El arzobispo emérito de Ciudad del Cabo, Desmond Tutu, ha manifestado, con motivo de su 85 cumpleaños, que los pacientes terminales deberán tener siempre opción de dignificar el momento de su muerte, es decir, de poder tener acceso a los cuidados paliativos (ver AQUI). Concretamente ha escrito: “si se conculca  el derecho de la gente a morir con dignidad, estamos fallando en demostrar la compasión que debe ir unida al corazón de los valores cristianos. Yo rezo para que los políticos, los legisladores y los líderes religiosos tengan el coraje para favorecer la opción de una muerte digna en el momento de partir de la Madre tierra”.