La producción de este organoide representa un paso crucial hacia la posibilidad de generar tejidos humanos más complejos que podrán servir para probar corazones artificiales.

 

Recientemente se ha producido un organoide producido con la técnica 3D que remeda a un corazón animal, utilizando células troncales humanas, según se publicó en Circulation Research el pasado 3 de julio de 2020. La circunstancia positiva es que a las seis semanas de producirlos, éste era capaz de latir. En opinión de los autores, la producción de este organoide representa un paso crucial hacia la posibilidad de generar tejidos humanos más complejos que podrán servir para probar corazones artificiales, e incluso como posibilidad terapéutica en la clínica humana (ver más AQUÍ).

 

*Foto: Department of Epigenetics,TMDU