En Estados Unidos el aborto es legal en muchos de sus Estados. Ahora su Cámara de Representantes ha dado luz verde, por 237 votos a favor y 189 en contra, a un proyecto de ley que prohíbe el aborto a partir de la 20 semana de embarazo. La decisión se fundamenta en que a partir de esa semana de gestación el feto puede sufrir dolor si es abortado. Esta propuesta legislativa ha sido impulsada por el congresista republicano Arzona Trent Franks. En relación con este proyecto de Ley el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes ha manifestado que así se “protegerá a aquellos niños que la ciencia ha demostrado que pueden sentir dolor y darles la oportunidad de crecer y vivir una vida plena y feliz. Tenemos la obligación de hablar y defender a aquellos que no pueden hablar por sí mismos” (ver más información AQUÍ).