Observatorio de Bioética, UCV

Comercializan un kit para congelar el esperma en el propio domicilio

 Última hora

Noticias / BIOÉTICA PRESS / Reproducción asistida

Comercializan un kit para congelar el esperma en el propio domicilio
18 junio
12:13 2019

Varios expertos se muestran un tanto escépticos ante estas prácticas al afirmar que la calidad del esperma no se deteriora con la edad, al contrario de lo que ocurre con los ovocitos.

Gilbert Sánchez, joven norteamericano de 25 años, y que no padece problemas de fertilidad conocidos, ha congelado su esperma, para aprovecharlo más adelante y así ahora poder afrontar su trabajo profesional sin trabas. Lo ha hecho a través de una empresa llamada Legacy.

Parece ser que esta práctica está iniciando su andadura en el país norteamericano. Incluso una empresa, «Track, Yo and Sperm Check», ha puesto a punto unos kits que pueden enviarse a domicilio para ser utilizados. También «Legacy», que inició su andadura el pasado mes de octubre, ha puesto a punto un kit para congelar el esperma en el propio domicilio. Otra empresa «Dadi», ha recibido dos millones de dólares de capital riesgo de varios grupos financieros de Nueva York y «Silicon Valley».

Sin embargo, varios expertos se muestran un tanto escépticos ante estas prácticas al afirmar que la calidad del esperma no se deteriora con la edad, al contrario de lo que ocurre con los ovocitos.

Por otro lado, la mujer cuando nace ya tiene un número fijo de ovocitos, que oscilan entre 1 y 2 millones, pero comienzan a perderlos a partir de la adolescencia, sin poder reponerlos.

En cambio, los hombres pueden reponer en todo momento las pérdidas de espermatozoides que vayan padeciendo.

Pero además, hay que tener en cuenta que utilizando en la reproducción asistida el ICSI, solamente se necesita un espermatozoide para fecundar un ovocito.

También desde un punto de vista económico la congelación de esperma cuesta menos que la de ovocitos, pues el precio de esta última práctica puede oscilar entre 10.000 y 15.000 dólares y la de esperma no excede de 1000 dólares, pues conseguir la muestra cuesta 350 dólares y 20 dólares el mantenimiento mensual.

En este tipo de prácticas, «Legacy» tiene especial cuidado de asegurar la seguridad y la privacidad de sus clientes, pues utiliza un sistema encriptado muy similar al que usan los bancos suizos (ver AQUÍ).

Desde un punto bioético, no encontramos más dificultades que las implicadas en la obtención de la muestra, que se consigue por masturbación y las inherentes a las técnicas de reproducción asistida que deben utilizarse para producir al hijo.

 

*Ver artículo: “Social Freezing. Dificultades médicas y éticas”.

 

Comercializan un kit para congelar el esperma en el propio domicilio
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *