Observatorio de Bioética, UCV

¿Se debería regular el uso del cannabis en España?

 Última hora

Drogas y adicciones / Informes / BIOÉTICA PRESS

¿Se debería regular el uso del cannabis en España?
19 noviembre
12:21 2021

Cuando algo se legaliza deja de ser ilegal, pero no deja de alentar su producción, tráfico y consumo, que finalmente es el que acaba perjudicando severamente a todos los que piensan que por ser legal deja de ser perjudicial, y acceden a productos tóxicos.

No es la primera vez que desde el Observatorio de Bioética publicamos noticias sobre si se deberían legalizar o no determinado tipo de drogas, en este caso el cannabis, tanto para uso médico como recreativo. De nuevo y a colación de un artículo publicado el pasado 16 de noviembre en Diario Médico en el que se vuelve a plantear este debate desde el ámbito político, social y científico, nos parece de interés para nuestros lectores mencionar algunos aspectos tratados en el mismo.

Es evidente que legalizar el uso de drogas con fines médicos o terapéuticos para tratar determinados síntomas y cuya administración está supervisada por personal sanitario, y la legalización del consumo del cannabis para uso recreativo, merecen un debate y un tratamiento completamente distinto en el que la opinión de los expertos deberá tenerse muy en cuenta antes de tomar cualquier decisión por parte del Gobierno.

La utilización de principios activos obtenidos de distintos orígenes, útiles en determinados tratamientos, es lo que se viene haciendo desde tiempo inmemorial. Su moderna regulación y control farmacoterapéutico garantiza niveles de seguridad y eficacia que permiten su inclusión en el arsenal terapéutico. La morfina, extraída del opio, es uno de los analgésicos más eficaces de los que se dispone hoy, aunque requiere estricta vigilancia en su administración y seguimiento. Algo parecido puede ocurrir con algunos de los componentes del cannabis, que debidamente identificados y extraídos de la droga, pueden utilizarse como principios activos útiles en farmacoterapia.

Un caso bien diferente es el del uso recreativo del cannabis

Uno de los argumentos que exponen los partidos defensores de la legalización del cannabis para uso recreativo (Más País, Podemos y ERC) es que la prohibición del cannabis no solo no ha frenado su uso, sino que es la droga ilegal más consumida en España, por lo que si se legaliza podría resolverse el problema del narcotráfico y el mercado negro. No parece que éste sea un argumento lo suficientemente sólido para justificar el libre acceso al consumo de sustancias que ponen en grave riesgo la salud de los ciudadanos, especialmente de los más jóvenes.  Tal y como afirma en el artículo mencionado Francisco Lozano, presidente de la Red Europea de Prevención del Tabaquismo REPT-ENSP, “si existe una realidad social de consumo de cannabis habrá que abordar esa realidad social con educación” y la realidad del narcotráfico con un mayor control policial.

Nuestra valoración

En nuestra opinión, debe apelarse a la evidencia científica a la hora de evaluar la conveniencia de facilitar el acceso a drogas como el cannabis, cuyo uso está relacionado con el incremento en el riesgo de aparición de trastornos tan graves como la psicosis o la esquizofrenia, además de haberse relacionado con la pérdida de memoria y otros efectos secundarios.

Tal como afirma el presidente de la Sociedad Española de Neumología (Separ), Carlos Jiménez  el cannabis “es una droga que tiene impacto en patología respiratoria, provoca bronquitis aguda pero también bronquitis crónica, produce cáncer de pulmón y se sabe que la utilización de cannabis es una vía de entrada al consumo de tabaco y además hay grandes problemas a nivel psicológico y psiquiátrico debido al uso del cannabis y por eso sería una pésima noticia cualquier camino a una legalización del uso recreativo del cannabis”.

Además, el consumo de cannabis supone en muchos casos el acceso a otras adicciones, con resultados devastadores.

Las propuestas legalizadoras de las drogas de abuso, que no de determinados principios activos que contienen, que debidamente aislados y controlados pueden resultar útiles terapéuticamente, se pretenden fundamentar ingenuamente en que pueden contribuir a reducir su tráfico ilegal.

El argumento no puede ser más peregrino: desde luego, cuando algo se legaliza deja de ser ilegal, pero no deja de alentar su producción, tráfico y consumo, que finalmente es el que acaba perjudicando severamente a todos los que piensan que por ser legal deja de ser perjudicial, y acceden a productos tóxicos, lo son y mucho, sin limitación, en una conducta promovida por quienes irresponsablemente normalizan -por legalizarlas- conductas adictivas y consumos tóxicos.

La legalización del consumo de cocaína, heroína, LSD o anfetaminas de síntesis, también acabaría con su mercado clandestino e ilegal. Pero no solo con estos, también con sus consumidores, que sufrirían sus devastadores efectos tras convencerse de que, por ser legales, han dejado de ser tóxicos.

 

Julio Tudela Cuenca

Instituto Ciencias de la Vida

Observatorio de Bioética

Universidad Católica de Valencia

 

*Foto: Freepik
¿Se debería regular el uso del cannabis en España?
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Warning: Illegal string offset 'rules' in /usr/home/observatoriobioetica.org/web/wp-content/themes/legatus-theme/functions/filters.php on line 195 Warning: Illegal string offset 'rules' in /usr/home/observatoriobioetica.org/web/wp-content/themes/legatus-theme/functions/filters.php on line 196 <