Se amplía el concepto de Cuidados Paliativos en los pacientes oncológicos, al de “supportive care”, que podría definirse como “la prevención y tratamiento de los efectos adversos del cáncer y su tratamiento, rehabilitación de los pacientes y prevención del cáncer secundario, cuidado de los supervivientes y cuidado de los momentos finales de la vida, todo ello ejercitado de una forma global”. Todo ello significa una amplificación de los cuidados paliativos tradicionales. El problema principal ahora es animar a los profesionales sanitarios, en general, y especialmente a los de cuidados paliativos, a conocer adecuadamente las técnicas médicas que estos pacientes requieren (ver más AQUÍ).