Si la producción de gametos in vitro llegara a ser una realidad, los varones ya no serían necesarios para la reproducción.

En el número de septiembre de 2018 de la revista Science, se publica un interesante artículo, de un grupo japonés, encabezado por Mitonori Saitou, en el que se describe la producción de oogonias a partir de células de la sangre de mujer.

Según comenta Carlos Simón, experto en esta área de conocimiento (ver AQUI), “todavía no se ha llegado a obtener un ovocito maduro, preparado para ser fertilizado in vitro, pero hay otros ensayos clínicos con ratones que si han logrado células reproductivas completas”.

El trabajo comentado abre la puerta a la gametogénesis, es decir a la creación de gametos in vitro, por lo que, en opinión de este experto, si esto llegara a ser una realidad, los varones ya no serían necesarios para la reproducción. Esfuerzos paralelos podrían conducir también a la formación in vitro de espermatozoides. Si ambos gametos, masculino y femenino, pudieran ser obtenidos a partir de células de la sangre de una mujer, o incluso de otras de sus células somáticas adultas, como, por ejemplo, de la piel, el hombre podría llegar a ser prescindible para producir nuevos seres humanos.

Desde un punto de vista técnico, los autores japoneses reprograman células pluripotenciales troncales en células similares a las germinales primordiales, aunque como ellos mismos afirman, no han logrado producir células germinales maduras.

Según los autores, estos hallazgos abren el camino para crear células germinales a partir de células troncales pluripotentes, lo que puede constituir una etapa fundamental para llegar a conseguir la gametogénesis humana in vitro.

Aunque en este trabajo las células utilizadas son siempre troncales adultas, el estudio en sí mismo incluye objetivos interrogantes bioéticos que habrá que ir analizando detenidamente a medida que estas técnicas progresen.