En un artículo anterior nos referíamos al los diálogo materno-fetal en el área genómica. Ahora se conoce (Bio Essays 37; 1106-1118,2015) que células fetales, que pueden pasar  a la madre a través de la placenta, pueden influir en la salud de la madre y algunas de sus funciones fisiológicas, al actuar como células madre, dando lugar tanto a efectos adversos como beneficiosos. Pero el efecto aún puede ir más allá, pues las células fetales pueden instalarse en la madre y de alguna forma podrían influir en el feto de un embarazo posterior. Un mecanismo fisiológico que empieza a conocerse y que habrá que determinar cuál es su papel real en el diálogo materno-fetal que comentamos.