Resucitación de neonatos con graves trastornos médicos. Journal of Medical Ethics  aborda este tema tras realizar una encuesta a más de 3000 miembros de la Academia Americana de Pediatría en su Sección de Medicina Perinatal

Un problema bioético que con frecuencia se presenta es saber quién tiene que decidir sobre la “resucitación” de los neonatos con graves trastornos médicos y si esta decisión debe corresponder a los facultativos. En relación con ello se ha publicado un artículo en el Journal of Medical Ethics  en el que se aborda este tema tras realizar una encuesta a más de 3000 miembros de la Academia Americana de Pediatría en su Sección de Medicina Perinatal. Respondieron 490 /16%). La mayoría (76%) responden que una decisión unilateral de no practicar esa resucitación debería ser permisible solamente en los casos en los que la supervivencia fuera prácticamente imposible. Una minoría (25%) responden que se debería practicar, aunque dicha decisión implicara un desarrollo neurológico deficiente del neonato. A su juicio estas decisiones pueden tener importantes consecuencias en la práctica clínica.