La criogenización es un método por el cual se somete a una persona fallecida  a condiciones de frío intenso con el objetivo de preservar su cuerpo en condiciones para ser reanimado en el futuro.

La criogenización de cadáveres para poder en un futuro devolverlos a la vida es una práctica que conlleva abundantes interrogantes científicos y éticos. Ahora se pretende poner en marcha, las primeras instalaciones europeas con este fin, según manifiestan sus promotorespor Cecryon, una empresa Valenciana que ofrece la criogenización de cadáveres a -196 º, manteniéndoles en dicho estado al menos 100 años, lo que cuesta alrededor de 200.000 euros. Ahora el correspondiente gobierno de la Generalitat Valenciana ha iniciado una inspección para evitar que esto acabe en un fraude para el consumidor” (ver AQUÍ).