Observatorio de Bioética, UCV

Un paso más en la selección eugenésica de embriones humanos.

Noticias / BIOÉTICA PRESS

Un paso más en la selección eugenésica de embriones humanos.
01 septiembre
19:02 2013

Es sabido como en el momento actual, dentro de los protocolos de fecundación in vitro, se seleccionan por diversas técnicas los embriones de mayor calidad para ser implantados, una técnica claramente eugenésica y por tanto opuesta a las más elementales normas éticas.

Sin embargo, dichas técnicas se presentan como avances espectaculares de la ciencia que van a contribuir a mejorar la eficiencia de la fecundación in vitro, al poder elegir a los mejores embriones para ser implantados, avances que suelen ser aceptados, no solo acríticamente sino con entusiasmo por la sociedad. A esta aceptación social contribuye de forma decisiva las declaraciones de especialistas médicos inmersos en el no siempre trasparente campo de la procreación asistida.

En relación con ello, se acaba de comunicar en el Congreso se  la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriológica (ESHRE), celebrado durante la segunda semana de julio en Londres, que se ha puesto a punto una técnica que sirve para analizar el genoma completo de los embriones a los siete días de vida, lo que permite seleccionar aquellos sin  anomalías cromosómicas para ser implantados.

El primer caso en el que se ha utilizado esta selección genómica ha sido el del matrimonio estadounidense de David Levy y Marybeth Scheldts, que tras repetidos fracasos para conseguir un hijo por fecundación in vitro, realizados en la clínica Main Live de Filadelfia, decidieron trasladarse a Oxford para que los investigadores del NIHR Biomedical Research Centre pudieran poner en práctica su técnica de selección genómica. Para ello, se produjeron  13 embriones por fecundación in vitro, analizando en cada uno una célula a los siete días de vida embrionaria. Tras el análisis del genoma de los embriones producidos, encontraron tres embriones que no padecían anomalías genómicas, de ellos implantaron uno y el pasado 18 de mayo nació Connor, que naturalmente era un bebe sano.

De lo que no se hace referencia es del destino de los 12 embriones restantes, también hijos del matrimonio Levy-Scheldts.

Un nuevo paso para la selección de embriones humanos, algo que nos puede conducir  a experiencias tan inaceptables éticamente como las que se muestran en la conocida película de 1997 Gatacca.

 

Acerca del autor

Cristina Castillo Albarran

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *