Las relaciones homosexuales son ilegales en 38 de los 53 países africanos y castigada con la pena de muerte en 4 de ellos. En los últimos años las opiniones negativas sobre la homosexualidad han aumentado. En febrero de 2014, Uganda, en donde la homosexualidad ya era ilegal, ha pasado a ser castigada con prisión a perpetuidad. Gambia ha promovido una ley similar y Nigeria ha prohibido el matrimonio de parejas homosexuales y limitado los derechos de estos colectivos (Nature/News.10 de junio de 2015).