Un reciente estudio de la revista British Medical Journal (VER AQUI ), publica que una de cada 3 mujeres que atienden consultas médicas o se dedican a la investigación en el área biosanitaria afirman que han sufrido acoso sexual durante su ejercicio profesional. Dicho estudio incluye una encuesta enviada a 1.719 profesionales hombres y mujeres. En él se identifican 5 niveles de acoso. Entre las mujeres que han sufrido acoso sexual, en el 40% (32% a 48%) de los casos ha sido severo. Además el 59% (50% a 67%) manifiesta que dicho acoso sexual ha tenido un efecto negativo en su ejercicio profesional y el 47% (39% a 56%) afirman que estas negativas experiencias han dificultado la evolución de su trayectoria profesional. Sin embargo el estudio indica que  el acoso ha disminuido desde 1995 en el que el índice de acoso era del 52% en las mujeres y del 5% de los hombres.