El tratamiento médico necesario para que una donante de óvulos pueda hacerlo, en ocasiones puede inducir a un síndrome de hiperestimulación ovárica, que puede ocasionar objetivos problemas médicos a la donante.

 

Una clínica malagueña de reproducción asistida ofrece 1.000 euros a jóvenes universitarias de entre 18 y 30 años por la donación de sus óvulos (ver AQUÍ). La donación de óvulos está permitida por la Ley Española de Reproducción Asistida, pero dicha donación debe ser altruista, solidaria y desinteresada y se justifica por las molestias de la técnica y los gastos que pueda requerir la donante de los óvulos. La donante debe someterse a una estimulación hormonal, entre otras medidas, lo que conlleva que, en lugar de producir un óvulo por ciclo sexual, puede producir hasta unos 20. Esta práctica no es inocua para la mujer, pues en ocasiones puede inducir a un síndrome de hiperestimulación ovárica, que puede ocasionar objetivos problemas médicos a la donante. (Ver vídeo «Explotación de óvulos»).