obtenidos tanto tras ciclos menstruales naturales como después de inducir una estimulación ovárica.

El estudio reveló que los individuos concebidos mediante TRA portaban un genotipo de ADNmt diferente aquellos que lo fueron por vía natural, con más variantes no sinónimas de novo.

Estas variantes, junto con las variantes de ARNr, se correlacionan con percentiles de peso al nacer más bajos, independientemente del modo por el que fueron concebidos, pero aparecen con más frecuencia en individuos concebidos mediante TRA.

Spits espera que futuras investigaciones den luz sobre las consecuencias que estos cambios pueden suponer para la salud a largo plazo y expliquen cómo estos hallazgos podrían afectar a la práctica clínica.

El establecimiento, pues, de un vínculo entre la presencia de variantes heteroplasmáticas de ADNmt no sinónimos en regiones codificantes de proteínas y loci de ARNr y un menor peso al nacer, y su mayor prevalencia en niños de madres mayores y que nacen después de un tratamiento con TRA, constituye un importante descubrimiento del estudio que nos ocupa.

Los autores proponen que estas variantes pueden dar como resultado una disfunción mitocondrial modesta pero aún suficiente para dar como resultado un percentil de peso al nacer más bajo, proporcionando la primera evidencia de factores genéticos mitocondriales que podrían explicar las diferencias observadas entre los individuos concebidos mediante ART y los que lo fueron por vía natural.

Las consecuencias para la salud a largo plazo de estos cambios aún deben estudiarse para establecer cómo estos hallazgos afectarán la práctica clínica y el asesoramiento al paciente en el futuro.

Valoración bioética

Los problemas de salud evidenciados en los niños concebidos mediante TRA, que no se limitan al periodo perinatal sino que pueden extenderse más allá en la vida de los afectados, han sido analizados previamente en distintas ocasiones en nuestro Observatorio y están ampliamente estudiados. La nueva evidencia ahora puesta de manifiesto añade la posibilidad de una alteración del ADN mitocondrial, cuyas consecuencias pueden ir más allá del bajo peso al nacer, dada la trascendencia en su evolución futura de este tipo de alteración genética mitocondrial.

Las parejas que acceden a las TRA deben ser informadas de estas posibles complicaciones convenientemente, además de otros factores relacionados como la eficacia real asociada a estas técnicas o el destino al que se verán abocados los embriones sobrantes generados y no implantados. Sin esta información, que debe ser rigurosa, completa e inteligible, la decisión de proceder o no con estas técnicas no puede tomarse en condiciones autónomas y libres, lo cual constituye un atentado contra la dignidad de los implicados en el proceso.

 

Julio Tudela

Observatorio de Bioética

Instituto Ciencias de la Vida

Universidad Católica de Valencia

Comparte en tus redes sociales