Desde la legalización del aborto en Gran Bretaña, hace ahora 50 años, la opinión pública sobre esta práctica ha cambiado sustancialmente. En 1983 un 37% de británicos eran partidarios del derecho de las mujeres al aborto. Este porcentaje en 2016 aumento hasta el 72%; pero según se comenta en el mismo artículo “muchos doctores, incluso especialistas en obstetricia y ginecología y en salud sexual y reproductiva, muestran objeción de conciencia para practicar abortos (ampliar información AQUÍ).