Observatorio de Bioética, UCV

Matrimonio homosexual – New England Journal of Medicine presionó a la Corte Suprema americana

Homosexualidad / Noticias / BIOÉTICA PRESS

Matrimonio homosexual – New England Journal of Medicine presionó a la Corte Suprema americana
18 junio
09:13 2015

El “New England Journal of Medicine” en su publicación del 7 de mayo pasado (372; 1852-1853, 2015), sorprendió a sus lectores con un Editorial dedicado a la reivindicación del derecho al matrimonio de personas del mismo sexo, argumentando que “no reconocerlo sería faltar a la justicia y denegar la salud y el bienestar de millones de Americanos”.

Comienza el artículo mostrando la situación en aquél momento de la contienda jurídica para “dar al matrimonio homosexual el completo reconocimiento legal” y la evolución de la opinión pública norteamericana respecto a esta cuestión legal.

Continúan los autores dando su opinión sobre los dictámenes de la “Sixth Circute Court of Appeals” (Sexta Corte de Apelaciones) que fallaron contra del reconocimiento legal del matrimonio homosexual en varios estados norteamericanos, calificándola de “conflictiva” y señalan que esta sanción “dictaminó a favor  de las Leyes y de las Enmiendas Constitucionales que definen el matrimonio exclusivamente, como la unión entre un hombre y una mujer, denegando el reconocimiento del matrimonio a personas del mismo sexo.” (el destacado es nuestro). Ahora, señalan los autores, la Suprema Corte de Justicia norteamericana ha tomado el caso en consideración y afirman que, “La Corte debería resolver este conflicto a favor del completo reconocimiento en todo el territorio de los Estados Unidos”.

Sin pretender hacer un análisis exhaustivo del contenido del Editorial, citamos algunas afirmaciones que nos parece expresan la posición de esta publicación médica respecto a este asunto legal que tiene una gran repercusión política y mediática en Estados Unidos.

Los autores continúan haciendo una crítica, con gran contenido emocional, de las actitudes y medidas tomadas contra la homosexualidad en el pasado, mostrando que estas personas  fueron víctimas de una exclusión que los perjudicó incluso desde el punto de vista médico. Para que el lector pueda apreciar el tono asumido por la editorial transcribimos a continuación uno de los párrafos, “En la mayor parte del mundo, incluyendo los Estados Unidos, ha habido una larga y triste historia de maltrato a los homosexuales y la incomprensión de la homosexualidad, una expresión normal de la sexualidad humana. Este maltrato ha variado desde la falta de respeto al ridículo, de condenar al ostracismo al genocidio. Medicina y Psiquiatría veían la homosexualidad como un comportamiento desviado…”. (El destacado es nuestro). Continúan, ahora, subestimando a colegas que no piensan como ellos, afirmando, “todavía hay profesionales de la salud que ofrecen maneras de tratar la homosexualidad como si fuera una enfermedad.”

Después, el Editorial expresa su preocupación por el peligro que los homosexuales vuelvan a sufrir las vejaciones del pasado y puedan ser privados, ahora, del derecho a contraer matrimonio, afirmando: “El matrimonio homosexual debe ser aceptado tanto por una cuestión de justicia, como por una medida que promueve salud”. En cuanto a la salud, argumentan que privar a las parejas homosexuales de los beneficios sociales y económicos que reciben las familias legalmente constituidas es una injusticia. Cabe destacar que en varios Estados norteamericanos, en que las parejas homosexuales no son reconocidas como matrimonio legal, sin embargo, se les ofrecen todas las prestaciones sociales, de seguros sanitarios y otras ventajas económicas que tienen las familias constituidas legalmente.

Termina el Editorial haciendo un juicio vehemente ante una eventual resolución de Tribunal Supremo, que deberá pronunciarse este mes de junio, afirmando, “Si el Tribunal dictamina lo contrario, cualquiera que sea la lógica jurídica, dará como resultado una clara injusticia. Y esa injusticia dañaría la salud y el bienestar de millones de estadounidenses.”

Ante esta declaración de la Editorial del NEJM no podemos menos que manifestar nuestro asombro por el contenido radicalmente ideológico y en una revista con marcada vocación científica.

Matrimonio homosexual – New England Journal of Medicine presionó a la Corte Suprema americana
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Eduardo
    Eduardo junio 18, 23:18

    No debemos maltratar al homosexual, ellos vinieron al mundo con tales características ajenas a su voluntad. Sin embargo el matrimonio se desvirtúa si se acepta para los homosexuales,

    Responder a este comentario
    • OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV
      OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV Autor octubre 16, 12:04

      Claro que no. Creemos que éste es una persona humana con toda su dignidad, en este aspecto, tiene tanto derecho a ser respetado en su libertad como un heterosexual. Muy diferente es equiparar uniones de parejas del mismo sexo, al matrimonio que exige diferentes obligaciones y por lo tanto diferentes derechos. Entendemos el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer obligándose a ser fieles y abiertos a la procreación fruto del acto conyugal y expresión específica de la unión matrimonial. Haríamos mal aceptando otro concepto de familia que la devaluaría y dejaría a las uniones homsexuales en una situación dificil ineviatblemente como jugando parte de una impostura, su relación, que puede adquirir diferentes formas legales y reconocidas dentro del amplio espectro que las leyes actuales contempla,n pero no la falacia de pretender ser una familia cuando son uniones, sin despreciarlas, estériles y incapaces de que su unión de cuerpos fruto de su reación “conyugal” pueda producir un nuevo ser humano y crear auténticos vínculos de paternidad. La naturaleza es así, aunque se tengan los mejores deseos y aspiraciones, no está en el diseño de la naturaleza la potencialidad de que esta unión genere hijos biológicos y si se recurre a técnicas de FIV por ejemplo o/y madre de alquiler, en nuestra opinión, en estos casos la víctima será el llamado hijo de la pareja homosexual, condenado a carecer de padre o madre, según el caso. Vemos todos los días mayores buscando sus verdaderos padres biológicos, una necesidad, ya estudiada, inherente a la persona humana, hasta ahora garantizada por las leyes. Incluso los donantes de semen/óvulos en muchas legislaciones están siendo obligados a identificarse y asumir sus responsabilidades ante un eventual hijo que así lo requiera. Hay cientos de juicios a clinicas IVF por este grave tema. Busquemos una solucuón más justa y provechosa para los individuos y la sociedad.
      Manuel Zunín

      Responder a este comentario

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *