Observatorio de Bioética, UCV

Utilización de niños nacidos con malformaciones para trasplantes de órganos

 Última hora

Aborto / Noticias / BIOÉTICA PRESS

Utilización de niños nacidos con malformaciones para trasplantes de órganos
07 abril
11:04 2016

El Servicio de Salud Nacional Británico anima a las mujeres embarazadas cuyo feto padezca alguna malformación de carácter letal a que continúen su embarazo para que tras dar a luz se puedan utilizar los órganos de los niños para trasplantes. Al parecer, un número no bien especificado de médicos apoyan esta idea.

En un congreso de la Sociedad Británica de Trasplantes, celebrado en Glasgow, el doctor Niaz Ahmad, del Hospital “St James´s” de Leeds, propone el uso de órganos de niños nacidos con problemas médicos letales para trasplantes pues en su opinión funcionan y pueden funcionar durante mucho tiempo.

Según los que proponen tal política, los niños anencéfalos podrían ser ideales para tal propósito. Como se sabe estos niños nacen sin cerebro o con muy poco tejido cerebral. Hoy día en los hospitales británicos, 230 niños anencéfalos son abortados anualmente y solamente 12 llegan a término. Sin embargo, según el Dr. Joe Brerly, del Hospital pediátrico Great Ormond Sreet, de Londres, cada día más y más mujeres deciden no abortar. A las mujeres que decidan esto se les podría aconsejar que cedieran los órganos de sus hijos para tratar a otros pacientes, aunque habría primero que certificar que el niño estaba cerebralmente muerto para extraerle los órganos (BioEdge.org, 12-III-2016).

No cabe duda que esta política merece un comentario ético.

Indudablemente si la mujer, es conocedora de que su hijo padece problemas médicos que probablemente sean letales, y decide continuar su embarazo, dar a luz al hijo, y lo mantiene con vida hasta su fallecimiento, no parece que ello suponga nada éticamente ilícito, antes bien nos parece una actitud generosa y loable. Pero si a la mujer se le presiona para que continue con su embarazo con el único objetivo de obtener los órganos del posible niño nacido, nos parecería una instrumentalización de la madre y sobre todo de su hijo. Una cosa sería aconsejarla para que no abortara, respetando la vida del niño nacido hasta que naturalmente falleciera y otra muy distinta utilizar a esa mujer para que gestara un niño con problemas médicos graves solamente con la finalidad de que pudiera servir como fuente de órganos para trasplantes.

Utilización de niños nacidos con malformaciones para trasplantes de órganos
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *