Observatorio de Bioética, UCV

Enfermos de sida y trasplante de órganos

Trasplante de órganos

Enfermos de sida y trasplante de órganos
12 diciembre
11:58 2014

Es sabido que los tratamientos antirretrovirales están permitiendo que los pacientes con el sida se conviertan en enfermos crónicos de larga duración. Esto hace que muchos de ellos puedan padecer a lo largo de su vida patologías concomitantes. Una que se da con frecuencia en ellos es el fracaso renal, que en ocasiones lleva a requerir  que sean tratados con diálisis  a largo plazo, en espera de un posible trasplante de riñón.

Sin embargo, un problema que se plantea  es si es éticamente aceptable que se puedan utilizar órganos donados para pacientes cuya perspectiva de vida es incierta, dado que existe una gran lista de espera en casi todos los países para personas no infectadas por el VIH que requieren el trasplante de algún órgano, lo que se piensa que puede ser médica  y socialmente más rentable.

Sin embargo, ahora Elmi Muller, una cirujana de la ciudad del Cabo, propone  utilizar órganos donados por pacientes infectados por el VIH. Este grupo de donantes en Sudáfrica puede ser grande,  dada la gran prevalencia de personas con sida existentes en ese país.

En relación con ello, Muller en 2008, realizó  el primer trasplante, a un paciente de una lista de 29 con sida, al que se le trasplantó un riñón de una persona también con sida. En este momento hay 55 personas más en lista de espera en estas mismas condiciones.

Los resultados iniciales parecen prometedores, pues tras la correspondiente terapia inmunosupresora, solamente tres pacientes han rechazado el órgano trasplantado.

En 2010, el equipo de Elmi Muller publicó los primeros resultados de esta novedosa práctica, comprobando que sus primeros 4 pacientes han sobrevivido sin complicaciones al trasplante durante dos años.

Indudablemente ante la carencia de órganos para ser trasplantados, no hay que olvidar que solamente en Estados Unidos hay más de 1000 pacientes esperando un trasplante de riñón, la propuesta de  Muller puede ser una solución para los pacientes con sida que requieren un trasplante renal, salvando así los problemas éticos que se podrían plantear si se utilizan donantes sanos para este tipo de enfermos (Nature Medicine 20; 1086-1088, 2014).

Enfermos de sida y trasplante de órganos
Relevancia

SINOPSIS: ¿Es éticamente aceptable que se puedan utilizar órganos donados para pacientes cuya perspectiva de vida es incierta, dado que existe una gran lista de espera en casi todos los países para personas no infectadas por el VIH que requieren el trasplante de algún órgano?

Temáticas
Compartir

Acerca del autor

Cristina Castillo Albarran

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *

Máster Universitario de Bioética

¡Inicio de plazo de reserva!

Vídeo explicativo del Máster

Visite Nuestro Canal de YouTube

Suscríbete a Nuestras Newsletters





Selecciona lista(s):

Bioética Press




Contacta con Nosotros:

Visite Nuestra Web en Inglés