Un tema controvertido, y con frecuencia debatido, en los medios de comunicación social es la opinión de los grandes científicos sobre la existencia de Dios. Entre ellos, sin duda Einstein fue una figura destacada. Posiblemente el físico más importante de la historia, junto con Newton. En este sentido parece de interés referir lo manifestado por Einstein en relación con este tema: “La generalizada opinión, según la cual yo sería un ateo, se funda en un gran error. Quien lo deduce de mis teorías científicas, no las ha comprendido. No solo me ha interpretado mal, sino que me hace un mal servicio si divulga informaciones sobre mi actitud con la religión. Yo creo en un Dios personal y puedo creer, con plena conciencia que en mi vida jamás me he adscrito a una concepción atea”. (Albert Einstein. Deutsches Pfarrblatt, Bundes-Blatt der Deutschen Pfarrvereine, 1959, 11). (Ver más AQUÍ).

*Ver artículos relacionados.