Se estima que en el Reino Unido viven 170.000 mujeres y niñas que han sufrido mutilación genital (British Medical Journal 2015; 350:n167).