Observatorio de Bioética, UCV

Madres de alquiler en España

Informes / BIOÉTICA PRESS

Madres de alquiler en España
22 abril
10:46 2015

El Consejo de Ministros aprobó  la inscripción en el Registro Civil, ¿cuales podrían ser sus efectos?

El pasado 12 de diciembre el Consejo de Ministros aprobó que los niños nacidos de madres de alquiler pudieran ser inscritos en el Registro Civil. Esto abre la puerta para que parejas o personas individuales, que han recurrido a una madre de alquiler fuera de España, en alguno de los países en los que esta práctica está legalizada, puedan inscribir a los niños en el Registro Civil y así legalizar su paternidad.

Es esta una noticia con dos vertientes distintas que conviene analizar por separado.  La primera es la que atañe al hecho de la maternidad subrogada (madres de alquiler) y la segunda la que afecta al hijo.

Empecemos por la segunda, por la que afecta al hijo. Indudablemente una vez gestado y nacido el niño, con independencia del medio utilizado para producirlo, cualquier decisión jurídica que sobre él se adopte debe tender a buscar su propio bien. En este sentido, no cabe duda que permitir inscribir a ese niño nacido de una madre de alquiler, en el Registro Civil es un bien para él, pues le va a permitir incorporarse a una familia y consecuentemente disfrutar de los beneficios que ello implica. Por lo tanto, desde este punto de vista, nos parece que la decisión del Consejo de Ministros que estamos comentando debe ser bienvenida.

En cuanto a la primera, la maternidad subrogada, los problemas éticos y sociales que plantea son mucho más complejos.

En primer lugar voy a referirme a lo que considero éticamente más insostenible, que es la cosificación de la mujer, que dona su cuerpo para sea utilizado para una finalidad distinta a su propio bien. A nuestro juicio, tal práctica conlleva que a la madre de alquiler se le esté tratando como una mercancía, como algo que se puede comprar y vender, como una cosa, es decir, se la está cosificando. Algo incompatible con la dignidad de las mujeres y sus propios derechos.

En segundo lugar, un hecho si cabe, desde un punto de vista social tan grave como el anterior, es la injusticia social que la maternidad subrogada plantea.

De todos es sabido que en aquellos países en los que está legalizada la maternidad subrogada, es ésta una práctica económicamente muy costosa. En Estados Unidos, el precio básico para conseguir  uno de estos embarazos, es de unos 50.000 dólares y a partir de ahí puede ir aumentando en función de que el paquete que se ofrece incluya otras prestaciones, por ejemplo donación de óvulos o esperma, que se exijan unas especiales características físicas de la madre de alquiler, etc. Ello, claramente condiciona que acceder a la maternidad subrogada para conseguir un niño solo puede estar al alcance de personas de elevado nivel económico. Por otro lado, es obvio que las mujeres que prestan su cuerpo para gestar un niño ajeno a ellas lo hacen por razones económicas. Es decir, en gran parte de los casos la maternidad subrogada la disfrutan ricos que explotan a mujeres pobres. Una injusticia social insostenible.

En tercer lugar, hay que tener en consideración el objetivo trauma psíquico que se puede ocasionar a la madre que alquila su cuerpo. Hay datos suficientes para constatar que, aunque en un principio, la mujer que alquila su vientre está dispuesta a donar el niño tras el parto, durante el trascurso del embarazo se establece una estrecha relación entre ella y el niño gestado, por lo que la final no es infrecuente que desista de su intención de donar el recién nacido. Precisamente, el pasado día 13, en este mismo periódico, se publicó el caso de una madre de alquiler que tras gestar el niño se arrepintió de lo que había hecho y no quiso donar  a su hijo recién nacido. Este cambio de opinión de las madre de alquiler crea un problema social y ético difícilmente solucionable, pues, por un lado, daña económica y psicológicamente a las personas que han contratado a la madre de alquiler, pues sufren una gran frustración al no conseguir el tan deseado hijo,  pero también se infringe un daño a la mujer que alquila su útero, si se consigue arrebatarle el niño que ha gestado.

Es decir, es esta una práctica, la maternidad subrogada o madre de alquiler, con aspectos éticos muy negativos desde cualquier punto de vista que se considere, tanto para los padres biológicos, como para la mujer que alquila su útero, y para el niño gestado.

El Consejo de Ministros fomenta las madres de alquiler

Es por ello, que la decisión del Consejo de Ministros, que va a permitir que los niños nacidos de madres subrogadas puedan ser inscritos en el Registro Civil nos parece acertada, si únicamente se considera el bien del niño, pero por otro lado creemos que fomenta una práctica con graves problemas éticos, como es la maternidad subrogada.

justo aznarJusto Aznar

Director del Instituto de Ciencias de la Vida

Universidad Católica de Valencia

 

 

Madres de alquiler en España
Relevancia
Temáticas
Compartir

Acerca del autor

OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV

Artículos relacionados

9 comentarios

  1. Vicente
    Vicente mayo 03, 10:59

    1. La analogía de la luna es un absurdo. Primero aprendamos a separar entre ciencia y metafísica y luego continuemos, pues la religión de lo primero debería apartarse totalmente, sino que lo pregunten a Galileo.

    2. La ciencia avanza para dar solución y facilitar nuestra existencia, quiénes son ustedes para dirimir si una madre sin útero tiene el derecho a ser madre, y no hablo de parejas homoparentales y solteras porque puede que me manden la santa inquisición a casa.

    3. Sí que hablo, yo abogo por el amor “sano”, la felicidad, y el bienestar de los niños. Por lo que no lucho es por tapar escándalos como hacen algunos de sus obispos, ejemplo Mossouri… y lo que no sabemos. Eso sí traumatiza.

