Un grupo de investigadoras del Institut de Bioingenieria de Catalunya (Ibec) han logrado generar miniórganos que se asemejan a los riñones de embriones humanos a través de células madre y con una red vascular, lo que ahonda en el conocimiento sobre cómo se forman los riñones.

El estudio, publicado en ‘Nature Materials’, ha revelado que estos cultivos tridimensionales mimetizan aspectos fundamentales durante la formación del riñón, como la distribución, funcionalidad y organización específica de las células.

La líder del trabajo e investigadora Icrea, Núria Montserrat, ha afirmado: “Anticipamos que este procedimiento puede ser aplicado de inmediato en los laboratorios que trabajen en el modelado de enfermedades del riñón”.

“Uno de los aspectos cruciales en la investigación con organoides consiste en desarrollar una metodología que permita su maduración en una placa de cultivo, y que estos se asemejen al órgano adulto”, por lo que es esencial proveer a estos miniórganos de una red vascular, esencial para facilitar el intercambio de nutrientes y asegurar su funcionalidad (ver más AQUÍ).