Células madre de médula ósea del propio paciente para tratar la esclerosis múltiple.

Un reciente trabajo publicado en The Lancet muestra resultados sorprendentes, en cuanto se refiere,  al uso de células madre de médula ósea del propio paciente. En dicho estudio se incluyeron 24 pacientes, de los cuales 1 falleció y 23 tuvieron una objetiva mejoría, ya que un 69.6% de ellos no mostraron actividad de su enfermedad en los siguientes 3 años desde el inicio del tratamiento. Según algunos expertos estos resultados son sorprendentes, pues se trata del primer ensayo  clínico  en el que se consiguen estos positivos resultados.