Observatorio de Bioética, UCV

Irene Montero quiere ampliar la ley trans para permitir a los menores cambiar el nombre y el sexo en el DNI sin requisito médico alguno

 Última hora

Transexualidad / Noticias / BIOÉTICA PRESS / Top News

Irene Montero quiere ampliar la ley trans para permitir a los menores cambiar el nombre y el sexo en el DNI sin requisito médico alguno
04 noviembre
12:08 2020

El gobierno quiere modificar la ley aprobada en 2007 por seguir tratando la transexualidad como una enfermedad. La ministra de Igualdad ha anunciado que llevará la ley LGTBI al Consejo de Ministros antes del verano.

El Gobierno sigue adelante con la modificación de la Ley Trans aprobada en 2007 para que se permita a cualquier persona cambiar su sexo en el DNI, simplemente declarando la identidad sentida, y también para autorizar a los menores a pedir una rectificación registral sin el consentimiento de sus padres.

Asimismo, la nueva Ley para la Igualdad Plena y Efectiva de las Personas Trans promovida por Irene Montero, afirma que no se precisará la presentación de un informe médico, ni la modificación de la apariencia física, para el cambio de nombre y sexo, porque eso supondría «estigmatizar y patologizar el colectivo». Para cambiarlo, bastará con una «declaración de la propia “identidad sentida”. De esta manera se despatologiza la identidad trans.

En la actualidad, la legislación española exige un diagnóstico médico de disforia de género y un tratamiento hormonal de dos años para que una persona transexual pueda cambiar su sexo en el registro.

Ámbito sanitario y escolar

También se contemplan medidas concretas en los «ámbitos sanitario, educativo, laboral, penitenciario o deportivo, entre otros». Se regulará por ejemplo, que los alumnos puedan ir a los baños y vestuarios en donde se sientan más cómodos, o que en las cárceles el internamiento se realice respetando la identidad sexual manifestada y no atendiendo al sexo asignado al nacer.

Nuestra valoración

La actual propuesta de Ley nos parece que de alguna manera trivializa el problema de cambio de sexo, cuando existe o no una disforia de género, lo que puede dar lugar a prácticas como el que esas personas puedan acceder a baños y vestuarios en donde se sientan más cómodos, pero realmente aquí habría que tener en cuenta no sólo su comodidad sino la de los restantes usuarios. También nos parece que eliminar la opinión médica e incluso el consejo de los padres, puede dejar a los menores trans sin esa significativa ayuda.

 

*Ver vídeo: Masculino o femenino, ¿Una construcción social?

*Foto facebook

Irene Montero quiere ampliar la ley trans para permitir a los menores cambiar el nombre y el sexo en el DNI sin requisito médico alguno
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *