Con motivo de la polémica suscitada al anunciarse por la Conselleria de Sanidad de la Comunidad Valenciana que va a abrir, en el Hospital General de Castellón (ver AQUÍ), una unidad específicamente destinada a la asignación de sexo de los transexuales, la denominada reasignación de sexo, desde la Conselleria se manifiesta que “en toda España existen pocas unidades de referencia” para esta práctica jurídica, resaltando que “hay un porcentaje tan bajo de intervenciones que para dar calidad a la asistencia hace falta unirlos, concentrarlos en determinados hospitales”, constatando así lo que tantas veces hemos afirmado en relación a la escasa prevalencia de la condición transexual y si la dedicación de tantos recursos económicos a ella podría transgredir los más elementales principios de justicia distributiva .