Observatorio de Bioética, UCV

Seis meses de coronavirus: los misterios que los científicos aún intentan resolver

 Última hora

Breverías / BIOÉTICA PRESS / Sida. VIH. Infecciones por otros virus

Seis meses de coronavirus: los misterios que los científicos aún intentan resolver
29 septiembre
11:54 2020

Cinco preguntas urgentes sobre la COVID-19 según la revista científica Nature.

1. ¿Por qué la gente responde de manera tan diferente?

Uno de los aspectos más llamativos de la COVID-19 son las marcadas diferencias que la enfermedad presenta. Kári Stefánsson, genetista y director ejecutivo de DeCODE Genetics, en Reykjavik, lidera un equipo que está buscando variantes de genes humanos que puedan explicar algunas de estas diferencias.

El mes pasado, un equipo internacional que analizó los genomas de aproximadamente 4.000 personas de Italia y España, descubrió los primeros vínculos genéticos fuertes con la COVID-19. Las personas que desarrollaron insuficiencia respiratoria tenían más probabilidades de portar una de dos variantes genéticas particulares que las personas que no desarrollaban la enfermedad, aunque las variantes identificadas hasta ahora parecen desempeñar un papel modesto en el resultado de la enfermedad.

2. ¿Cuál es la naturaleza de la inmunidad y cuánto dura?

Los inmunólogos están trabajando febrilmente para determinar cómo podría ser la inmunidad al SARS-CoV-2 y cuánto tiempo podría durar. Gran parte del esfuerzo se ha centrado en «anticuerpos neutralizantes», que se unen a las proteínas virales y previenen directamente la infección. Los estudios han encontrado que los niveles de anticuerpos neutralizantes contra el SARS-CoV-2 permanecen altos durante algunas semanas después de la infección, pero luego generalmente comienzan a disminuir. “Cuantos más virus, más anticuerpos y más durarán”.

Los investigadores aún no saben qué nivel de anticuerpos neutralizantes se necesita para combatir la reinfección por SARS-CoV-2, o al menos para reducir los síntomas de la COVID-19 en una segunda enfermedad. En última instancia, es probable que una imagen completa de la inmunidad contra el SARS-CoV-2 se extienda más allá de los anticuerpos. Otras células inmunes llamadas células T son importantes para la inmunidad a largo plazo.

3. ¿Ha desarrollado el virus alguna mutación preocupante?

Todos los virus mutan a medida que infectan a las personas y el SARS-CoV-2 no es una excepción. Los epidemiólogos moleculares han utilizado estas mutaciones para rastrear la propagación global del virus. Pero los científicos también están buscando cambios que afecten sus propiedades, por ejemplo, haciendo que algunos linajes sean más o menos virulentos o transmisibles, aunque la mayoría de las mutaciones no tendrán ningún impacto y es un desafío identificar las más preocupantes.

4. ¿Cómo funcionará la vacuna?

Una vacuna eficaz podría ser la única forma de salir de la pandemia. Actualmente hay aproximadamente 200 en desarrollo en todo el mundo, con alrededor de 20 en ensayos clínicos en marcha.

Estos estudios compararán las tasas de infección por COVID-19 entre las personas que reciben una vacuna y las que reciben un placebo, pero no está claro es si los niveles de estos anticuerpos son lo suficientemente altos como para detener nuevas infecciones o cuánto tiempo persisten estas moléculas en el cuerpo.

“Podríamos tener vacunas en la clínica que sean útiles para las personas dentro de los 12 o 18 meses”.

5. ¿Cuál es el origen del virus?

La mayoría de los investigadores están de acuerdo en que el coronavirus SARS-CoV-2 probablemente se originó en murciélagos, específicamente murciélagos de herradura.

Un análisis exhaustivo de más de 1.200 coronavirus muestreados de murciélagos en China también apunta a los murciélagos de herradura  como el origen probable del nuevo coronavirus.

El virus podría haber pasado a través de un huésped intermedio antes de propagarse a las personas, de la misma manera que se cree que el virus que causa el SARS pasó de los murciélagos en herradura a las civetas antes de llegar a las personas. Se pensó en algunos candidatos para este hospedador animal al principio del brote, y varios grupos se dirigieron a los pangolines.

Estos pueden albergar coronavirus que comparten un ancestro común con el SARS-CoV-2, pero aún no se sabe con certeza si el virus saltó de los pangolines a las personas (ver más AQUÍ).

Seis meses de coronavirus: los misterios que los científicos aún intentan resolver
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *