Observatorio de Bioética, UCV

Decenas de embriones congelados mueren en Valencia por un fallo en sus congeladoras

 Última hora

Noticias / BIOÉTICA PRESS / Reproducción asistida

Decenas de embriones congelados mueren en Valencia por un fallo en sus congeladoras
26 junio
12:46 2018

Como en muchas otras ocasiones, cuando se trata de valorar bioéticamente experiencias médicas, lo ahora ocurrido en el Hospital Clínico de Valencia, revelado por el periódico “El Mundo”, nos parece extremadamente grave.

Según este diario, Sanidad ocultó la muerte de decenas de embriones congelados durante los días 1 y 2 de julio de 2017 en el Hospital Clínico de Valencia por un error en las congeladoras donde se hallaban.

Sanidad fue informada de las consecuencias de la muerte de los cigotos humanos por los trabajadores del servicio de Obstetricia y Ginecología que fueron obviados y nunca hizo público el fallo eléctrico en las instalaciones del Laboratorio de Reproducción del hospital, provocando la muerte de todos los embriones que se encontraban en sus incubadoras.

Después de la publicación de esta información, Ana Barceló, consellera de Sanidad, ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.

Manipulación de seres humanos

A nuestro juicio, es ésta una muestra más de la irresponsable manipulación de seres humanos que se da con motivo de las técnicas de reproducción humana asistida.

En este sentido, en un artículo anterior ya hacíamos referencia a la gran pérdida de embriones humanos que se produce como consecuencias de la fecundación in vitro, pero además ahora, se añade esta nueva y grave irresponsabilidad técnica, que ha propiciado una nueva masacre de individuos humanos.

Parece elemental, que ante un tema de tanta envergadura humana y ética, como es la congelación de embriones, los sistemas de congelación en donde estos se conservan estén dotados de sistemas de seguridad que garanticen su perfecto funcionamiento en todo momento; pero al parecer, en el Hospital Clínico, y por ende en la Conselleria de Sanidad, no deben disponer de los recursos económicos suficientes para ello.

Además la gravedad de este hecho se incrementa por la circunstancia de que los trabajadores del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Clínico informaron a los responsables sanitarios de este negativo evento, lo cual al parecer no tuvo demasiado eco entre los responsables médicos y administrativos de nuestra Sanidad Valenciana.

Pero aún más grave nos parece, al no haberse divulgado este fallo, como se desprende de la noticia difundida en prensa, saber si se informó a los padres de esos embriones de la muerte de sus hijos. Tenerlos congelados es en sí mismo éticamente gravísimo, pero además, terminar con sus vidas por una negligencia mecánica, me parce algo humano y éticamente inadmisible.

Con frecuencia nos sorprendemos y en la mayoría de los casos nos alegramos, de los avances médicos que se dan en la ciencia en beneficio de nuestra calidad de vida, y especialmente de la salud, pero así mismo es habitual que al referirnos a estos avances nos olvidamos de evaluar los aspectos bioéticos que los acompañan. Creo que es una ineludible necesidad incluir en la valoración de estas nuevas tecnologías el juicio ético que merecen, pues somos de la opinión que hay que huir del utilitarismo rampante que solo los valora por los objetivos que se consiguen y no por los medios que para ello se utilizan. (ver más AQUÍ).

Related Post

Decenas de embriones congelados mueren en Valencia por un fallo en sus congeladoras
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *

Suscríbete a Nuestras Newsletters





Selecciona lista(s):




Bioética en el cine

Máster Universitario de Bioética

Contacta con Nosotros:

*
*
Suscribete a nuestros Newsletters

Selecciona lista(s):