Observatorio de Bioética, UCV

El fiasco de las células madre embrionarias

Breverías / BIOÉTICA PRESS

El fiasco de las células madre embrionarias
18 noviembre
16:05 2012

Durante años, la compa­ñía Geron había afirmado estar a la vanguardia de las empresas de California dedi­cadas a la investigación con células madre. Así que fue una sorpresa cuando anun­ció el 14 de noviembre que tiraba la toalla. Sus acciones cayeron un 20 por ciento al día siguiente, pero eso no fue nada comparado con có­mo debieron decaer los áni­mos en la agencia de Cali­fornia de Células Madre -el Instituto de Medicina Regenerativa (CIRM)-, que unos meses antes había concedi­do a Geron un préstamo de 25 millones de dólares para financiar el primer ensayo humano con células madre para lesiones medulares.

Desde este anuncio, la agen­cia se ha dedicado a tranqui­lizar a los que confiaban en Geron: tales problemas téc­nicos ocurren cuando se es­tá en la vanguardia de la ciencia. Jonathan Thomas, presidente del CIRM, dice que “nos mantenemos fir­mes en nuestro compromiso científico”. La aprobación del préstamo en mayo pasa­do había estado precedida por lo que la agencia califica de “robusta” revisión del proyecto. Pero Geron ya ha­bía interrumpido un ensayo clínico que solamente había incluido cuatro pacientes.

Así que estamos hablando de meses de esfuerzo des­perdiciado por los investiga­dores de CIRM y Geron, de decepción para los pacientes y, posiblemente, de un im­portante revés para el cam­po de las células madre em­brionarias. Thomas señala que Geron tomó su decisión por motivos financieros, no a causa de retrocesos cientí­ficos. Sin embargo, para una empresa de I+D las conside­raciones financieras siempre incluyen juicios científicos, y Geron debió de concluir que las perspectivas de be­neficios de las terapias con células madre se alejaban.

El fiasco de Geron pone de relieve viejas y nuevas cuestiones acerca del futuro del CIRM, que se prepara pa­ra pedir a los votantes de California más millones de dólares para complementar su original emisión de 3.000 millones de bonos autoriza­dos por los votantes en 2004.

Al CIRM le gusta compa­rarse con una agencia biomédica federal, pero es dife­rente a los NIH, por ejem­plo. Las responsabilidades de los NIH son lo suficiente­mente amplias como para que hagan juicios desintere­sados sobre los programas y enfoques científicos. El CIRM, sin embargo, fue di­señado desde el principio para centrarse en el estrecho campo de la investiga­ción con células madre.

Hay evidencias de que el CIRM, ansioso de mostrar sus progresos, restó impor­tancia a preguntas legítimas sobre la situación de Geron y el diseño de sus ensayos. Tal ansiedad surgió de la campaña de la Proposición 71, que inundó a los votan­tes de California con prome­sas exageradas de curas para enfermedades como Alzheimer, Parkinson, diabetes y parálisis medular.

El año pasado Geron ob­tuvo la aprobación de la FDA estadounidense para empezar a inyectar a lesio­nados medulares células embrionarias. Algunos in­vestigadores cuestionaron el diseño de su ensayo clínico, e incluso si la lesión medu­lar era el mejor campo para las primeras pruebas de te­rapias con células madre embrionarias en humanos.

CIRM no dio a conocer de antemano que Geron era el solicitante del préstamo, ni que su propio panel de re­visión científica había otor­gado una calificación cientí­fica de tan sólo 66 sobre l00 al ensayo de Geron.

Habría que preguntarse si Geron era el socio adecuado para CIRM. La empresa nunca ha registrado benefi­cios desde su fundación en 1990. Eso no es inusual en­tre este tipo de empresas, pero Geron también ha teni­do agitación interna. Su di­rector desde hace mucho, Thomas Okarma, entusiasta de la investigación con célu­las madre, dejó el cargo en febrero. El nuevo consejero delegado, John Scariett, no llegó hasta finales de sep­tiembre; seis semanas des­pués desenchufó los progra­mas de Geron con células madre y redirigió la investi­gación al cáncer. (Los Angeles Times, 7-XII-2011. Traducido por DM y publicado el 20-XII-2011).

 

El fiasco de las células madre embrionarias
Relevancia

SINOPSIS: La compañía Geron desiste en la investigación de células embrionarias

Temáticas
Compartir

Acerca del autor

Cristina Castillo Albarran

Artículos relacionados

0 comentarios

Escribe un comentario

Su email no será publicado.
Los campos requeridos están marcados *

Suscribete a nuestros Newsletters

Selecciona lista(s):