La secuenciación del genoma humano reveló el orden de los 3.000 millones de letras A, C, G y T, pero no lo quegemome significan, ni mucho menos la gramática que les da sentido. Un estudio del Instituto Karolinska, de Estocolmo, en el último número de Nature (527; 384-388,2015), muestra que esta «gramática» del genoma humano es más compleja que la de las lenguas más intrincadas que se hablan en el mundo. «El genoma no sólo contiene la información necesaria para construir y mantener un organismo, sino también los detalles del riesgo de un individuo de desarrollar enfermedades», dice Arttu Jolma, principal autor. Las células tienen genomas casi idénticos, pero difieren entre sí según los genes activos -expresados- que les confieren su función. Cada gen tiene una región reguladora con las instrucciones que controlan cuándo y dónde se expresa el gen (JR Zárate. DM 16/22-XI-2015).

Foto: http://www.bbc.co.uk/spanish/extra0006genomaa3.htm