En la actualidad, en España nacen menos de 900 bebés al día, lo que supone la cifra más baja desde que hay datos, superada ligeramente por la del mismo período de 2021, según la última lista de nacimientos del INE.

En nuestro país la tasa de fecundidad es de 1,3 hijos por mujer, un punto por debajo de la media mundial, que es de 2,3. Solo Corea del Sur, con una media de 0,9, China con 1,2 o Malta con 1,13, son los únicos países donde la tasa de natalidad es menor.

La soledad, plaga del siglo XXI

Sin duda, uno de los datos más preocupantes es que de 660.000 españoles que vivían solos en 1970, hemos pasado a cinco millones en 2022. Con las tasas de fecundidad que estamos viviendo, es previsible que el 40% de los jóvenes no tenga nunca un hijo y que, por consiguiente, cuando sean mayores, no tengan nietos.

Como consecuencia, las escuelas españolas se quedan sin niños. Entre 2013 y 2023, en una década, España ha perdido 450.000 alumnos potenciales de las etapas obligatorias de la Educación Infantil y Obligatoria, menores de 16 años. En 2037 esta pérdida de alumnos en las escuelas superará el millón. En cifras totales, de los actuales 7,5 millones de alumnos se pasará a 6,5 millones. En la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) se perderá el 25% del alumnado potencial en 2037.

Hay que destacar también que, mientras entre 2007 y 2014 nuestra economía se contraía, el gasto en pensiones subió un 50%.

¿Cuáles son las causas?

Desde el Observatorio de Bioética apuntamos a 9 causas que provocan este fenómeno demográfico:

  1. Retraso de la maternidad hasta lograr una estabilidad laboral.
  2. Falta de políticas de conciliación.
  3. El Desempleo, la inseguridad económica, el incremento del coste de la vida y la pérdida de poder adquisitivo.
  4. El aumento de separaciones y la nueva ley del aborto:  El 61% de los embarazos no deseados (y, en conjunto, el 29% del total de embarazos) se interrumpen voluntariamente [1], y es recomendado por la OMS como método seguro de control de la natalidad.[2]
  5. Búsqueda de la realización personal en el mundo laboral.
  6. Procurar espacios de ocio en los que la consecución del placer y la evitación de todo sufrimiento hacen difícil ofrecer la propia vida para hacer vivir a otros.
  7. La provisionalidad que acompaña a la actividad de la civilización posmoderna supone un obstáculo para empresas trascendentes de largo recorrido, como es la formación de una familia.
  8. La sustitución de la búsqueda del sentido vital por la mera obtención de placer se muestra como uno de los principales impedimentos para que nuestras sociedades desarrolladas adopten como compromiso vital el dar la vida y acompañarla en la figura de los hijos.
  9. La escandalosa inacción de los gobiernos, específicamente de los países como España en los que el problema de implosión demográfica es especialmente grave.

 

[1] Bearak J, Popinchalk A, Ganatra B, Moller A-B, Tunçalp Ö, Beavin C et al. Unintended pregnancy and abortion by income, region, and the legal status of abortion: estimates from a comprehensive model for 1990–2019. Lancet Glob Health. 2020 Sep; 8(9):e1152-e1161. doi: 10.1016/S2214-109X(20)30315-6.

[2]https://www.who.int/es/newsroom/factsheets/detail/abortion#:~:text=El%2061%25%20de%20los%20embarazos,por%20la%20OMS%20en%202020