Por primera vez un gay acude a FIV y a subrogación: ahora es padre de un bebé que es su hijo y su hermano a la vez, pero no tiene madre biológica conocida.

Miles hijo de gay,  nació hace 8 meses, concebido por fecundación in vitro, fecundando un óvulo de una donante desconocida con esperma de Kyle Casson. El embrión, así fecundado, se implantó en la madre de Kyle, que actuó como  madre subrogada. Por lo cual Miles fue dado a luz por su abuela.

El periódico inglés, The Telegraph del 7 de marzo, afirma, “La madre de un hombre gay, Anne-Marie Casson, de 46 años, ha dicho cómo dio a luz al bebé después de un embarazo subrogado,  por lo cual Kyle Casson, su hijo, se ha transformado en el primer hombre soltero que tiene un hijo a través de subrogación en el Reino Unido y el primero en utilizar a su propia madre como sustituta. Hablando públicamente por primera vez, Casson de 27 años, que trabaja en un  supermercado, dijo: «entiendo que no todo el mundo esté de acuerdo conmigo. Pero tengo un hijo y estoy muy contento. Mientras las personas tengan medios económicos, no veo por qué negar el derecho a ser padre a cualquier persona, independientemente de su tendencia sexual, siempre y cuando se pueda sustentar al niño, no veo cuál es el problema. Yo pagué por ello, no es dinero de los contribuyentes, soy dueño de mi propia casa y voy a volver a trabajar.»

Subterfugio legal

El artículo continúa analizando los aspectos legales del caso y afirma, “No es ilegal para padres solteros llegar a un acuerdo de subrogación, pero la ley les impide adoptarlos como hijos o incluso les niega el permiso legal para criarlos en el Reino Unido.”

Sin embargo, el Tribunal inglés no lo entendió así y sancionó la adopción solicitada por el padre biológico, respeto a lo cual el artículo manifiesta, “En un fallo del Tribunal Superior dictado la semana pasada, la jueza Theis dijo que bajo la Ley de Fertilización humana y Embriología del 2008, la cual rige los acuerdos de subrogación, la mujer que dio a luz al niño es la madre legal, su esposo es el padre, porque consintió el embarazo, y ambos son mencionadosen el certificado de nacimiento de Miles.”

El artículo señala otra dificultad legal, manifestando que “La ley estipula que una madre sustituta debe entregar un niño a dos padres ‘en una relación familiar perdurable’. Bajo la ley mencionada es un crimen entregar el bebé al padre biológico soltero.”

Pero el juez dictaminó, ‘que la adopción no violaba la ley porque el bebé y su padre estaban legalmente relacionados como hermanos’.”

Por fin se refiere el autor, a los muchos “críticos que han calificado la sentencia del juez Theis  como ‘dudosa’ y pidieron reformas urgentes para prevenir los abusos de la ley de fertilidad.”

Nuestra opinión

Sin entrar en los aspectos legales, consideramos que los derechos del niño y su dignidad quedan afectados por la sentencia, que lo priva de ser criado por un padre y una madre dentro de un ámbito familiar, único que permite un adecuado desarrollo de la persona.

Por otra parte, nos parece que la identidad del niño como persona se puede ver gravemente afectada al impedirle conocer quién es su madre biológica, por lo que la ley lo condena a ser un huérfano de por vida, sin mencionar la confusión a que queda expuesto Miles, entre los roles de padre-hermano, abuela-madre, abuelo-padre, madre biológica y subrogada, etc.