    Esto es por lo que debería ustedes luchar.

    4. Yo no soy teólogo y no voy a defender o atacar la teología sea o no postmoderna, pero yo veo en ella un mensaje de paz y amor, que ustedes tapan con odio, rencor y miedo.

    Por último, cito textualmente: “Tú y vuestra generación estáis convencidos de que el mundo debe seguir marchando según vuestros principios y hasta que toda vuestra generación no haya desaparecido no podremos librarnos del peso muerto que llevamos a cuesta, el que tú quieres cargar sobre mis espaldas. Padre, eres mi padre, y yo soy tu hijo, y te quiero. Siempre te he querido y siempre te querré. Pero lo que ocurre es que tú te consideras un hombre de color y yo me considero un hombre’’

    Tu te consideras un hombre de Dios y yo me considero una creación a imagen y semejanza de Dios Padre.

    Responder a este comentario
    • OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV
      OBSERVATORIO DE BIOETICA UCV Autor mayo 09, 11:12

      En primer lugar pedirle disculpas porque nuestro lenguaje de un correo anterior no fue muy afortunado.
      Refiriéndome a los cuatro puntos que usted comenta pienso lo siguiente:
      1. Efectivamente la analogía de la luna es un absurdo. Fue un error nuestro. Sin embargo, en la separación que usted indica que hay que hacer entre ciencia y metafísica hace una referencia al caso Galileo, que estoy seguro usted conoce bien, pero que podríamos comentar más extensamente si usted lo estima conveniente.
      2. Se pregunta que quien somos nosotros para dirimir si una madre sin útero tiene derecho a ser madre. Evidentemente nosotros no conculcamos ningún posible derecho de una mujer a la maternidad. Simplemente al hacer referencia a las madres de alquiler puntualizamos algunos aspectos éticos que pensamos que hay que considerar.
      3. Usted afirma que aboga por el amor sano”, la felicidad y el bienestar de los niños. Me gustaría sabe que entiende usted por amor sano”, es un tema importante a reflexionar. Yo me considero un ecologista sexual y creo que actuar dentro de lo que la naturaleza ha establecido es siempre mejor que salirse de ello. En cuanto al bienestar de los niños no dude que siempre pensamos en el bien de los niños producidos como primer aspecto ético a valorar.
      En cuanto a la referencia que hace a algunos obispos, como por ejemplo al de Missouri, creo que es un tema diferente al que estamos tratando y sobre el cual la Iglesia Católica se ha posicionado con claridad. Creo que no hay ninguna Institución que lo haya hecho más claramente.
      4. Usted afirma que no es un teólogo y yo tampoco. Soy un científico, mi currículo lo avala, interesado por los temas de Bioética, a la cual ahora me dedico con plenitud. Indudablemente estoy de acuerdo con usted que la fundamentación teológica de las acciones humanas conlleva en si un mensaje de paz y amor, como usted opina, lo que no sé es porque usted concluye que nuestro mensaje es de odio, rencor y miedo. Nada más alejado de nuestros planteamientos.
      Termina usted afirmando que “tú te consideras un hombre de Dios y yo me considero una creación a imagen de Dios padre”. Estamos totalmente de acuerdo, pero yo lo ampliaría más, yo no solamente me considero un hombre de Dios, sino un hijo de Dios.
      Muy afectuosamente.
      Justo Aznar.
      Director del Instituto de Ciencias de la Vida.
      Universidad Católica de Valencia

      Responder a este comentario
  2. Vicente
    Vicente abril 25, 08:13

    Aprended de buenos teólogos y luego opináis, que si fuera por muchos de vosotros aun estarías quemando brujas.
    http://www.gaychristian-europe.com/resources/homosexualidad-afirmacion-biblica.php

    Responder a este comentario
  3. vicente
    vicente abril 22, 20:16

    http://youtu.be/DOctwr5McJc

    Supongo que les encantará el anuncio, porque refleja la típica familia cristiana, donde la mujer elige tener 20 hijos y estar de ama de casa.

    Gracias a Dios! la sociedad no avanza en la misma dirección que ustedes. Por la igualdad, por la vida, por el amor y por las familias.

    Saludos.

    Responder a este comentario
    • Manuel Zunin
      Manuel Zunin abril 23, 12:31

      Te haces eco de Coca Cola, la cia multinternacional más lucrativa, que presenta su elaborado video como si fuera natural – siempre hay quien lo creerá -, el niño feliz de cocacola no se compadece con las amarguras y fracasos que estas nuevas paternidades producen en los niños. Irresponsabilidad de la empresa y mero protagonismo publicitario, quieren impactar y lo hacen cueste lo cueste.

      Responder a este comentario
    • Manuel Zunin
      Manuel Zunin abril 23, 12:49

      Creo que me estoy dirigiendo a una persona seria y con rigor intelectual, por lo que le pido que me fundamente este vídeo, elaborado en un laboratorio. ¿Tiene evidencias estadísticas para fundamentar lo que en ese vídeo se afirma? Esperamos su respuesta con interés para poder seguir dialogando.

      Responder a este comentario
  4. Jaime
    Jaime abril 22, 11:24

    “Vientre de alquiler” es peyorativo, mejor GESTACIÓN SUBROGADA. En USA, con décadas de experiencia, la gestante elige a los futuros padres, no al revés. Ella tiene que haber sido madre (embarazos sin problemas), tener estabilidad económica, etc. Los principales costes son para el pago de tarifas médicas, abogados, seguros, viajes, estancias. A las gestantes se las compensa por los nueve meses de embarazo, no se lucran. En otros países se cometerán abusos, seguro. Y por ello una buena regulación en España los evitarían. Gracias!

    Responder a este comentario

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *