Con 2.241 donaciones se han efectuado 5.316 trasplantes de órganos sólidos (riñón, corazón, pulmón, páncreas, hígado e intestino), lo que supone una tasa de 114 por millón.

España ha experimentado un aumento de la tasa de donantes del 33% entre 2014 y 2018, con lo que consolida su liderazgo mundial en este campo, que se ha mantenido durante los últimos 27 años, según los datos ofrecidos por la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, quien ha recordado que la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) cumple, en 2019, 30 años de existencia. En total, la tasa de donantes ha llegado a 48 por millón de habitantes. «Se trata de un sistema de excelencia, en el que la capacidad de mejora está ya muy limitada», ha expuesto Carcedo. La directora de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, ha abundado en esta idea, y ha puesto como ejemplo que, si se toman los datos por comunidades, todas estarían a la cabeza de la clasificación mundial. De hecho, según este balance, la que tiene una menor tasa de donantes es Castilla-La Mancha (29,2 por millón) que estaría por detrás de las otras comunidades autónomas, y a poca distancia de EE UU (31,7) y Francia (29,7). La media de la UE es de 22,3. Con esas 2.241 donaciones se han efectuado 5.316 trasplantes de órganos sólidos (riñón, corazón, pulmón, páncreas, hígado e intestino), lo que supone una tasa de 114 por millón, también récord mundial, lo que indica que no solo se captan muchos donantes, sino que se obtiene de estos el máximo beneficio (casi tres trasplantes por donante). (ver más AQUÍ).