Observatorio de Bioética, UCV

El testamento vital. Su uso es escaso en España

Eutanasia / Noticias / BIOÉTICA PRESS

El testamento vital. Su uso es escaso en España
14 marzo
12:28 2016

En Estados Unidos lo utilizan entre el 20 y el 35 por ciento de la población, y en España, el 0,2 por ciento

El documento de voluntades anticipadas (o testamento vital, instrucciones previas o manifestaciones anticipadas) es un derecho legal y una herramienta más del paradigma de planificación y atención al final de la vida, pero su uso es aún escaso en España. Falta más divulgación entre la población y proposición y acompañamiento para realizarlo por parte de los sanitarios; integrarlo en la relación médico-paciente y personalizarlo, según concluye un debate organizado por Diario Médico y Mémora (25/31-I-2016), dentro de su serie de encuentros en torno a la atención al final de la vida, titulado “El documento de voluntades anticipadas: de la teoría a la práctica” y celebrado en Las Palmas de Gran Canaria.

Se concluyó que falta más divulgación entre la población y proposición y acompañamiento para realizarlo por parte de los sanitarios; integrarlo en la relación médico-paciente y personalizarlo.

Participaron Josep Arimany, presidente de la Sociedad Catalana de Medicina Legal y Toxicología y director del Área de Praxis del Colegio de Médicos de Barcelona; María Die Trill, psicooncóloga y profesora asociada de la Universidad Complutense de Madrid; Marcos Gómez Sancho, presidente de la Comisión Deontológica de la Organización Médica Colegial y expresidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, y Emilio Sanz Álvarez, bioético y catedrático de Farmacología Clínica en la Universidad de La Laguna, de Tenerife.

Según Gómez Sancho, “en España la utilización por parte de la población del documento de voluntades anticipadas es escaso, en todos estos años sólo he visto a un paciente con uno. A lo largo del proceso asistencial vas hablando con el enfermo, se establece una relación de confianza, se comentan los temas y se apunta todo en la historia clínica, que es como la caja negra de los aviones. Por eso nunca hemos tenido necesidad de recurrir a ningún papel de ningún tipo. Quizá ese documento tenga sentido para personas que han sufrido un accidente y han quedado en coma”. Gómez-Sancho comentó que en Estados Unidos lo utilizan entre el 20 y el 35 por ciento de la población, y en España, el 0,2 por ciento  y que en el registro nacional figuran unos 177.000 documentos (2014)”.

Según Arimany, los modelos impresos que usan las comunidades autónomas “son muy malos. Es muy difícil hacer un documento de este tipo sólo poniendo cruces”. Sugirió un documento personalizado acorde con las diferentes patologías.

El testamento vital. Su uso es escaso en España
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

1 comentario

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *