Inglaterra destina alrededor de 28.6 millones de euros para la prevención del suicidio con el objetivo de reducirlos en un 10% en 2.021, aunque el objetivo final es llegar a conseguir el deseado “cero suicidios” para los pacientes con trastornos psiquiátricos. El dinero está principalmente dirigido a promover campañas de prevención, ayuda psicológica para personas con problemas económicos y mejores cuidados sanitarios (Ver más AQUÍ).

 

Ver artículo: «Suicidio, la tercera causa de  muerte entre adolescentes del mundo».