Observatorio de Bioética, UCV

Declaraciones del papa Francisco relacionadas con el aborto

 Última hora

Aborto / Informes / BIOÉTICA PRESS

Declaraciones del papa Francisco relacionadas con el aborto
04 septiembre
10:58 2018

Andrea Tornelli, recoge en un artículo publicado el 17 de junio de este año, algunos de los comentarios del papa Francisco, que claramente muestran su opinión sobre esta abominable práctica.

El papa Francisco rechaza decididamente el aborto. En un reciente discurso en el Foro de la Familia en el que ha condenado los abortos selectivos, equiparando estas prácticas con las de los nazis, afirmando además que la única diferencia es que esto hoy se hace “con guantes blancos”. Estas enérgicas palabras del Papa han sido noticia y han causado diferentes reacciones. Algunos se han sorprendido por la contundencia de sus afirmaciones y celebran que al fin Bergoglio haya condenado abiertamente el aborto.

También en la exhortación apostólica “Evangelii gaudium”, el documento programático de su pontificado, en el punto 214, en el que se refiere al aborto, declara: “Precisamente porque esto (el aborto) es sustancial en nuestro mensaje sobre el valor de la persona humana, no se puede esperar que la Iglesia cambie su posición sobre esta cuestión. Quiero ser completamente honesto al respecto. Esto no es algo sujeto a posibles reformas o “modernizaciones”. Tratar de resolver problemas eliminando una vida humana no es aceptable. Aunque debemos destacar que hemos hecho poco para acompañar adecuadamente a las mujeres embarazadas en situaciones muy difíciles, donde el aborto aparece como una solución rápida a su profunda angustia, especialmente cuando la vida que se desarrolla dentro de ellas es el resultado de una violación o una situación de extrema pobreza. ¿Quién puede permanecer impasible ante situaciones tan dolorosas? “

Otro aspecto sobre el mismo tema del Papa Francisco, es haber acuñado un término para la promoción, y frecuentemente imposición, que se viene realizando a nivel internacional a favor del aborto y la ideología de género, denominándola “colonización ideológica”, muchas veces especialmente impuesta en los países más pobres.

En febrero de 2016, en un diálogo con periodistas, a bordo del avión que regresaba de México, el Papa Francisco dijo que “el aborto no es un mal menor “. Es un crimen. Está aniquilando a uno para salvar a otro. Eso es lo que hacen las mafias. Es un crimen, es absolutamente malo “.

Otro hecho que pone de manifiesto la constante preocupación del Papa por el tema del aborto, se dio con motivo del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, en noviembre de 2016, en el que decidió extender a todos los sacerdotes la posibilidad de absolver el pecado del aborto, reiterando muy claramente que esta decisión, destinada a hacer que el número de confesores disponibles sea mucho mayor, de ninguna manera significaba disminuir la gravedad del aborto, manifestando además que deseaba “reafirmar, con la mayor firmeza posible, que el aborto es un pecado grave, ya que pone fin a una vida inocente. De la misma manera, sin embargo, debo afirmar que no hay pecado que la misericordia de Dios no pueda perdonar y borrar cuando encuentra un corazón arrepentido que busca reconciliarse con el Padre. Cada sacerdote, por lo tanto, debe ser guía, apoyo y consuelo para los penitentes en este viaje de reconciliación especial”.

Al año siguiente, el 21 de noviembre de 2017, en la homilía de Santa Marta, habló de una “raíz perversa” desde donde comienza “el camino de la colonización cultural que terminará persiguiendo incluso a los creyentes”. “Antes, sí, era un pecado matar niños, pero hoy no, es una novedad perversa”.

El 17 de marzo de 2018 vuelve a tratar el tema durante la homilía en el santuario dedicado al Padre Pío de Pietralcina en San Giovanni Rotondo, cuando refiriéndose al aborto selectivo afirma que, “los que defienden a los pequeños (sacrificados por el aborto selectivo) están del lado de Dios”, y proclaman una profecía de vida contra los profetas de la muerte que “descartan a las personas, a los niños, a los ancianos, porque no son necesarios “. El Pontífice nos recordó “la historia de los espartanos que nos enseñaron en la escuela”, comentando que siempre le había sorprendido lo que había dicho la maestra, que cuando nacía un niño o niña con malformaciones, los llevaban a la cima de la montaña y los arrojaba, con el fin que no hubiera espartanos con malformaciones. “Nosotros los niños decíamos: “¡Pero qué crueldad!”  y agregó, “Hermanos y hermanas hoy hacemos lo mismo. Con más crueldad, con más ciencia. Lo que no necesitamos, lo que no produce, debe descartarse: esto es la cultura del desperdicio. Los pequeños con dificultades no son queridos hoy. Y por esta razón, Jesús también es despreciado “.

El 30 de mayo de 2018, hablando con médicos católicos, los invitó a participar en “discusiones sobre la legislación de cuestiones éticas delicadas, como el despido, el final de la vida y la medicina genética”. Pidiendo una defensa de la “libertad de conciencia, de médicos y de todos los trabajadores de la salud. Afirmó “Es inaceptable que el papel del trabajador de la salud se reduzca a simplemente llevar a cabo la voluntad de la persona enferma o las necesidades del sistema de salud en el que trabaja “.

Estos son solo algunos de los ejemplos que hemos considerado más relevantes. Palabras, expresiones, comparaciones y ejemplos que por su contundencia no tienen precedente en los pontificados anteriores.

Más recientemente, el sábado 16 de junio de 2018, dirigiéndose al Foro de Asociaciones Familiares, después de referirse a la belleza de la vida familiar, al amor entre los cónyuges, a las dificultades de la vida matrimonial, a la necesidad de prepararse bien para el matrimonio, el Papa hizo una referencia al aborto selectivo y a la familia que es “imagen de Dios”.  Afirmando que, “los niños son el mejor regalo. Siempre, incluso cuando están enfermos, los niños son bienvenidos como Dios los envía, como Dios lo permite, incluso si a veces están enfermos. He oído que está de moda, o al menos es costumbre, que cuando se realizan pruebas para ver si el bebé no está bien o presenta algún problema durante los primeros meses de embarazo (test prenatal), la primera pregunta que se hace es: “¿Interrumpimos o no este embarazo? … para mantener una vida tranquila y sin esfuerzo, una vida inocente es descartada “. Y continuó, ¿Te has preguntado por qué no ves tantos enanos en la calle? Debido a que el protocolo de muchos médicos, muchos, no todos, es hacer la pregunta si vale la pena que nazcan. Lo digo con dolor. En el último siglo el mundo entero se escandalizó por lo que hicieron los nazis para mantener la pureza de la raza. Hoy hacemos lo mismo, pero con guante blanco “. Después se refirió a los nuevos tipos de familia, diciendo que: “hoy – duele decirlo – hablamos de familias diversificadas: diferentes tipos de familia. Es cierto que la palabra familia “es una palabra analógica, porque se dice la “familia” de las estrellas, las “familias” de los árboles, las “familias” de los animales … Pero la familia humana como imagen de Dios es una, hombre y mujer. Puede ser que un hombre y una mujer no sean creyentes: pero si se aman y se unen en matrimonio, son imagen y semejanza de Dios, aunque no crean “

(ANDREA TORNIELLI, La Stampa, 17 / 06/2018).

Related Post

Declaraciones del papa Francisco relacionadas con el aborto
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *

Máster Universitario de Bioética

Suscríbete a Nuestras Newsletters





Selecciona lista(s):

Bioética Press




Contacta con Nosotros:

*
*
Suscribete a nuestros Newsletters

Selecciona lista(s):