Una mujer estadounidense, la segunda en el mundo, consigue llevar a buen término un embarazo tras recibir un trasplante de útero de cadáver.

Querer ser madre y no poder es una triste situación que viven muchas mujeres alrededor del mundo, por sus problemas de fertilidad. Una de las mujeres con este problema probó sin éxito todos los tratamientos a su alcance, hasta que decidió participar en un programa piloto de trasplante de útero en 2017. A partir de ahí, habría que esperar a tener un útero compatible de una fallecida y así disponer de una nueva oportunidad. Esta mujer, que se encuentra en la treintena, se ha convertido este año en la primera estadounidense (y la segunda en el mundo) en conseguir llevar a buen término un embarazo tras recibir un trasplante de útero de cadáver. El primer caso de trasplante de útero tuvo lugar en Brasil, en diciembre de 2018 (Ver más).

El trasplante se realizó en el hospital Cleveland Clinic (Cleveland, Ohio). Esta mujer, de la que no han trascendido datos personales, se quedó embarazada en 2018, la gestación fue totalmente normal y sin complicaciones. La bebé nació por cesárea el pasado mes de junio. En la intervención participaron una docena de médicos, cirujanos, obstetras y ginecólogos, entre otros. El periódico en el que se recoge la noticia ha contactado con el centro médico de Estados Unidos que ha confirmado los hechos (ver más AQUÍ).