Parkinson, esta enfermedad es la segunda causa más frecuente de enfermedades neurodegenerativas. Su coste anual en Europa, en 2010, estuvo cercano a los 14.000 millones de euros y su repercusión en la calidad de vida de los pacientes y de sus familiares es incalculable (The Lancet 383; 1107-1109, 2014).