Observatorio de Bioética, UCV

Aborto y medicina.”El aborto no tiene que ver con la salud, sino con el homicidio”, Hipócrates

Aborto / Breverías / BIOÉTICA PRESS

Aborto y medicina.”El aborto no tiene que ver con la salud, sino con el homicidio”, Hipócrates
10 diciembre
14:32 2015

Solo desde el siglo XX, y en algunos países considerados por los más civilizados del planeta, se pretende identificar aborto y medicina.

Hipócrates ya sabía, cuatro siglos antes de Cristo, que el aborto es cualquier cosa menos una práctica médica, y que no tiene que ver con la salud, sino con el homicidio. El aborto provocado ha sido durante milenios un signo de salvajismo, y ninguna sociedad tenida a sí misma por civilizada consintió nunca este sacrificio de sangre inocente. Naturalmente, al igual que el asesinato o la estafa, el aborto se ha seguido cometiendo en todas partes y en todos los tiempos, pero nunca se le ocurrió a nadie dictar leyes permisivas de estas conductas bajo el estúpido argumento de que la gente seguía actuando así pese a estar prohibidas. Nunca, hasta que en pleno siglo XX, y en algunos países tenidos por los más civilizados del planeta, una extraña mezcla de odio a la religión cristiana y de residuos filosóficos de la Revolución Francesa, devolvió esta práctica salvaje al ámbito de lo permitido por la ley, aunque con el ropaje hipócrita de las apariencias médicas.

Aborto y medicina.”El aborto no tiene que ver con la salud, sino con el homicidio”, Hipócrates
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Juan manuel molina valdes
    Juan manuel molina valdes diciembre 15, 10:38

    Federico García Lorca es el poeta lírico con mayor proyección emocional desde Lope de Vega, en la literatura Universal.

    Lorca irradia creatividad en otros artistas de todas disciplinas: cine, música, cante, dibujo…

    Lorca niño se asoma al “portalico de Belén” que en todas las casas de la Vega se monta, y observa una escena terrorífica, “la degollación de Inocentes”.

    Veinte años después en plena juventud y primeras publicaciones plasma esa escena del Portal en su obra: suites y relatos poéticos.

    Federico, lejos de La Vega de Granada y del ambiente de la Residencia de Madrid, ha estado en Nueva York, la antítesis de su Granada natal.

    Lorca vive el Bronx, la modernidad, el poderío de una sociedad liberal, donde se promovía la eugenesia con quienes fueran distintos o vulnerables, a la vez que pontificaban con la igualdad.

    En Nueva York, Lorca revive la escena del Belén, pero sin Portal. Donde los soldados son sustituidos por médicos que huelen a asepsia y cloroformo; las espadas por cuchillos eléctricos.

    Lorca aborda el 28 de diciembre, como un drama y tres actores: el que mata, quien muere y la que siempre sufrirá.

    Dos obritas, una suite “cancioncilla del niño que no nació” y un cuento “la degollación de Inocentes”.

    Por ser clásico Lorca, siempre es actual.

    Responder a este comentario
  2. Luigi
    Luigi diciembre 12, 19:57

    En la CIRUGÍA FETAL se busca dar salud y vida al PACIENTE FETAL.

    El aborto provocado o FETICIDIO es como la guerra bacteriológica: el uso de la medicina para dañar y no para curar.

    Responder a este comentario

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *