Observatorio de Bioética, UCV

¿Dónde está la estrella desaparecida? Una pregunta de hace 100.000 años

 Última hora

Ciencia y fe / Informes / BIOÉTICA PRESS / Top News

¿Dónde está la estrella desaparecida? Una pregunta de hace 100.000 años
08 febrero
12:57 2021

Nuestros antepasados ya contemplaban el Universo tratando de dar explicación a lo que les rodeaba. Cien mil años después seguimos haciéndonos preguntas.

 

La transmisión del conocimiento

A lo largo del siglo XIX hubo un progresivo redescubrimiento del conocimiento científico en la Grecia clásica y los estudiosos europeos quedaron fascinados por lo que pareció una repentina explosión del saber en apenas unos siglos, en torno al siglo V a.C., en materias como las matemáticas o la astronomía. Poco a poco se ha ido conociendo que esa rápida progresión fue posible gracias a la herencia procedente de culturas muy anteriores, desarrolladas en Mesopotamia o Egipto.

Hoy día se consideran estas culturas como la cuna de la civilización, que conocemos gracias a que en ellas aparece la escritura y definimos ese hito como el comienzo de la historia. La palabra historia deriva del vocablo griego ἱστορία, que se puede traducir como «investigación» o «información», como tratando de indicar que es a partir de este momento en el que empieza a haber una información transmisible.

Pero la información oral anterior pudo haber sido muy anterior a lo que podríamos imaginar hasta ahora, si se confirma la sorprendente conclusión a la que han llegado dos investigadores australianos.

La mitología griega

La mitología griega nos cuenta que las Pléyades eran siete hermanas hijas del Titán Atlas y la ninfa Pléyone, que un día, mientras paseaban, se encontraron con Orión, un gigante cazador, que se enamoró de ellas y las persiguió durante años. El todopoderoso Zeus, para que escapasen a su asedio, convirtió a las hermanas en palomas, las cuales volaron hacia el firmamento y se transformaron en el conjunto de estrellas que conocemos como Pléyades. Constituyen un cúmulo en la constelación de Tauro, que es el más visible a simple vista en el cielo nocturno.

En realidad, ya en la época clásica griega las estrellas visibles[1] en este cúmulo eran solo seis, como en la actualidad, y no siete como indica la tradición mitológica. Y para interpretar esta anomalía se añadió una explicación: todas las hermanas se casaron con dioses menos una de ellas, Mérope, que se unió con un mortal, por lo que sintió vergüenza y abandonó a sus hermanas.

¿Por qué hay siete hermanas?

En un trabajo de investigación con el título “¿Por qué hay siete hermanas?”[2], dado a conocer el pasado 21 de diciembre en The Conversation[3], Ray Norris y Barnaby R. M. Norris muestran cómo en los cinco continentes se encuentran explicaciones tradicionales que describen de manera similar el caso de la “Pléyade perdida”. En culturas primitivas de Europa, África, América, Asia o Indonesia, así como en la cultura aborigen australiana se reconoce que el cúmulo está formado por siete estrellas y se da una explicación de por qué la séptima ya no es visible.

La cultura aborigen australiana

El estudio se centra en comparar con más detalle la similitud de los relatos sobre la relación entre las Pléyades y Orión entre los aborígenes australianos y las historias griegas. Concluyen detectando cuatro conceptos comunes en ambas culturas: a) denominar al grupo “Siete hermanas”, aunque hoy en día se ven seis estrellas y luego presentar historias para explicar por qué la séptima es invisible; b) identificar a las Pléyades como un grupo de chicas jóvenes; c) identificar a Orión como cazador, joven o grupo de jóvenes; d) tener historias en las que Orión está intentando atrapar o violar a las chicas que son las Pléyades.

Estas fuertes similitudes sugieren un origen común, que parece ser anterior al contacto europeo con la Australia aborigen. Efecto, la explicación hay que buscarla muy atrás en el tiempo, cuando la entera humanidad habitaba en África, de donde se separaron hace 100.000 años los pueblos que se dirigieron a Europa y los que bordearon el sur de Asia y llegaron a Australia 50.000 años después. Desde el 50.000 a. C. en adelante, los aborígenes australianos disfrutaron de una cultura continua, ininterrumpida, con muy poco contacto con otros pueblos. La cultura aborigen evolucionó sin discontinuidades o influencias externas significativas, hasta la llegada de los británicos hace poco más de 200 años.

Explicar nuestro Universo

Por todo lo expuesto, se puede concluir que la historia de las Pléyades / Orión se remonta aproximadamente a 100.000 años, y que fue llevada por las gentes que abandonaron este continente para convertirse en aborígenes australianos, europeos y otras nacionalidades.

Es una bonita historia, que nos sorprende por el hecho de que se haya podido mantener durante 100.000 años una cadena de transmisión oral en tantos lugares del planeta, lo que nos muestra que nuestros antepasados ya contemplaban el Universo tratando de dar explicación a lo que les rodeaba. Cien mil años después seguimos haciéndonos parecidas preguntas ¿Podremos algún día contestarlas?.

Manuel Ribes

Observatorio de Bioética

Instituto de Ciencias de la Vida

Universidad Católica de Valencia

 

[1] Estrella visible es un concepto poco definido, ya que depende de la agudeza visual del observador y otras variables. No obstante, hay un cierto consenso en lo que se refiere al número de Pléyades.

[2] El trabajo Why are there Seven Sisters? será publicado en breve por Springer en un libro con el título Advancing Cultural Astronomy (https://www.dropbox.com/s/np0n4v72bdl37gr/sevensisters.pdf?dl=0).

[3] World’s oldest story? Astronomers say global myths about ‘seven sisters’ stars may reach back 100,000 years

 

¿Dónde está la estrella desaparecida? Una pregunta de hace 100.000 años
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Warning: Illegal string offset 'rules' in /usr/home/observatoriobioetica.org/web/wp-content/themes/legatus-theme/functions/filters.php on line 195 Warning: Illegal string offset 'rules' in /usr/home/observatoriobioetica.org/web/wp-content/themes/legatus-theme/functions/filters.php on line 196 <