La mortalidad por aborto en los países desarrollados es de 0,6 por 100.000 abortos. En los países en los que no se dispone de los necesarios medios clínicos es de 13% de todas las muertes. Además complicaciones más importantes se presentan en el  0,7 por 1000 abortos realizados en el primer trimestre de embarazo por aspiración, y complicaciones que requieren ingreso hospitalario o transfusiones se dan en 4 de cada mil abortos tempranos. Sin embargo, los riesgos aumentan a medida que el aborto se practica en embarzos mas tardíos y en mujeres de mayor edad, pues alrededor de 1 por cada 100 abortos del segundo trimestre presentan complicaciones importantes (British Medical Journal 2014; 348: f 7553).